Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

CARTA A ZP

Sevilla a 23 de Marzo de 2011.

Sr. Rodriguez Zapatero, don José Luís. El motivo de mi misiva es informarle de primera mano de cómo van las cosas por la tierra, más concretamente por Andalucía, una región al sur de España, el país del que es usted presidente del Gobierno desde el año 2004. Andalucía es una región gobernada desde hace 31 años por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), del que usted es Secretario General  y pertenece a su Ejecutiva prácticamente desde que tiene  la mayoría de edad.
Por aquí las cosas no marchan bien. Verá usted porqué se lo digo. Yo soy Internista y desde principios del año 2000, paso consulta en un Centro Médico en Tomares y recibo a pacientes de este acogedor y emprendedor pueblo y de toda la luminosa comarca de El Aljarafe: Castilleja de la Cuesta, Gines, Mairena, San Juan, Bormujos, Sanlucar La Mayor, etc, etc.
Mis pacientes son preferentemente personas de las llamadas antiguamente “clase media”, profesores de Institutos y Universidad, funcionarios de la Administración, Policias, muchos industriales de pequeñas empresas, también empleados,  comerciantes y profesionales libres autónomos, sin olvidarme de las amas de casa a tiempo completo, los estudiantes, las viudas y los pensionistas. Como ve tengo por pacientes a personas representativas de un amplio espectro de la sociedad. Si quisiéramos hacer un muestreo estadístico o una encuesta creo que sería el grupo humano ideal: hombres y mujeres desde los 16 a los 100 años, de todas las clases sociales y estado civil, de profesiones diversas, y supongo que diversas ideologías y simpatías políticas, y que a la mayoría de ellos los veo por lo menos dos veces al año.
En estos años me ha dado tiempo (no niego que me gusta este tipo de observaciones), no solo ha tener una visión clínica de mis pacientes, sino también a tener una apreciación social como grupo. Me explico.
Al principio no veía a muchos pacientes. Por supuesto atendía las patologías propias de mi especialidad, las exacerbaciones estacionales, las infecciones invernales y las revisiones anuales, son prácticamente constantes año tras año. Los pacientes solo acudían a las consulta en estos casos (muchas veces ni por eso) porque estaban muy ocupados trabajando, haciendo negocios, viajando, estudiando, preparando oposiciones, comenzando proyectos empresariales… la verdad es que entonces las pacientes tenían que encontrase muy malitos y los síntomas tener mucha consistencia para que un paciente acudiera al Centro Médico. Además lo que exigían era estar sanos cuanto antes para seguir trabajando, “no puedo parar”, “tengo mucho trabajo”, “depende mucha gente de mi”, “me espera el Notario”, “tengo que ir a Madrid”… Eran unos pacientes positivamente estresados, con iniciativas laborales y profesionales, aparentemente felices y con disposición a emprender nuevos proyectos, con ganas de vivir y de aprovechar su tiempo libre.
A medida que han ido pasando los años y sobre todo desde los últimos seis o siete años hasta ahora, se han ido produciendo cambios sustanciales tanto en el número de personas que acuden a la consulta como en el motivo que los hace acudir a ella. Ahora tengo un gran número de pacientes que acuden a la consulta por motivos banales, a veces adelantando la cita de las revisiones, incluso, otras veces ni ellos ni yo sabemos muy bien el motivo… pero acuden casi todos con síntomas muy parecidos: angustia, desazón, malestar general inespecífico, opresión de pecho, tristeza, a veces llanto injustificado, dolores de cabeza, mareos, falta de sueño y despertar precoz. Los exámenes realizados suelen ser anodinos. Las caras de felicidad y de seguridad de años atrás se fueron tornando visita a visita en rictus de seriedad, en negativa ansiedad, en malestares psicosomáticos, falta de vitalidad y de iniciativa, problemas de insomnio graves, en muchos casos  cuadros de depresión.
Me cuentan la mayoría de ellos que tienen serios problemas económicos, muchos han perdido su puesto de trabajo y están desesperados, otros han tenido que despedir a la mayoría de sus empleados y subsisten a duras penas, los comerciantes no venden, los empresarios están muy cabreados, no se callan y me lo dicen casi llorando, “los bancos nos asfixian, la Administración nos oprime”, “no se que voy a hacer”; “me quieren quitar la casa”, “me engañaron los bancos”, “esto tiene que acabar de alguna manera”… “y ahora nos metemos en otra guerra”.
Los estudiantes y recién Licenciados están absolutamente desesperados sin salida profesional. Los opositores no tienen oposición a la que presentarse. En la calle hay un run-run de descontento muy peligroso.
El paro y la desolación social oprime a las familias, aumentan los problemas conyugales motivados por la opresión económica, la calidad de vida de muchísimas familias se va deteriorando progresivamente. Mientras, nuestros políticos andaluces se echan los EREs a la cara unos a otros.
Estos problemas son absolutamente reales Sr. Rodríguez Zapatero y se lo cuento porque me temo que sus Vicepresidentes Sr. Perez Rubalcaba, don Alfredo y Sr. Blanco, don José, no lo tienen a usted muy al cabo de la calle de estos asuntos “sin importancia”.
Me consta que la Sra Chacón, doña Carmen, si lo tiene a usted perfectamente aleccionado en los más mínimos detalles de la guerra contra Libia.


