Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

CELSA

Me pide mi amigo Soto que cuente la historia familiar del nombre Celsa.

Mi nieta se llama Celsa. No porque yo me llame Celso como mi padre (y mi hijo), sino porque hubo una Celsa, mi bisabuela, que tuvo mucho arte y fue una gran transgresora de las costumbres de su tiempo. Lo que sé de ella es por tradición familiar, hemerotecas y documentos familiares.
Celsa Fonfrede (Agniel de Fonfrede según otros documentos) y Blazquez-Dávila, nacida en Zaragoza sobre 1870 y fallece en Sevilla el 20 de Marzo de 1929.
Al parecer llega a Sevilla a finales del XIX formando parte de una compañía de variedades que actuaba en teatros de capitales. Era tiple, y formaba parte de un coro que debido a un estribillo de una Zarzuela famosa de aquella época, El Joven Telémaco, cantaba en camelo “…suripanta,  la suripanta/ maqui truqui de somatén./ Sun faribún, sun faribén/ maca trúpitem sangasiném”. Tan famoso se hizo el coro y aquellas tiples que empezarón a llamarlas “las suripantas” y años después la RAE hubo de incorporar la palabra a su diccionario.
Mi bisabuela Celsa, la “suripanta”, no perdió el tiempo en Sevilla pues dicen las crónicas que se casó por la iglesia con un famoso ganadero sevillano de reses bravas, Don Fernando de la Concha y Sierra, propietario de la ganadería de toros que llevaba sus apellidos, de caballos andaluces y terrateniente adinerado. De esta unión nace una hija, Concepción de la Concha y Sierra Fonfrede.
Don Fernando muere en 1887, poco después de casarse, heredando doña Celsa la vacada, convirtiendose desde entonces en la famosa “Viuda de Concha y Sierra” como empiezan a anunciarse sus toros, que pastan en la finca “La Abundancia”, en el termino de Puebla del Rio, a la orilla del Guadalquivir.
Por aquel tiempo el torero del que más se hablaba era un matador del barrio de la Alfalfa: Manuel Garcia Cuesta “El Espartero”, pues esta era la profesión de su padre.

El Espartero nació en su barrio, el 18 de enero de 1865; tomó la alternativa en 1885. Lo mató el toro Perdigón de Miura en Madrid el 27 de mayo de 1894, con 29 años. Quien quiera conocer detalles de la biografía de mi bisabuelo el torero puede empezar por aquí:      http://es.wikipedia.org/wiki/El_Espartero

Acudía a tentar al cortijo de “La Abundancia”, donde vivía la viuda. El torero estaba casado y tenía mujer e hijos, lo que no impidió que durante los últimos años de su vida viviera con mi bisabuela Celsa y esta se quedara embarazada de una niña, que nació sobre 1890, a la que pusieron por nombre Pilar (Doña Celsa era maña, devota de la Virgen del Pilar). Pilar Garcia Fonfrede, mi abuela, hermana de Concepción de la Concha y Sierra, la “tia Concha” de mi infancia.
Cuando murió el Espartero su hija Pilar tenía casi cinco años. Ambas hermanas Concha y Pilar vivieron juntas, en “La Abundancia”, en “La Pilarica” en Gines, o en Sevilla en la calle O,Donell, hasta que se casaron.
Mi abuela Pilar Garcia Fontfrede, era una mujer especial, divertida, graciosa, culta, original. Le gustaba la música, el arte, el juego, los caballos, la juerga. Fue una de las fundadoras de la Hermandad de Rocío de Gines. Se casó con Joaquín Pareja-Obregón Sartorius, mi abuelo, Conde de Prado Castellano y segundo hijo del VII Conde de la Sierra de la Camorra, de Antequera. Joaquín, Juan de Dios, Pilar, Celso (mi padre, llamado así por su abuela Celsa) y Manolo fueron sus hijos.

Es decir, mi nieta Celsa, se llama como mi bisabuela Celsa.
Espero no haberme liado mucho.


