Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

LAS FERIAS DE SEVILLA


¿Cuántas Ferias hay en Sevilla? Una, La Feria de Abril de Sevilla… ¿Seguro?

Yo creo que en Sevilla hay muchas “ferias”, casi una distinta para cada sevillano. Cada cual vive su propia “feria”, según sus posibilidades o sus necesidades.

Muchos van a pasear por el “Real”, a mirar el paseo de caballos, a ver bailar unas sevillanas en la calle o a mirar al interior de algunas casetas donde haya baile. Si pueden entran en la caseta de algún amigo, o si no en una pública, o se van a “la calle del infierno” a tomarse unos pinchitos morunos. Hay muchas personas que no tienen caseta.

Otros pertenecen a una de las escasas casetas de distritos, o de diversas peñas y asociaciones, casetas de empresas, clubes, etc. Estos ya se dan más importancia. Tienen un lugar para sentarse, un bar a su disposición, un cuarto de baño. Durante estos días de feria disfrutan de la caseta con los amigos, familiares y compañeros de trabajo, ponen la música más alta que la caseta de al lado y a bailar se ha dicho.

Las casetas llamadas “privadas” son las más demandadas por cualquier sevillano que se precie. Ser “socio” de una caseta “particular” le hace sacar pecho a mucha gente en estos días de feria. Una caseta compartida con amigos (o conocidos), otras veces con familiares, donde se pasan muchas horas bajo el mismo techo y con muchas copas de vino por medio…

En las casetas privadas solo pueden entrar los llamados “socios” y las personas invitadas por ellos. Es de distinción poner un “portero” en la cancelita de entrada, si es con uniforme de vigilancia mejor que mejor, aunque no sirva para nada.

El “socio” tiene la obligación de invitar a sus convidados a todo el vino y las tapas que sean capaces de consumir. Hay verdaderos “gorrones de feria” que se ponen un terno y se dedican a visitar a los amigos o se dejan ver casualmente por la puerta de las casetas que les interesa entrar y ponerse “puos”.

Los más afortunados disponen de caballos y “coches de caballos” para pasearse y ser vistos. Es muy importante estar correctamente vestidos “de corto” o muy bien trajeados para lucir elegancia y distinción en el pescante.

Algunas casetas son tan exclusivas que se exige el uso de corbata y traje oscuro para poder entrar. Lo de los trajes en los señores y las señoras guapísimas y arregladísimas como si fuesen a una boda en la feria tiene mucha gracia. Supongo que la tradición obliga, pero desconozco el motivo de tanto “glamour”.

Las casetas que se precien tienen que tener “un flamenquito”. Un grupo de flamenco, bien de chavales aficionados, o bien de profesionales, que se dedican a hacer “pases” a determinadas horas en las casetas. Micros, amplificadores, guitarras “enchufadas”… y a cantar. La caseta llena hasta las trancas y los decibelios compitiendo con el “rebujito”.

Lo más de lo más es contratar un cuadro flamenco de “gitanos” que bailen por bulerías, eso ya es la pera. Todo el mundo muy trajeado, con un guisqui en la mano y mirando como bailan los artistas. Es obligatorio que el dueño de la caseta salga a bailar con la mujer de alguno de sus invitados.

Yo lo he pasado muy bien en la feria. Pero hace ya algunos años que me suelo aburrir como una ostra. Quitando algunos ratitos que estoy con amigos de confianza y nos reímos de nuestra sombra, el resto del tiempo me lo paso de acá para allá deambulando para ir a ninguna parte. Siempre igual.

No me gustan las casetas de “mirar” el flamenquito, ni el flamencazo, ni yo se bailar, ni cantar ni tocar las palmas. Tengo fatal el oído izquierdo (sordo como una tapia) y el ruido me perjudica. Me imagino cuanta gente que me habla sin yo enterarme de nada y a todo le digo que si…  que pensaran de mi…

No me gusta el vino ni el rebujito. Después de la quinta cerveza no me entra nada más. Bueno, un güisquicito muy aguadito no le hace daño a nádie.

Me gusta ir a la feria muy temprano, como a las doce y media o la una y sentarme al sol en la puerta de mi caseta, a tomarme una cervecita tranquilo, viendo llegar a los primeros caballistas. Es cuando mejor se está. Después con la caseta ya llena de gente no estoy tan a gusto.

