Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

CURRICULUM VITAE (2)

Soy “políticamente incorrecto” y reconozco que mis costumbres son algo diferentes de la mayoría.
No me gusta viajar, me estresa, detesto sentirme turista. Los viajes en coche me marean, el tren va rapidisimo pero ya no lleva a ninguna parte, los famosos “cruceros” son  incomodisimas salas de fiesta flotantes, los aeropuertos parecen tanatorios modernos y ¡¡los aviones vuelan!! No me gustan las maletas, las mochilas, ni disfrazarme de coronel tapioca. La gente me dice “no sabes lo que te pierdes… las pirámides, los paisajes, las culturas, los museos…” y probablemente sea para ellos una afirmación incuestionable, pero no para mi. No me gustan los hoteles, sobre todo si son “con encanto” porque significa que están en medio del campo y son mucho más caros. Para mi, el mejor momento del viaje es cuando llego a mi casa de vuelta, me encanta.
Me gusta mucho caminar y todo lo relacionado con ir de un sitio a otro andando. Me gusta andar por la ciudad, por el campo, pero sobre todo por la playa, por la orilla del mar. Es uno de los placeres de la vida, caminar ensimismado en mis pensamientos, hablando conmigo mismo o con quien me acompañe; respirar aire puro; oír a los pájaros, el viento, un arroyo o un rebuzno de burro, pero sobre todo las olas, no hay nada mejor. Llevo muchos años caminando por la orilla del mar, casi siempre en la otra banda enfrente de El Rompido; a veces doy un trotecito para fortalecer el corazón y perder barriga. Cada día es diferente, la marea, el viento, el color del agua, las olas. Las gaviotas estoy seguro que me conocen, cada año se dejan acercar más y más, ya confían en mí.
Me gusta dormir en mi casa, en mi cama, ya sea en Sevilla o en El Rompido. La cercanía de mi gente, de mi familia, de mis amigos, me proporcionan sosiego y tranquilidad, me necesitan como yo los necesito a ellos. Mis libros, mi música, mi Mac, mis cacharros, mis papeles… preciso tenerlos a mano. Soy hombre de tascas de barrio más que de bares modernos. Me gusta observar a los parroquianos y suelo pegar la hebra y meterme un sus conversaciones, de esta manera aprendo a conocer a los hombres y mujeres cada día un poco mejor.
No me importa aceptar que mi cultura geográfica es cortisima, confundo muchos países de sitio, me lío con los mares y tengo que mirar los Atlas muchas veces para recordar donde esta Filipinas, por ejemplo. Me impresiona mucho la gran mayoría de viajeros que coleccionan países donde han estado dos o tres día y ya no vuelven, “yo ya conozco Checoslovaquia”, “ya he estado en Nueva York”… Yo me conformo con visitar los pueblos cercanos, las mejores bodegas del Aljarafe, la maravillosa Cadiz, la sierra de Huelva, hasta he ido a Portugal unas cuantas veces.
Además, y sé que esto que digo puede crear controversias, con la televisión se “viaja” a todas partes, no solo por los documentales espectaculares que hacen, también en las películas americanas se conocen muchas ciudades “perfectamente”, Nueva York y sus mil avenidas, Las Vegas y todos sus casinos, Londres y Paris con soltura, Sao Paulo  a vista de pájaro, las pirámides mejor que un faraón… hasta La China estoy “conociendo”…
(continuaré)


35 comentarios:

  1. qué te puedo poner ante la espera, que estés tranquilo. Yo soy la que más ha tardado en los partos del mundo..te quiero hermano.