33 comentarios:

  1. pues desde aquí te animo a que escribas la historia de tu familia, será una bonita forma de homenajear a una saga con arte de la que han salido, toreros, músicos, poetas, cetreros, y todo tipo de majaretas en general. Sería una preciosa novela, o una película de cine con todos los ingredientes para triunfar: amor, celos, pasiones, toros, arte, música, andalucía... una bonita forma de contar una parte crucial de nuestra historia

    ResponderEliminar
  2. A poquito a poco a lo mejó...
    Dicen que Blasco Ibañez en su novela "Sangre y Arena" se basó en la vida de doña Celsa y El Espartero. El argumento es calcado, con otros nombres claro, pero cuanta la misma historia.

    ResponderEliminar
  3. Si, pero Blasco Ibáñez se quedó en El Espartero, y tu tienes mucha más perspectiva porque eres bisnieto de la protagonista y conoces la historia de cuatro (ya cinco) generaciones de tu familia. Ponte a ello, puede ser una bomba. Y mete siempre algún embuste de los gordos "entremedio", ese es un rasgo importante de la familia también...

    ResponderEliminar
  4. Me "encanta muchisismo" el embuste. Un buen embuste por gordo e inverosimil que sea, si se dice con naturalidad y sin dar un paso atrás, queda la mar de bien en cualquier biografía o en cualquier antepasado. Yo conozco unos cuantos que son estupendos, que dan lustre y esplendor y realzan la categoría del embustero.
    Cualquier día de estos meto uno mu gordo en el Blog... a ver quien se da cuenta antes.....

    ResponderEliminar
  5. Celso, por lo que más quieras, no dejes de escribir esa historia de la familia, con tu padre y con tus tíos incluidos. Escribes divinamente. Después de leer la historia de tu abuela La Suripanta, te digo: ¡un mojón pa Blasco Ibañez! .-
    EL PACIENTE QUE TE LEE TODOS LOS DIAS Y TU SABES QUIEN ES

    ResponderEliminar
  6. Querido amigo Anónimo (como decía Elena Francis), no sabes lo que significa para mi, que te guste como escribo. Te tiro un rentoy: ¡ a medias! Yo te cuento lo que me contaron y te doy datos, papeles, telegramas, fotos, etc, etc, y tu lo escribes.... (perdona mi atrevimiento).
    Creo humildemente que la historia tan bonita de esta rama de mi familia se merece un escritor con mayúsculas: A.B.B.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. por favor cuéntale a la audiencia la anécdota de tu Tio Manolo y la psicofonía: Paaaaacoooo, no hagas más paellaaaaaa....

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  16. Querido celso, que nieta mas mona,me acabo de enterar por tu correo y estoy aqui enganchada a la historia de porque se llama celsa... y de pronto... la del bello púbico????
    je,je..
    Que ilusión¡¡¡ disfrútadla mucho. Ella tambien tendrá su propia y bonita historia. Un beso enorme para ti y mami. martexu

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  19. usted perdone anonimo... que yo me referia a bello, de lo bello que es el vello¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  22. Asqueroso, groseso, maleducado y totalmente fuera de lugar hablar de esos temas en un post relacionado con el nacimiento de una niña

    ResponderEliminar
  23. he querido decir grosero

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias al señor que defiende la opinión de no hablar de estos temas en el portal del nacimiento de mi nieta.
    Quien está escribiendo esas entradas no tiene buenas intenciones ni respeto a mí ni a mi familia.
    Amparandose en el anonimato siempre ha habido muchos "bocazas".
    Lo siento por el, pero aquí no tiene sitio.

    ResponderEliminar
  25. ana pareja- obregón prieto26/1/11 14:55

    Buenooo…me parece que alguien se ha equivocado de foro para preguntar dudas y expresarse, no “miarma”?...este nuevo anónimo no nos gusta, eh?...me quedo con el primer anónimo que aparece en el blog, al que también animo a que coja el rentoy ( no sé si se dice así…) que le ha tirado mi padre para que escriba la historia de Dña. Celsa.

