Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

LONDON (1)


Miercoles 04 de mayo de 2011.

El volar es para los pájaros.

¡Que miedo mas grande! ¡Que jindama! No lo puedo remediar. Mira que me tomé medio Orfidal antes de montarme… ¡me jiño vivo! Cuando el monstruo ruge y mete mano a correr por la pista esprintando a todo lo que da, temblando y bramando fuego por la popa, me entrego en cuerpo y alma a Todos los Santos (sin broma) me santiguo como un loco y lo único que quiero es que el avión tire para arriba como sea, pero que suba y suba y no deje de subir cuanto más alto mejor. Yo voy en ventanilla y veo como se aleja la tierra, atravesamos  las nubes y aquello sigue subiendo… entonces empiezo a pensar en las averias. Yo he tenido Vespa toda mi vida y se lo traicionera que pueden llegar a ser la perlas en las bujías. Y el chiclé de alta del carburador se ensucia con nada. Entonces rompo a elucubrar que dos horas de media con los motores a ese ritmo…se escacharra seguro ¡veremos a ver! Yo los llevaria un poco menos revolucionados, mas “desahogados”. Pero el piloto no esta por la labor y sigue su rumbo implacable. Me tomo el otro medio Orfidal. Cuando intento quedarme dormido el avión de unos cuantos saltitos para espabilarme y que siga atento a las revoluciones de las máquinas. Y eso que estoy más tranquilo desde que nos han informado que el piloto es portugués. Gente seria. Seguro que tiene bigote y no bebe. Me asomo por la ventanilla y veo la costa de Inglaterra o de Francia, estoy liado. De pronto dice el altavoz que empezamos a bajar y que en veinte minutos llegamos. Me relajo. Pero el portugués empieza a dar bandazos ahora a levante y luego a poniente… para mi que se ha perdido. De pronto un ruido que antes era “clin, clin, clin” se convierte en “clon, clon, clon” y me barrunto algo malo. Mi mujer me explica que son las ruedas para aterrizar. Por ahí nos vamos a salvar. Tomamos tierra a la hora prevista y sin incidencias (por lo menos eso creo yo). Dos horitas y veinte minutos desde Sevilla (San Pablo) a Londres (Heathrow). Prueba superada.

Llegamos a Londres sanos y salvos. Metro hasta nuestro hotel en Kengsinton Sur, Hotel Fraser Place Queens Gate, esquina con Cromwell St. Un apartamento muy cómodo con su cocinita y su canesú. A la misma vera de los museos de la Ciencia, de Historia Natural y el Victoria and Albert. Dejamos las maletas y nos fuimos a dar una vuelta por los alrededores a ver la arquitectura impresionante, los magníficos jardines y los cochazos que pululan por estos barrios. Cenamos temprano en un bujío asiático parecido al que cenaba Deckar en Blade Runner, nudles con pollo y arroz con verduras, servidos en cajitas de cartón y mas picantes que una comedia de Lina Morgan. Luego hicimos una buena compra en un supermercado indio -desayunos, aperitivos, bebidas varias- y nos fuimos al hotel. Nos quedamos fritos a las nueve y media hora local, reventados y cansados por las secuelas de la feria de Sevilla, del vuelo y del Orfidal.

Jueves 6 de mayo de 2011

Hallazgos londinenses

Dormimos más de diez horas y desayunamos opíparamente en nuestra habitación. Salimos temprano con la intención de visitar algún museo y ver muchas cosas. Lloviznando, humedad y frío. Paraguas hasta el metro que nos lleva a Leicester Squar. Visita a la National Galery. ¡Pedazos de cuadros que tienen estos tíos allí! Están todos los mejores sin duda, absolutamente todos, pero hoy nos hemos quedado asombrados con Canaletto, sus pinturas de Venecia son im-presionantes, parece imposible tanta perfección. Los Girasoles y La Silla de Van Gogh tampoco son moco de pavo…

Después un buen paseo hasta el Covent Garden disfrutando de su ambiente multiracial, de sus puestos de comidas y artesanía al aire libre, de sus tiendas y de artistas callejeros y magos dignos de los mejores teatros.