    ResponderEliminar
  2. Imagino que cometas a menudo en la patera...a mi me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Esa es una filosofia,la de andar.
    Mientras nos dejen andar y no pongan rejas en las playas,que tambien le ponen rejas a todo.
    Me encanta andar por las ciudades,especialmente la mia claro,es donde mas estoy es donde mas ando,,

    ResponderEliminar
  4. La Patera es un gran esfuerzo que hacen Mari y Angel por salirse un poco de lo habitual de las playas. Comer o cenar sentados en la arena viendo los barcos navegar es un lujo.
    Espero que nos veamos por allí.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que algunos piensan como tu (y yo).
    Un abrazo muy fuerte, y esperamos el "Curriculum Vitae 3"

    ResponderEliminar
  6. Se agradece la comprensión amigo Anónimo. La verdad es que escribir estos trozos de CV me sienta muy bien, estoy exponiendo egoistamente lo que pienso, quizá con la intención de cambiar algo de esta sociedad aborregada y manipulada, o quizá con la intención de que alguien como tu me comprenda y me de la razón. De todas formas me está sentando muy bien animicamente escribir Blog o Cuaderno o lo que quiera que sea.
    Un abrazo muy fuerte también de mi parte y cuanta con el CV 3.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  7. un amigo mío, medio filósofo, dice que la gente que viaja tanto es que no está a gusto en su casa. Y yo, que siempre he sido muy aficionado a los viajes, cada día le doy más la razón. El turismo es una actividad casi siempre ridícula que tiende a aborregar a la gente llevándola de un lado para otro sin otro objetivo que sacarle la pasta. Viajar es otra cosa. Viajar es abrirse a nuevos mundos, nuevas culturas, nuevas músicas, nuevos sabores...aprender de otras gentes, dejarse bañar por otras formas de entender la vida, pero para eso hace falta tiempo, y también hace falta curiosidad y ganas de crecer espiritualmente, y eso, por desgracia, lo vamos perdiendo con los años. Al final somos esclavos de nuestro pequeño mundo, de nuestras pequeñas costumbres domésticas, en definitva, estamos "domesticados" por un sistema de vida alienante y manipulador que nos quiere convertir en meros consumidores, números, gente plana, sin rebeldía, sin pasión, sin animo para cambiar nada, y lo malo es que lo están consiguiendo...

    ResponderEliminar
  8. El viajero nunca debe tener un programa predeterminado, nuca una ruta marcada, jamás una fecha de llegada, ni siquiera un objetivo muy preciso. Viajar debe ser dejarse llevar por la intuición, por la curiosidad, por los sentidos (vista, olfato, gusto...), viajar debe ser preguntar y agradecer la respuesta, observar y respetar costumbres, nunca profanar ni imponer normas ni querer dejar huella de nuestro paso. Creo que nuestro equipaje ha de ser cada vez más liviano, que debemos ir despojandonos y cediendo lo que no necesitemos. Si es posible, al regresar volver "desnudos, como los hijos de la mar".....
    Gracias Soto, se que eres un verdadero y autentico viajero amante de la Naturaleza, ya sea a caballo o de peon. Tu tienes tiempo y curiosidad, cultura y música suficiente dentro de tí para dar varias vueltas al mundo.

    ResponderEliminar
  9. Sabes querido Celso?, al principio te iba a dejar un comentario de guasa, evidentemente estando totalmente de acuerdo contigo, pero a medida que seguía leyendo, más reflejado me sentía y me veía. Has conseguido que martilleen en mi cabeza las veces que mi señora esposa me dice que soy un triste y un inculto por no querer tener esos viajes de sueños con los que dormitan la mayoria.
    Pero me has alegrado el alma al pensar que no soy un bicho raro.
    Me gusta y me apasiona llegar a mi casa, ese es mi viaje preferido, también mis tintos coroneles en "el rinconcillo" con un pavía, mi cervecita en el "sol y sombra" con un solomillo al ajo, el campo, un mediodía en "Majavieja" con los toros en las cercanías y navajazo al queso y pellizcaso de pan de pueblo, el Rocío y mis amigos, los amigos de las cofradías, y cuando se "encarta", bordar el compás del tiempo en copas, en copones de balón fresquitas con mucho hielo y acompañado de buenas gentes.
    Lo has bordao mi amigo¡¡¡¡¡
    Que Dios te bendiga.
    Yo también soy un raro.