    Bueno, a lo que yo verdaderamente iba: soy Ana, la madre de Celsa.
    Quiero a corregir a mi padre ( padre, lo siento…)…porque no tengo más remedio que decir, que mi niña, se llama Celsa ( además de que a mi marido no le ha disgustado mucho el nombre y le ha parecido bien…), POR ÉL, porque lo adoro, porque no se puede querer más a un padre, y porque por él, muchos amigos suyos, a mi me han dicho “Celsita” desde que era chica, cosa que me encantaba…no me olvido tampoco de mi abuelo Celso, mi padrino , y por supuesto…de ese “peaso” de hermano Celso que tengo, que me tiene loca, y a la vez, él está loquito con su sobrina y futura ahijada! Así que, aunque a mi abuelo le pondrían Celso por “la suripanda”, yo se lo pongo a mi niña “por la panda” de Celsos que tengo más cerquita que a mi tatarabuela…

    Anónimo...escriba usted la historia de “la suripanda”, anda y gracias por su último comentario en el blog!!!!…y papá…no cuentes muchos embustes

    ResponderEliminar
  26. Po lo que yo digo, además de que la manzanilla del Bronce está buenísimaaaaaa, es que esta tu mu bien pa sé abuelo.
    Ahora mismito te mando "patipami" una cosita que se llama "Que tienes Habana, amor mío"
    Mancantado el ratito del medio día, una nieta bien vale "sartarser regimén, miarma"
    Antonio Castaño

    ResponderEliminar
  27. Gracias Pichini, más te quiero yo!!!! Tambien muchas gracias a David, por haber "tragado" con un nombre tan familiar y tan desconocido...
    Dale muchos besitos a Doña Celsa de mi parte... y silbale un poquito, que se acostumbre....

    ResponderEliminar
  28. Castaño tu si que eres un fenómeno de la madre naturaleza. Da gusto esta a tu vera y escucharte hablar.... eres Villanueva del Ariscal!!
    Ahora mismito te leo.....

    ResponderEliminar
  29. Enhorabuena, más vida para la vida

    ResponderEliminar
  30. Nuevamente he llorado un poco..Ana,no se puede ser más bonita que tú...
    Me siento tía,muy tía de esta niña que ha nacido porque sabes que siempre te he querido y ADMIRADO como a una hermana.
    GRACIAS, por ser como sois,a toda mi familia,que bendita sean la suripanda y el Espartero por "juntarse" y dar al mundo a to esta panda de artistas que tengo por familia.Me siento muy afortunada,de verdad...Bienvenida a la familia CELSA,vas a ser muy feliz.
    UN BESO.Os quiero.

    ResponderEliminar
  31. Curro Esquivias Franco7/2/11 22:07

    Estoy entusiasmado con tu bisabuela "la suripanta" tiple, que nombre mas bonito, y posterior viuda de Concha y Sierra, amancebada del Espartero y aventurera al fín; y no me cabe duda que el nombre de Celsa, raro en el género femenino, le iría quintiparao. No conozco a ninguna hembra humana de nombre Celsa, solo un barrio de Vallecas hacia el que sentí un gran apego durante una epoca, pero estoy seguro que tu recien venida será persona celebre cuando menos en nuestro sur, porque no escapará de la especial idiosincracia familiar, sino al tiempo. Por supuesto estoy con Soto en que tu singularisima familia puede servir de base a una obra literaria, y a una serie de ellas, no es algo que debas descartar, y nadie mejor que tu para componerla. En cuanto al otro tema que habeis tocado en estos comentarios, el embuste ohh !! ahí pierdo pie. El embuste requiere una sabiduria y un manejo de las artes de embaucación que hace que pocos lo ejecuten con soltura. Tu eres sin ningún genero de dudas, un gran embustero. Como un vendedor de elixires, sabes captar la atencion del público y tenerlo absorto a medida que el surrealismo fluye. Embustero con arte, con categoría, como lo era Pericón o Benito, de los que consiguen que a uno le guste que le engañen. Tengo dudas si perderia fuerza en el texto, creo que precisa de la interpretación, de la palabra y del gesto. Un beso

    ResponderEliminar
  32. Muchas gracias Curro por tus palabras y ¡que bien escribes, puñeta!
    Me alagas al considerarme "gran embustero", eso quisiera yo. Por lo pronto hago mis pinitos en el bello arte del embuste, sobre todo el embuste surrealista (como bien apuntas) y dirigido a un auditorio difícil y reacio a que se la metan... ahí me crezco. Te prometo editar una breve introducción dedicada a este bello arte, tan contrario y opuesto a la falsedad y las mentiras que corrompen nuestras inocentes mentes cada día en periódicos, televisión, etc, etc,
    Un beso Currito.

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.