Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

RECETAS DE COCINA: ARROZ CONTRA INFARTOS

Esta receta, aunque recogida y escrita por mi, es original de mi padre, que la realizó con frecuencia durante muchos años de su vida. En su memoria.


ARROZ CONTRA INFARTOS

Ingredientes:

·      Una huerta en Coria del Rio.
·      Un pozo de agua fresca.
·      Arroz de la Abundancia.
·      Aceite del Molino de Gines.
·      Mosto del Aljarafe.
·      Aceitunas aliñas.
·      Una guitarra.
·      Buenos amigos.

Tiempo: sin prisas. (Si no llego a almorzar, cena y te acuestas……)

Modo de hacerlo:

Por la mañana, con la fresquita, se entretiene uno en ir escogiendo las más bonitas verduras y hortalizas de la huerta: cebollas, pimientos, ajos, tomates, zanahorias, calabacín, puerro, nabos, alcauciles, judías verdes, una hermosa lechuga…
Después de enjuagar todo en un barreño con fresca aguita del pozo, ponemos a hervir un caldo con zanahorias, puerros, nabos y judías verdes, que lo dejamos borboteando tranquilamente, añadiendo agua siempre que haga falta.
Ponemos el mosto a refrescar en otro barreño.
Vamos a ir picando menudito lo que será el refrito: sacamos del barreño las cebollas, los pimientos, los ajos, el calabacín, los tomates, más judías verdes…. Pelamos y troceamos los corazones de los alcauciles.
Miramos al cielo, mediodía, el Angelus… es el momento de tomarse un mostito. ¡Que bien huele el caldo!
Como por arte de magia empiezan a llegar los amigos. Mosto y aceitunas aliñas para todos. Se admiten sugerencias culinarias.
Al fuego lento un perol más ancho que alto, vamos a ser generosos con el aceite, en el que se recreará un refrito mayúsculo con pimientos verdes y rojos, cebolla, ajos, y un poco más tarde judías verdes, calabacínes, tomates y los alcauciles, todo a fuego medio, muy despacio, que se cocinen con sus propios jugos. Ahora sal y pimienta.
Alguien a cortado unos tomates verdes y la lechuga que nadaba en agua fresca, para aliñarlos y exponerlo al público presente, que lo celebra con unos buenos tragos de mosto.
Han de estar bien tiernos los alcauciles y las judías, envueltos en abundante refrito para que nos decidamos a incorporar el arroz, a taza grande por persona, marearlo bien con una copita de mosto y comenzar a añadir el caldo majestuoso. ¿Cuánto? Lo que vaya pidiendo. El fuego de más a menos, que no se debe pasar el arroz.
¿Quién ha sacado la guitarra? Que más da: ya suena el compás por sevillanas rocieras y se llena la huerta con el vozarrón marismeño de Manolo El Rano.
El mosto fresco esta de Arte.
Un manitas se entretiene en picar toda la verdura del caldo y añadirla como adorno por ecima del arroz. Cinco minutos de reposo….. toda una vida por delante.
¡Viva la Virgen del Rocio!


5 comentarios:

  1. Anoche me propuse no escribir en tu blog por unos días, ya sabes lo pesaíta que soy, yo también lo sé, pero celso ante tanto arte y siendo en la memoria de papá,¿quién puede resistir la tentación?..yo no..Van a hacer diecisiete años que está quieto...!!quieto!! en San Fernando, pero vivo en todos nosotros, con sus cosas que recordar no quiero, me quedo como tu con los espléndidos momentos que nos ha dejado para siempre. Tu magnífico arroz contra infartos, su música, su pericia para todo.......su alegría de vivir, recuerdas..su amigo Joaquín Zapata, seis hijos y ni un duro, hereda un patrimonio de una tía centenaria de su mujer, imaginaos, y van al duelo de ésta señora mi padre y unos amigos..con guasa..,a la hora de darle el abrazo de pésame le pregunta..Zapata tú va a heredá?...Zapata contesta en un susurro,no, va a heredá tú...Esa frase se ha quedado en mi casa...y así miles de anecdotas de una vida contradictoria pero llena de alegría y de gracia andaluza cien por cien, de amor por su familia hasta el final..tanto, que cómo a pesar de todo no podía estar lejos de mi madre y de sus siete hijos, se le partió el corazón. Hoy pienso que al lado de tanto herudito de pacotilla, de tanto mentiroso astuto de tantos intereses entrelazados y tanto snobismo de plástico, mi padre fue un hombre surgido de los viejos campos del sur, guapo auténtico, sonreía como nadie y tenía un aire como de estar siempre solo y ausente, se le íba la mirada hacia ninguna parte...y tuvo sus días buenos, días malos y dias Langa. Un recuerdo eterno para mi querido padre. "Papá mira, hemos reformao la casa del Ronpido y la hemos puesto más alta pa verte venir con por la ría con "el merchi", solo tu, de pie en la cubierta y con tu gorra de lado camino de tu casa......." !!VIVA LA VIRGEN DEL ROCIO!!

    ResponderEliminar
  2. Muy emotivo el arroz Celso, no te conozco personalmente aunque si de nombre y conocí a tu padre un gran tipo, Soy coriano sobrino de Zapata por parte de mi tía Justa su señora.
    Como aficionado a la cocina el próximo sabado guisare este arroz a la memoria de tu padre y de mi tío Joaquin dos tios con arte.
    Saludos Jose Luis Fernandez

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Jose Luis. Mi padre y tu tío Joaquin Zapata eran como hermanos, de hecho mis hermanos y yo creímos y creemos que Don Joaquin Zapata era nuestro tío, por eso yo me he criado diciendole tio Joaquin y tia Justa y tratando a sus hijos como primos. Desde que tengo recuerdos siempre estaba con mi padre, en el Tiro, de viaje, de cacería, perdidos.... era un fenómeno, no me canso de recordar su señorío, su retranca, su Arte...
    Era una gran escopeta DE LAS MEJORES DE ESPAÑA, mi padre no quería ni verlo en los "barrages". Gran jugativo, señor de las mesas. Ya no queda gente como mi tío Joaquin Zapata!!

    ResponderEliminar
  4. Brindaré por los dos, con una tapita de tu arroz!!!

    ResponderEliminar
  5. Un cariñoso recuerdo para los amigos de mis padres, Justa, guapísima y Joaquín Zapata, los recuerdo en mi casa de toda mi vida, un beso a toda su familia..

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.