    ResponderEliminar
  10. OLE TU! Para mi los "bichos raros" (con todo respeto) son aquellos que no aprecian esas cosas que tanto nos gustan a nosotros, y en cuanto tienen unos días de descanso o un poco de dinero, como no cojan un avión que los lleve a un sitio cada vez más incomodo no se quedan tranquilos.
    Yo los espero por aquí, que vengan y que me cuenten lo que me he perdido...
    Que Dios te bendiga a ti... y a los turistas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. No cabe duda que como en la cama de una es donde mejor se duerme, y que viajar en plan turismo borreguil es un horror, pero difiero de vosotros en vuestra forma de ver "un viaje". Yo disfruto enormemente conociendo nuevos sitios, nuevas costumbres, nuevas personas. Me apasiona perderme por ciudades admirando sus maravillas y observando a su gente. Para mi un viaje es aprender. Hay 2 sitios de obligada visita cuando llego a una ciudad que quiero conocer: el Museo y el Mercado. La última: Florencia. La emoción que sentí cruzando el conde Vecchio, viendo en directo los techos del baptisterio o cruzando el ponte Vecchio, no se puede describir. Lo mismo que perderse por Oltrorna, escuchar música en alguna de sus plazas o comer en una tasca dentro del Mercado. Viajar es una maravilla, pero hay que saber hacerlo. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Tu viaje a Itaca..... lo tenemos pendiente, primita...
    Estoy de acuerdo contigo en lo de los Museos y los Mercados, añadiría las Estaciones de trenes y las Librerias de viejo.
    Te quiero Delia

    ResponderEliminar
  13. ana pareja- obregón prieto9/2/11 17:29

    Pues a mi me pasan las dos cosas...me encanta viajar, de la manera que habéis descrito perfectamente ( Delia, Soto...) intentando no ser "muy turista", pero disfrutando de conocer cosas/sitios nuevos/distintos, su gente...y me encanta la vuelta a mi casa/mi cama/mi sofá...disfruto de todo!
    Tengo que reconocer que me gustan los viajes cortitos...el viaje de novios me vino un poco largo...estaba loca por estar en mi nueva casa con mi marido!...no lo puedo remediar...

    ResponderEliminar
  14. Curro Esquivias Franco9/2/11 20:14

    A mi si me gusta viajar, el valor principal que para mi tiene es la emocion por salir de la rutina, por lo desconocido, que me encontrare ? me gustará ? a que personas conoceré ? eso si, se han de dar dos condiciones para que yo viaje: una encontrarme animicamente bien y carente de preocupaciones que me inquienten; eso del viaje como terapia, a mi no me sirve; y segunda, ir en buena compañia, entendida como personas afines a uno y que pueda compartir con ellas las excelencias o maldades de lugares, personas, animales, comidas o lo que quiera que el viaje nos depare. Un buen hotel es algo que me chifla, me encanta que me sirvan y que lo hagan bien, pero soy respetuoso y educado y si mi compañero/a de viaje no lo es, me molesta mucho. Tengo que reconocer que soy de los que limpia la habitación, el neceser hasta las trancas y tampoco perdono toallas y ceniceros, va en el precio, me digo para tambien limpiar un poco la conciencia. Cosa bien diferente es el viaje por obligación, que ya no es viaje sino desplazamiento y si ademas se hace con frecuencia y al mismo destino suele ser bastante horrible. Curiosamente hay gente que este continuo trasiego les hace sentirse importantes. Fijaros en la gente que sale de las terminales con el movil en la oreja, tono de voz alto para que le oigan y acarreando su maleta de ruedas, bien de marca o de tienda china pero lo que es invariable es la cara de importancia. Bueno no quiero aburrir, la verdad es que me hubiera gustado viajar mas en los 52 tacos que tengo.
    PD. Me gusta mucho este blog o cuaderno de mi querido Celso