Almuerzo muy acogedor y tranquilo en un bar-restaurante típico londinense “Porters”, una cervecería donde hacen unos “pasteles” de carne, verduras y pescados al horno que merecen un premio. Yo he tomado pastel de salmón, gambas y bacalao, todo envuelto en un puré de patata con una costra dura de harina tostada con mantequilla que estaba “pa quita er sentío”… pero la sorpresa ha sido la guarnición: un cuenquecito de lentejas estofadas con mucha cebolleta picada y con especias picantes que me ha dejado anonadado, estupefacto, perplejo… ¡las mejores lentejas que he probado en mi vida! Los postres impecables como siempre, chocolate negro, chantilly, salsa de arándanos y frambuesas, una orgía de colores y de sabores. Con un cervezón y dos copazos de un buen tinto chileno, menos de cincuenta libras.

Nos dimos un paseo postprandial subiendo por Charing Cross donde pude disfrutar de varias librerias de viejo donde busqué sin encontrar libros en español. Compré un Principito traducido al ingles para mi hijo Celso.

La Cueva de Alí Babá y los Cuarenta Ladrones.

Los ingleses lo llaman “El Museo Británico”. Pero yo no lo considero un museo y mucho menos “británico”. Es un almacén de expolios y de robos porque durante muchos años los súbditos de su “graciosa” majestad han ido mangando y trincando con la excusa de las guerras y de los protectorados y demás farfullas, para obtener estos tesoros que no les pertenecen. Pertenecen a los pueblos que los crearon, que los construyeron, que los adoraron y que forman parte de su pasado, de su historia y de su identidad. No comprendo como siguen estando en Londres.

Egipto, El Imperio Asirio, Babilonia, Mesopotamia, Iran, Grecia, Roma, países islámicos, India, China, Africa… no han dejado títere con cabeza, se han llevado todo lo que han podido y ahora lo muestran muy ufanos. Me ha dado vergüenza ver tantas tumbas y sarcófagos, monumentos funerarios y sagrados fuera de sus lugares originales. Hasta se trajeron una portada del Partenón cachito a cachito, piedra a piedra y luego la volvieron a montar (muy malamente por cierto). Ha estos tíos nadie les ha dicho todavía las verdades del barquero… desde luego los españoles somos igual de chupaculos, lease Gibraltar.

Dicen que están orgullosos porque no cobran entrada en los museos… ¡encima! ¡Vamos es que son los que la tiene más dura del mundo (la cara)!

Camina o revienta

Salgo cabreado de la cueva de Alí Babá y decidimos volver al hotel. Tomamos un autobús y por supuesto nos pasamos cuatro pueblos la parada adecuada, pero me daba igual porque estábamos en uno de estos que tienen soberao y se va divinamente mirando el paisaje comodamente sentado, vimos Chinatown y otros barrios muy originales. Llegamos a la estación Victoria, cogimos otro bus para atrás hasta Hyde Park Corner y decidimos andar hasta el hotel. Otra pechá de andar viendo tiendas chulísimas (y carísimas, como en Sloan St).

En Londres hay que tener muchísimo cuidado al cruzar las calles porque estos señores todo lo hacen del revés: cuando tu crees que van payá vienen pacá y si tu piensas que vienen pacá… pos van payá. Total un lío muy gordísimo con los cruces y con los coches, atravesar una calle es una lotería.

Me quiero acordar de nuestro próceres dirigentes y decirles que en este pueblecito anda muchísima gente en bicicleta, que no hay ni un solo carril bici y que no se genera problema alguno aunque las bicis van todas por las calles formando parte del tráfico y ninguna circula por las aceras (esta rigurosamente prohibido, como es lógico).