Disfruto muchísimo tomando una copita y almorzando con María José y con mis hijos y verlos disfrutar a ellos de la feria. Me encanta.

Me gustan las casetas familiares donde todos participan y cantan y bailan sin altavoces, con guitarras y palmas, con vino y alegría, con buena cara, con nobleza, con sevillanía. Hay muchos buenos sevillanos que da gusto estar con ellos en la feria.

Hace años que se me pasó el acostarme tarde, por la noche después de las doce, donde estoy mejor es en mi cama con un libro.

Si hay algo total y absolutamente clasista en España, es la Feria de Sevilla.

Bueno, pues hasta mañana, nos vemos en la Feria de Sevilla.


18 comentarios:

  1. Anónimo2/5/11 11:47

    Te habla una hermana que hace años que no va.
    No es que no quiera, es que vivo en Cartaya, y aunque está cerquita, ésta semana de feria coincide siempre con el comienzo de curso después de las vacaciones de S.S. del instituto, Manolo tiene toda la semana con mucho trabajo, y a mi me gusta tontamente ir con él..(ya sabes lo guapo que está mi marío vestido de corto).
    Van mis hijos y a mi me encanta, cualquier tarde igual nos escapamos y damos un paseíto por allí..
    Veo la feria tal y como la ves tú, pero la veo así serenamente, verás. Me dan igual las supermega casetas exclusivísimas dónde hay que entrar vestidos de ¿alta? costura para escuchar un flamencazo....menudo aburrimiento.
    Las casetas de compañeros de trabajo club, etc, si es verdad que es un no parar de amiguetes hablando con sus códigos y la música a todo volumen....no encajo allí porque no trabajo en ninguna empresa ni pertenezco a ningún club..
    Las casetas particulares me gustan, son familiares y de amigos, siempre tengo más de una a mi disposición, (muchas gracias de corazón), además son en las que he entrado toda mi vida, cuando teníamos la caseta siempre con la familia Balbontín.., Ay mis ferias antiguas, con su escocés largo paseándose, cuando se montaba a caballo con moderación............??, algodón rosa, calle del infierno, ya después en la grupa a caballo por el parque, bueno nostalgias fuera..
    Si la feria puede ser clasista, hay personas sin caseta, pero JURO, ya me conoces, que si me dan a escoger entre caseta número uno de "alta" costura y flamenco de escuchar, o darme un paseíto por el real, entrar en las públicas o un ratito con algún familiar, disfrutar del espectáculo de la calle, tomarme una manzanilla, y ya cuando esté cansada y con hambre, ponerme hasta las trancas de chocolate con churros, prefiero lo segundo sin pensarlo dos veces.
    De todas formas os confesaré una cosa.., éstos días que estoy fuera de Sevilla me pongo un poquito triste, menos mal que veo disfrutar a mis hijos.
    VIVA LA FERIA DE SEVILLA CON TODAS SUS COSAS, BELLÍSIMA Y MARAVILLOSA.....¿Celso no hay demasiados caballos y coches de unos años pacá?..
    PASADLO BIEN, Y OLÉ..
    Lourdes Pareja-Obregón.

    ResponderEliminar
  2. Demasiados no... ¡muchisismos! Ahora parece que el que no se monta en un coche de caballos "no sirve pa na"... Pues yo (si puedo) no pienso montarme ¡ea!
    Pasadlo todos muy bien en la Feria y bebed con moderación.

    ResponderEliminar
  3. Concha Pareja-Obregón Lopez-pazo2/5/11 12:30

    Como habéis retratado la feria de Sevilla admirablemente bien, os digo que hay dos pequeñas cosas que a mí nunca me han gustado: una es el año que hace mucho calor, que es casi siempre (menos mal que este año no parece....). Me dá miedo del excesivo calor porque la feria se hace muy "agotadora", en el buen sentido de la palabra. Y me dá mucho miedo cruzar el Real de una acera a la otra con el paseo de caballos. Voy sorteando caballos y carruajes uno detrás de otro, y como hay tantos, muchas veces me he visto en medio de la calle creyendo que de un momento a otro me van a arrollar. Pero por encima de todo esto, hay que descubrirse con la Feria de Sevilla, entre otras cosas, porque donde se reunen miles de personas, en un recinto relativamente pequeño, y bebiendo y comiendo más de la cuenta, nunca ha ocurrido nada de lo que tengamos que avergonzarnos los sevillanos. En eso creo que somos admirables. (Y Dios quiera que sea así por siempre).