    ResponderEliminar
  15. Gracias Currito, te puedo decir con conocimiento de causa que viajar junto a ti, (contigo) es un verdadero placer. No importa el destino ni el vehículo desplazador: da gloria estar a tu vera. Sé que te gusta el orden, la educación, el respeto, la limpieza (incluso la "limpieza" de útiles hoteleros), comer bien sentado y con servilleta al cuello, la larga sobremesa y el cante flamenco de nuestros mayores, sobre todo si estamos en tierra extraña.
    Tu eres muy viajado, conoces paises lejanos, creo que has estado hasta en las américas con muy buena compañía, dejando tu huella (por esa parte te envidio, por ser tan buen padre como eres).
    Importantisimo viajar con el alma impoluta: en las aduanas además de un escaner de armamento nuclear debería haber un detector de "pecados mortales", y no dejar salir a los "pecadores".
    Los tontolavas de hacerse notar estén donde estén yá sea hablando por telefono o con quien le quiera escuchar, en el fondo son o maleducados o acomplejados. Hay una buena medicina que es acercarse educadamente y decirles en voz atemperada: "Por favor señor señor, ¿puede usted bajar el tono de voz? Es que soy criador de anátidas en la Patagonia, donde como usted conoce, ahora comienza el periodo de celo de las hembras, y necesitan intimidad y recojo..."
    Un beso Curro.

    ResponderEliminar
  16. El viaje a Itaca lo emprendimos ya hace mucho tiempo. Pero recuerda que cuando emprendas tu viaje hacia Itaca debes rogar que el viaje sea largo, lleno de peripecias, lleno de experiencias. No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes, ni la cólera del airado Posidón. Nunca tales monstrucos hallarás en tu ruta si tu pensamiento es elevado, si una exquisita emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.
    Los lestrigones y los cíclopes y el feroz Posidón no podrán encontrarte si tu no los llevas ya dentro, en tu alma, si tu alma no los conjura ante ti.
    Debes rogar que el viaje sea largo, que sean muchos los días de verano, que te vean arribar con gozo, alegremente, a puertos que tú antes ignorabas.
    Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia y comprar unas bellas mercancías: madreperlas, coral, ébano y ámbar... y perfumes placenteros de mil clases.
    Acude a muchas ciudades de Egipto para aprender y aprender de quienes saben. conserva siempre en tu alma la idea de Itaca; llegar allí, he aquí tu destino.
    Más no hagas con prisas tu camino: mejor será que dure muchos años, y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla, rico de cuanto habrás ganado en el camino.
    No has de esperar que Itaca te enriquezca: Itaca te ha concedido ya un hermoso viaje. Sin ella, jamás habrías partido: más no tiene otra cosa que ofrecerte.
    Y si la encuentras pobre, Itaca no te ha engañado. Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia, sin duda sabrás ya qué significan las Itacas.

    ResponderEliminar
  17. Curro Esquivias Franco10/2/11 16:26

    Celso, mira lo que son las cosas..
    Hice lo que me decias y en el aeropuerto del Prat abordé a un individuo con maletín que le vociferaba a una blackberry, y con suma delicadeza le largue lo de la Patagonia. El hombre se detuvo, dibujo el puente de triana con las cejas, me miro de arriba a abajo y me espetó: ¿ No se será Ud. conocido del Dr. Pareja-Obregón ? cuando le dije que si, se mostró muy amable, me llevó a un rinconcito donde me ivitó a un café, sacó unos folletos y trató de venderme un pedido de pienso para patos. Casi compro..., no entré al trapo pero estuve hocicando un buen rato.

    PD. Hay que ver las cosas tan bonitas que ha escrito Delia. No sé si son suyas o de la misma Atenea, pero el resultado es el mismo, te llegan al alma

    ResponderEliminar
  18. ¡A ese tipo lo conozco yo! Fue el que me colocó la parcela en la Patagonia y los putos patos.... ¡¡ un "artista" !!
    Delia no solo escribe bien, es que tiene Arte del bueno, heredado de mi tio Juan de Dios.
    Por cierto Delia ¿que c...o son los lestrigones? (El premio es de categoría....)
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. No es Atenea, es Cavafis, o eso me parece.
    Aunque me encantaría que fuera de mi hermana. Pero el poeta es inconfundible.
    Me encanta este blog. Todos os expresáis de maravilla. En mi caso, odio viajar, menos mal que los viajeros me contaran que se cuece por ahí. El avión me aterra. Fobia. Cruzando el Puente Triana ya estoy lejos, y para crucero un paseito por el rio Piedras y si veo los delfines en la bolla de recalá, ya no envidio nada. Un beso, primo. Y a la poeta de Alejandría otro beso que también escribe muy bien.

    ResponderEliminar
  20. ¡Mira si soy trianero! Na ma que paso der puente, ya me siento un extranjero...