Es una ciudad limpia y ordenada, aunque las calles estén abarrotadas de gente y hay muchos tramos en obras. Deambulan muchos hindúes (sigs con turbantes), negros muy bien maqueados y con porte distinguido, nenas modelenses muy rubias vestidas de negro, chavales de pantalones “cagados” y pelos de colores, Lords con chaquetas y corbatas de ensueño, colegiales en filas cruzando las calles, ejecutivos comiendo en la calle mientras discuten por el movil, alguna maricona vieja con peluca rubia y una piernas espectaculares, etc, etc.

Llegamos otra vez agotados a nuestra “casa” con los pies totalmente “rocieros”. Una cenita agradable con un buen tinto francés y a descansar. Mañana será otro día.

I,ll  see you tomorrow.

8 comentarios:

  1. Anónimo6/5/11 12:40

    My God, my brother speak englisch very very good, my dear brother is........, un gran artista jolín, que no puedo expresar más que en la lengua materna lo bien que escribes y lo bien que ves las cosas tal y como son...., sigue escribiendo de Londres guapo, que lo leo con atención y me empapo de todo lo bien que lo plasmas, cuéntalo con to tus sentíos...espero impaciente mi segunda visita a London city..un beso grande..
    Lourdes Pareja-Obregón.-

    ResponderEliminar
  2. Concha Pareja-Obregón Lopez-pazo6/5/11 13:23

    Celso, me está encantando esto de "estar" a la vez en la feria y en Londres. En serio, disfrúta de tu viaje, hay cosas preciosas como tú muy bien estás contando. Muchos besos y ya mismo nos vemos en El Rompido.

    ResponderEliminar
  3. concha y sierra6/5/11 14:32

    Jajajajajaj guenisimo priiiii!!!! de turismo por Londres dejando la fería, yo tambien "no" iré el año que viene, se me hace mu cuesta arriba.
    Cuando visité el Museo Britanico lo que me pregunté es como transladaron tanta piedra y tanto peso, que barbaridad que flota tendrían que tener!!!!
    Yo no viajo en avion desde hace varios años pa volver a viajar me tienen que meter en una ambulancia con anestesia !! Te comprendo perfectamente.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6/5/11 14:59

    Te doy "el parte" hermano. La familia muy bien ADG.
    En ésta nuestra Espàña anoche comenzó la campaña electoral. Unos que lo van a hacer mucho mejor. Otros que ellos tienen el secreto del éxito. Las dos españas de Machado.
    Como ves, igual que siempre.....
    !!Cómo me gustaría estar allí"...Lourdes..

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7/5/11 18:02

    Hoy te he visto en un reportaje de tío Manolo, muy bien. Dices que era bohemio y contradictorio..¿y a mí de que me suena eso...?.
    Todos somos un poco así, por cierto, tranquilo, mira te pongo una letrilla suya:
    "Dios quiso crear el vuelo y por eso le dió alas a los pájaros del cielo, Dios quiso crear el vuelo.....", así que también quiso que los aviones tuvieran alas y nos pudiesen llevar a ver ciudades magníficas, sitios desconocidos, a ver a un hijo que vive lejos, a disfrutar de una puesta de sol cogiéndole la contraria al movimiento de la tierra....!!Feliz viaje de vuelta!!..Tu hermana Lourdes..

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7/5/11 18:06

    Ah, y no te fijes si el motor coge pela, ni en los cambios de marcha tampoco..., yo siempre miro las caras de las azafatas a ver si están tranquilas...., y eso que una vez de camino a Madrid con las amigas cojimos una con una cara de mala leche....pedí entrar en cabina para ver si todo íba bien. Me mandaron al carallho, y todo fue de maravilla..Lourdes..

    ResponderEliminar
  7. Me he reido mucho con lo del avión y con todos los comentarios que haces, yo tambien lo paso fatal, pero no hay mas remedio que aguantá...un beso grande.

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.