6 comentarios:

  1. Celso, tienes absolutamente toda la razón en todo lo que dices. Suscribo palabra por palabra todas y cada una de las que escribes ahora; esto es una realidad, y si me apuras, es aún más dramatico de lo que lo cuentas, por lo tanto estoy totalmente de acuerdo contigo. Pero yo que estoy deseando que la alternancia politica en andalucia sea una realidad, veo con cierta preocupación (menor que la que ahora tengo), que la oposición no está a la altura de las circunstancias. Bajo mi punto de vista, se limita a criticar al gobierno -no le faltan motivos- sin dar verdaderas y drásticas soluciones a los problemas que tenemos. Estoy deseando escuchar al Sr. Rajoy dar un plan de gobierno eficaz para empezar a mejorar la situación. Si lo tiene, que lo diga, por favor, porque es muy urgente. De todas formas, repito que creo que la alternancia en nuestra tierra es vital. Andalucia está demandando un cambio, aunque sea por simple salud democratica; que es por mucho más, y la oposición que empiece a dar soluciones si las tiene, porque aquí están en juego muchas cosas muy importantes en las vidas de las personas, como tu has explicado perfectamente. Besos hermano. Concha

    ResponderEliminar
  2. Si Señor, ése es el estado de ánimo de nuestra tierra, es decir de España entera, pero hermano por más que te afanes en aliviarnos de éstos "dolores", la gran parte es cuestión de los de siempre....de los que gestionan las cosas....y menos robos en la política co..ntra, que estamos ya malos..de salud, y no quisiera de maldad..

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que sí, Celso, es terrible lo que está pasando. Debe de haber alternancia política. Aferrarse al poder es lo peor. Hasta políticos que me “caen bien”, me da coraje que se lleven apoltronados años y años “chupando del bote, de todos”. Por poco que te relaciones con políticos, sean del partido que sean, te das cuenta que se mueven por motivos eminentemente políticos, y ya de camino, haciendo el egipcio pa trincá la manteca..., y como decía mi padre, "Con la copa de Luis Felipe y el puro con cara de intelectual...".
    También estoy de acuerdo con lo que dice Concha. Es más, esta carta se la enviaría a la oposición.
    Otro tema casi igual de desconcertante son los medios de comunicación… Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  4. Creo que merece que veais ésto, pinchad éste enlace..Liz Taylor and Paul Newman..que belleza..

    http://www.youtube.com/watch?v=RoL5C8qKRNw

    ResponderEliminar
  5. Lourdes, ¿to eso hay que pinchá? Es broma. esta noche lo veré, gracias hermana. Concha

    ResponderEliminar
  6. Ayer viernes en la mal llamada "fiesta de la primavera", se reunieron en Sevilla miles de jóvenes para celebrar la llegada de el buen tiempo. Bonita cosa, bonito nombre..
    Por datos recogidos en informativos y prensa, resultados. Un muchacho de 24 años muerto de una puñalada en el corazón, más de cuarenta comas etílicos, infinidad de asistencias médicas y policiales por peleas. En el informativo de la uno, chicas haciendo pipí en primera fila sin pudor alguno y saludando a las cámaras, en segunda fila.. ni se sabe...¿que soy exagerada?..que se lo pregunten a los padres del pobrecito muchacho.....¿QUE ESTÄ PASANDO?..

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.