    ResponderEliminar
  4. Admirable vuestros comentarios muchas graciAs

    ResponderEliminar
  5. Aunque no lo os lo creais estoy escribiendo ahora desde la feria. En mi caseta el pescaito lo hacemos esta ano al medodia.
    Mi caseta es jb 54 y el que quira que se venga a tomar una copita conmigo. Gracias

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2/5/11 13:55

    Celso...queeee lo hemos pensao mejor, Manolo y yo montamos a caballo el martes, ya lo tenemos todo preparado, es una jaca andaluza que él ha comprado, mi traje es maravilloso, y mi marido está con los zahones y el sombrero que me vuelve locaaaa. En la puerta de tu caseta pararemos un ratito, después Manolo hará una exhibición de "Como bailan los caballos de cartaya"..Besos.
    Tu hermana Lourdes..

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias hermano. Te quiero.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2/5/11 17:34

    Mamá,por favor,dile a papá que no beba manzanilla mientras está montando que el último año nos dió un susto de muerte...
    Besos.
    Lur

    ResponderEliminar
  9. Anónimo2/5/11 19:43

    Si hija estate tranquila que intentaré controlarlo..!!Ay que hombre gustarle la feria..!! Lourdes madre.-

    ResponderEliminar
  10. CONCHA Y SIERRA2/5/11 20:23

    OS VOY A DECIR UNA COSA:
    COMO OS VAYAIS TODOS A LA FERIA A VER QUE VAMOS A HACER CON EL BLOG,!!!!

    ESPERO QUE HAYA ALGO PREVISTO PORQUE YA FORMA PARTE DE NUESTRA RUTINA.....

    ResponderEliminar
  11. CONCHA Y SIERRA2/5/11 20:25

    HOY PODREIS COMEROS EL
    "PESCAITO PASAO POR AGUA"
    MUY DIGESTIVO

    ResponderEliminar
  12. Concha Pareja-Obregón Lopez-pazo3/5/11 02:57

    Acabo de llegar de la feria, y venimos mi marido y yo hablando por el camino de las muchas ferias que "llevamos en la cuerpo". Yo le he dicho que me siento "de vuelta" de muchas ferias y de muchas cosas (buenas, gracias a Dios). Durante muchos años hemos vivido muy intensamente -yo, toda España y todo el mundo "civilizado"-. Pienso y así lo plasmo en estas líneas, que ahora mismo la sociedad -la que yo veo y conozco- está pidiendo un poquito de reflexión. Por encima de las dificultades creo que hay que reflexionar sobre muchas cosas. Voy a intentar decir unas cuantas: -Hay que divertirse que la vida son cuatro días; pero menos de lo que nos han dicho. -Hay que disfrutar cuando se tienen unos ahorrillos; pero menos de lo que nos han dicho. -Hay que viajar y ver mundo; pero menos de lo que nos han dicho. -Hay que tener las casas preciosas; pero menos de lo que nos han dicho. -Hay que tener ropa buena; pero menos de lo que nos han dicho. Hay que confiar en nuestros gobernantes; pero menos de lo que nos han dicho. -Hay que ser de derechas o de izquierdas; pero menos de lo que nos han dicho. -Hay que ver, escuchar, callar, pensar, reflexionar, vivir, aprender, y tener serenidad; mucho más de lo que nos han dicho. ¡Hasta mañana!.