    ResponderEliminar
  21. Gracias Curro, pero no son merecidas, ya querría yo poder escribir así!. Lo que escribí es de un poeta griego que se llama Kavafis, (como bien ha acertado mi hermana). Esta poesía es mi preferida. Bonita ¿verdad? sobre todo que aporta mucho. Son de las cosas que lees y lees millones de veces y siempre sacas algo nuevo. A Celso se la regalé cuando cumplió 50 años, "para que siempre fueramos juntos viajando hacia Itaca".
    Celso, sobre lo que son los lestrigones (con o sin premio) te lo cuento en otro comentario ¿vale?
    ¿Eres el hermano de Pilu?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. pizco ybarra11/2/11 09:08

    Ja,ja,ja,ja Gracias

    ResponderEliminar
  23. Los lestrigones (con o sin premio) y los cíclopes en la mitología griega son gigantes.
    ¿y que significado le quiere dar Kavafis en este poema? Yo os voy a dar mi versión, ya que cada uno puede sacar sus propias conclusiones.
    El poeta hizo un relato de la historia de Ulises en su retorno a Itaca pero interpretándola desde el verdadero sentido de la vida. Itaca es la vida misma, nuestros sueños, nuestras metas, el final del camino... La vida es lo mejor que tenemos y a veces la dejamos pasar sin pena ni gloria, dejamos que la rutina y las penas nos anulen y nos olvidamos de lo que verdaderamente tiene importancia.Lo más importante es vivir el hoy, hacer que cada uno de nuestros dias sean vividos intensamnete, como si el mundo fuera a acabarse manaña. Si vivimos cada día con ilusión, si somos capaces de disfrutar de cada momento, de conseguir sacar la parte positiva que todas las cosas tienen, al final de nuestras vidas nos sentiremos satisfechos. Porque al llegar a una meta comprenderemos que hemos disfrutado más con lo uqe nos ha aportado el camino que la satisfacción que nos ha producido llegar. Los lestrigones y los ciclopes pueden ser personas que te ponen zancadillas para que no consigas tus sueños o bien, uno mismo, con su propio pesimismo, su apatía, que hace que la vista se nuble y no veas claro cuales son las verdaderas cosas importantes de la vida.
    Bueno, me he enrollao mucho, es que me encanta hablar de Itaca.
    Yo os animo a volver a leerla, que sienta muy bien.
    Besos, Delia.

    ResponderEliminar
  24. Curro Esquivias Franco11/2/11 20:30

    En mi ignorancia pensé que era un fragmento de La Odisea. Desde luego Kavafis que ya me he informado que era un agente de bolsa y funcionario estatal alejandrino del siglo XIX, estaba sembrao, y esa interpretación que das, es tan hermosa como el propio poema, por lo tanto Delia, tu tambien. La verdad es que te hace reflexionar mucho y aunque es un poema animoso y optimista, tambien da un poco de cangueli por que tanto los lestrigones como los cíclopes son canibales, por lo que se entiende que uno puede ser devorado por sus propios miedos e inseguridades. Gracias
    Si, Pilu es mi hermana, a la que adoro por cierto. Besos y abrazos para todos

    ResponderEliminar
  25. CURRO, no mientas que tu sabes muy bien que los lestrigones son como unas navajas que se cogen en el barro de los caños del Rompido y de Punta para la mejor pesca de fondo de nuestras rías. También se les llama a unas feísimas y bastísimas ostras gordas especializadas en rajar pies de incautos bañistas.
    Lo de los cíclopes caníbales me suena a camelo gordo. Yo, que soy un gran observador de la naturaleza, nunca me he cruzado con cíclope alguno... y mira que yo me he cruzado con gente...
    Ruego que en este Blog se mienta lo menos posible, siempre que eso sea posible, ¡vamos, digo yo!

    ResponderEliminar
  26. ¿Kavafis era agente de bolsa ? ¿Alenjandrino?
    ¿USTEDES SE CREEN QUE YO SOY TONTO?
    Kavafis era el que se trajo el champan a cataluña. Era monje, vivia un una gruta bajo tierra, y le gustaba el alpiste...

