Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Preludio del estudio.


 Estas dos reflexiones las escribí el 26 de Noviembre de 1980. Tenía 24 años. En la hoja de papel manuscritas las titulé Preludio del estudio, es decir, que lo escribí antes de ponerme a estudiar.

¿Cuántas veces pensamos decir lo que nunca decimos?
¿Cuántas veces queremos pensar lo que nos tienen prohibido?
¿Cuántas veces nos volvemos atrás por temor a lo desconocido?
¿Porqué?
¿Cuántas veces deberíamos preguntar lo que nadie nos sabrá responder?
¿Cuentas veces deberíamos pensar mas allá de lo que nos tienen ordenado que pensemos?
¿Cuántas veces deberíamos decir lo que nadie quiere oír?
¿Verdad?
 ----------------------------------------------------------------------------
Hay días grises y puercos
con lluvia y barro y coches y autobuses
y gente que corre por un taxi sin fijarse en ti para nada.

Hay días de arco iris y pájaros cantando,
de sol por la mañana y sonrisa todo el día,
de bromas y de juegos, de amores y poesías.

Pero para algunos
todos los días son iguales:
o de cama, o de camilla,
o de hospital o de cárcel.

Porque son viejos.
Porque están enfermos.
Porque están presos.
Son los que esperan la muerte
y no nos acordamos de ellos.

2 comentarios:

  1. Celso, pri...
    Por favor, no vayas tan de prisa que no me da tiempo leerte. Se me acumulan los deberes.
    Un beso mu fuerte, tesoro.
    Delia.

    ResponderEliminar
  2. OPTIMISMO Y PESIMISMO EXTREMOS.-
    Hay quién en la cama de hospital agradece que le alivien los dolores, el trasiego de otros enfermos, las atenciones que le prestan, la luz del día por de una ventana y el silencio reparador de la noche, y se encomienda al Señor reconfortándose en El. Por el contrario hay quién en el transcurrir de los días no sabe apreciar el valor de lo cotidiano, simplemente, ni de la salud etérea, ni de la lluvia ni del sol, tampoco cuando escampa y huela limpio.
    EN TABLAS.-
    Creo que no es sano pasar del suelo al cielo....Ni siempre en continuo optimismo carente de crítica y un poco entontecedor, ni siempre metidos en tunel oscuro llevando día tras día con el esfuerzo de la pesada carga..y negativa..O juerga continua o no sé vivir..

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.