    ResponderEliminar
  13. Concha Pareja-Obregón Lopez-pazo7/5/11 00:48

    Confieso que me dan verguenza ajena los politicos, todos o casi todos. Estos días de feria, ojeo el periódico, y los veo a ellos tan trajeados y tan contentos, normalmente con un gesto completamente ridículo que consiste en sonreir hipócritamente, a la vez que levantan el dedo pulgar o hacen la señal de la V de victoria. Tanto los del PP como los del PSOE hacen las mismas cosas y tienen los mismos gestos. No creo en ellos; en ninguno. Hace poco leí un libro de Saramago que se llama "Ensayo sobre la lucidez", y cuenta cómo en una ciudad imaginaria todo el mundo vota en blanco, no hay ni un solo voto a favor de uno u otro. Ayer los ví -como digo- en el periódico. Han venido a la feria y lo están pasando muy bien. Rajoy con su barbita y su sonrisa; no hay nada más que verle la cara para darse cuenta de que está encantado de la vida. Zapatero con esa expresión de no tener ni las más remota idea de qué es lo que ha hecho en estos años: ¡nada!. Yo le haría a cada uno unas preguntas. A Rajoy: ¿de qué se ríe usted?. ¿Está usted contento porque cree (y es probable) que va a ganar las elecciones?. ¿O porque cree que las va a perder el otro partido?. O a lo mejor simplemente se ríe porque se lo pide el cuerpo y ya está. A Zapatero: ¿Es posible que no se dé cuenta de la ineficacia total de su gestión como politico?. Si no se la dá, es preocupante, y si se la dá, ¿No le dá verguenza -con todos mis respetos-?. Quiero un cambio para mi tierra; lo deseo porque es muy conveniente, pero no me gustan los politicos. No me fio de ninguno. Simplemente voy a votar el cambio, a ver si esto cambia, pero hace mucho tiempo que entre todos se han encargado de que mis "ideas" politicas se vayan a pasearse por la feria; como ellos.

    ResponderEliminar
  14. Ah, ¡Que os aproveche la manzanilla!

    ResponderEliminar
  15. ¡Y el jamoncito!

    ResponderEliminar
  16. Como te dije ayer personalmente, te está creciendo la nariz exageradamente desde que escribes cosas como......."No me gusta el vino ni el rebujito. Después de la quinta cerveza no me entra nada más".
    Deberías haber escrito que "no hay nada que me guste mas que el vino", después de la "segunda caja de botellines no me entra nada mas"

    ResponderEliminar
  17. Este Anónimo me tiene calao........
    El Rebujito no lo puedo aguantá ... ¡Con lo riquísimo que está vino solo!

    ResponderEliminar
  18. COMO SÉ QUE AHORA TIENES UN MAGNÍFICO FILTRO DE COMENTARIOS, ME ATREVO A CONTARTE UNA ANÉCDOTA UN POCO SUBIDA DE TONO QUE CREO NO ES PARA QUE LE DES VÍA LIBRE, EN TODO CASO A MANOLO Y A MÍ NOS OCURRIÓ Y COMO TAL TE LA CUENTO, CON PERDÓN.-
    SE TITULA "DEL PASO AL M...SO CON PERDÓN.-"
    Te la cuento ahora porque en tiempos de Semana Santa me parece más irreverente todavía, y por supuesto para mí la S.Santa es sagrada, pero así ocurrió.
    Conseguí localizar un canal sevillano donde retransmitían las cofradías en sus mejores momentos, y lo más importante, solo las de Sevilla que son las que yo quiero ver.
    Qué felicidad, el domingo de ramos La Estrella con todo lujo de detalles, San Gonzalo, Santa Marta con ése clavel rojo como gota de sangre enmedio del monte violeta, el Cristo impresionante de Los Estudiantes con su silencio de siempre, San Bernardo, Ojú, La Madrugá, El Cachorro bendito, en fin, todas y cada una de ellas, las salidas, recojidas y mejores momentos puestos a mi disposición en la pantalla de mi ordenador.
    En la entrada de una de las maravillas de nuestra ciudad, en una hermandad de Gloria con su música campanillera, vimos, más bien nos topamos, a las dos en punto de la madrugada con la sorpresa mayúscula que se repitió en los días posteriores.
    A las dos en punto de la madrugada, en lo más real ilustre y fervoroso de los momentos, con la banda más increíble que se pueda escuchar en parte alguna, corte fulminante y......película porno sin letras ni anuncios ni nada....Vamos, como dijo alguien a quién se lo comenté en privado, del paso al m.....o y con la marcha campanilleros en la cabeza.
    La cara que se nos quedó a Manolo y a mi fue de una confusión tan grande, que estallamos en un ataque de risa con las lágrimas saltás.
    Celso, no publiques ésto, yo lo comprendo hijo.-
    YO.-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.