    ResponderEliminar
  27. ESE ERA "CAGAFÍN" , QUE TE EQUIVOCAS, Y NO TRAJO CHAMPAN SINO "CAGA CATALÁN".

    ResponderEliminar
  28. Curro Esquivias Franco11/2/11 23:34

    Querido galeno, en un asunto tan serio y de tanta enjundia como la alimentación del cíclope no mentiria yo jamás. Te recuerdo que en el canto IX de la Odisea Polifemo se jincaba a los colegas de Ulises de tres en tres, vamos que hasta que no lo dejaron ciego no paró. Y del bueno de Constantino Kavafis que te voy a contar, si el hombre era funcionario del ministerio del riego que culpa tengo yo, ademas era gangrena, frecuentaba los burdeles para bisexuales de Alejandría y fue un icono de la cultura moña en los años 60. Era un fenómeno.

    ResponderEliminar
  29. Pues a mí me da iguá que el pobre hombre fuera agente de bolsa y´... ¿gangrena? (no he oido jamás esa palabra, pero me lo imagino). Pero su vida tuvo que ser muy interesante. Nació en Grecia, vivió en Inglaterra y terminó sus dias en Alejandría, me imagino que esta ciudad le inspiraría más. Desde que me enteré, sueño con visitarla algún día. Creo que allí tambien se cogen navajas, Celso, pero navajas muy ilustradas, date cuenta que se nutren de los restos de la biblioteca... El caso es que escribió "Itaca", de los poemas más hermosos que se han escrito. Tiene muchos otros pero para mi gusto muy tristes. "Alejandría" lo debeis leer tambien, sobre todo emocionará, y hasta hará llorar a alguien que haya perdido a un gran amor, más bien que lo haya dejado escapar.
    Ah! y dejad de hablar del cava catalán que le estais haciendo propaganda gratis y no se lo merecen!! Buen fin de semana. Os espero en El Rompido tomando una cervecita en la Fernandi.

    ResponderEliminar
  30. Curro Esquivias Franco14/2/11 19:51

    Este fin de semana he leido versos de Kavafis, que es un hombre que ya me cae bien. He leido las traducciones y comentarios de un poeta colombiano que se llama Harold Alvarado Tenorio, y la verdad me ha costado mucho y me cuesta cogerle el hilo a este alejandrino con nombre griego. He leido aquellos que se refieren a Alejandria como metafora del destino, posteriormente la etapa de Alejandria mítica con referencias historicas para explicar su universo particular. De esta etapa me ha gustado mucho la semblanza que hace de Cesarión, como lo idealiza y como le apena que la historia apenas lo mencione, en contra partida con el resto de Ptolomeos. Tambien me han gustado los epitafios y su triste tratamiento de los recuerdos amorosos, donde destaca el goce de lo carnal, aunque nunca encuentra recompensa. En fin como esto iba en un principio de viajes, agradezco a Delia haber hecho este viaje interior al que este tipo de lectura te suele llevar

    ResponderEliminar
  31. No hay de qué. Las relaciones humanas y lo que aportan, son uno de los beneficios que trae este invento de los blogs. ¿blogs? ¿He dicho Blogs? ¿Alguien me puede decir qué significa esta palabra? Soy una aficionada al inglés y por más que la he buscado en el diccionario no la encuentro. ¿Os habeis puesto a pensar cómo ha cambiando nuestra forma de hablar desde que se inventaron los ordenadores? En cualquier conversación normal hoy en día podemos decir: meil,guguel, blasberri, megabai, jiga, yajú... ¡PARECEMOS TONTOS! (y tontas para que no se enfade Bibiana)

    ResponderEliminar
  32. Viene de las palabras en inglés web y log, web-log. Log, en inglés digamos que és diario de navegación de un capitan (Celso), es decir también el libro de bitácora. De ahí, que como el capitán en este caso Celso, pone su diario en la web, se unen las palabras y sale "blog" acortándolas.
    ¿Me he explicado bién?
    Leeros el cuarteto de Alejandría de Lawrence Durrel, que escriben mucho del poeta que os interesa tanto. Es una joya para los lectores.
    R.P-O

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.