Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

CONFIESO QUE HE LEIDO (2)


Confieso que NO he leído El Quijote. Lo he empezado varias veces en una edición especial que tengo del Circulo de Lectores, seleccionada y comentada por Francisco Rico, pero siempre me cansa. Lo voy a comprar como audiolibro y le voy a poner al lector una voz antigua y castellana para imaginarme que me lo lee al oído el mismisimo Miguel de Cervantes y Saavedra, a ver si así pudiese ser. Si que tengo algunas Novelas Ejemplares que releo de cuando en vez.
En mi colegio Portacoeli fomentaban la lectura sin complejos. De los clásicos tuve que “leer” por aquel entonces La Eneida de Virgilio (Yo, que en otro tiempo modulé cantares al son de leve avena…) y La Iliada de Homero. Me sé de memoria gran parte de Los Milagros de Nuestra Señora de Gonzalo de Berceo, aprendidas en el Bachillerato (igualito que ahora, por las que hilan –lease jilan-…).
Del Siglo de Oro tuve que conocer y leer El Lazarillo y El Buscón de Mateo Alemán, a Lope de Vega, Quevedo, Calderón de la Barca, Góngora, Santa Teresa, San Juan de la Cruz, Espronceda, Becquer, Unamuno, Azorin, Baroja, Rubén Darío, Machados, Valle Inclán, Juan Ramón Jimenez… lo cual, y en contra del criterio de las LOGSES no me ha convertido en un tarado ni arrastro ningún trauma psicológico por la “crueldad” de los Profesores de Literatura de entonces. Conservo los magníficos libros de texto de la asignatura de Historia de la Literatura Española y Universal de José Garcia López, Catedrático del Instituto “Milá y Fontanals” de Barcelona, Editorial Teide, 1963. Todavía los ojeo como un tesoro.
Otros libros que guardo con cariño y reverencia:
-       Una colección  de Obras Completas de Valle Inclán, editada por el Circulo de Lectores con sobretapas verdes. Voy leyendo poco a poco, sin prisas y por orden cronológico, esta “historia” de España tan bien contada.
-       Las cuatro novelas novelas satíricas de Enrique Jardiel Poncela, siempre recomendables para apreciar la libertad de mente de este gran escritor, un genio. Sus Obras de Teatro (Eloisa esta debajo de un almendro) son cojonudas.
-       Varios libros “heredados” de casa de mis padres de Alvaro de la Iglesia con novelas como “¡Dios te ampare, imbecil!”, no se puede poner un título más elocuente.
-       Cuando joven leí muchas novelas cortas del oeste y de policias de Francisco Gonzalez Ledesma alias “Silver Kane”, algunas de ellas buenisimas y que es una pena que no las conserve.
-       Manuel Chaves Nogales, sevillano, republicano y torero de la vida, un “proscrito”. Todo lo que escribió es bueno, como Juan Belmonte, matador de toros.
-       Camilo José Cela, me impactó con La familia de Pascual Duarte y La Colmena que me parecen dos obras decisivas e influyentes, a partir de su edición, en los autores contemporáneos posteriores. Las últimas novelas del Nobel no las entiende ni su padre.
-       Obligado leer a Carmen Laforet, Nada.
-       El Jarama de Ferlosio, no me dejó huella ni mucho menos, normalita.
-       Fernando Arrabal, La torre herida por el rayo, un metafísico loquito y virginal. Interesante.
-       Luis Martin-Santos y su única novela Tiempo de Silencio.
-      Manuel Vazquez Montalbán, desde Cuestiones Marxistas y Yo maté a Kennedy he leído todas sus novelas policiacas protagonizadas por Carvalho y Biscuter. Lo he pasado muy bien con sus primeras novelas investigando por Barcelona y Las Ramblas, Tatuaje, La Soledad del Manager, Los Mares del Sur, Los Pájaros de Bankok…, he guisado (y aprendido mucho) con ellos y me he tomado muchas copas de vino blanco y de aguardiente de orujo helado. Novelas excelentes. Pero la única novela que me ha hecho casi vomitar y la tuve que arrojar por la ventana de un sexto piso (cuando estaba sentado en el retrete) es también de MVM y se llama El Pianista, un bodrio infumable y horripilante. A partir de entonces deje de leerlo.
-       Eduardo Mendoza, otro catalán muy bueno, prodigioso. Su primera novela La verdad del caso Savolta es lectura obligada; después sus novelas de humor-política El misterio de la Cripta Embrujada y El laberinto de las Aceitunas, y la cachondisima Sin noticias de Gurb. La Ciudad de los Prodigios es su novela más famosa, y buena.
-       No suelo leer a los actuales autor@s de novelas que ahora encabezan los ranquins de los más leídos. Leí La Sombra del Viento de Ruiz Safón y me pareció una novela menor, del montón, sin trascendencia, por lo que volví a “los clásicos”. 
No leo, de momento, las novelas de moda de los escaparates de las Megalibrerías ni de los Centros Comerciales. No estoy al día de estas novelas tan vendidas. Lo siento.

Hablaremos de poetas y poesias. ¿OK?

14 comentarios:

  1. SIEMPRE SIGUIENDO TUS PASOS.-
    No es un título de una novela, aunque no estaría mal, se lo digo a mi hermano y en éste blog.
    Juan Marsé, "Ultimas tardes con Teresa", me encantó..De Almudena Grandes me gustó "Las edades de Lulú" por moderna y transgresora, y tengo la última suya pendiente, me gusta como escribe ésta mujer madrileña, Eduardo Mendoza me hace reir a carcajadas, "el misterio de la cripta embrujada" me encantó, pero Celso has puesto el dedo en la llaga con, "Nada" de Carmen Laforet, para mí junto con Cien...la mejor novela en lengua española de éstos tiempos..y mira que entiendo poco, pero ésta me fascina, que fuerza la de sus personajes, que bien escrita..
    A San Juan de la Cruz casi no lo he leido, pero a Santa Teresa sí, un médico me la recomendó.."Vivo sin vivir en mí y de tal manera espero, que muero porque no muero".
    Los poetas, Machado entero..juega siempre con las tardes..., Miguel Hernández, juega con las palabras que te pone los pelos de punta.."Una mujer morena resuelta en luna, se derrama hilo a hilo sobre la cuna", Vicente Aleixandre, Luis Cernuda, Pedro Salinas..
    Ana María Matute y Rosa chacel, dos enormes de la novela, hace poco he leído un cuento delicioso de Ana María Matute..
    Lourdes Pareja-Obregón.-

    ResponderEliminar
  2. Yo voy soñando caminos
    de la tarde. Las colinas
    doradas, los verdes pinos,
    las polvorientas encinas..
    ¿A dónde el camino irá?.
    Yo voy cantando, viajero,
    a lo largo del sendero....
    La tarde cayendo está..
    Antonio Machado.-
    Soy Lourdes.-

    ResponderEliminar
  3. Añada a la lista "LA GANGRENA" de Mercedes Salisachs; para mi, una obra maestra;
    Saludos
    Antonio Sierra

    ResponderEliminar
  4. Celso, en esta calurosa noche de Pentecostés, te envío este poema del Maestro Machado que parece que está escrito para hoy.
    "A la hora del rocio, de la niebla salen sierra blanca y prado verde. ¡El sol en los encinares! Hasta borrarse en el cielo, suben las alondras. Al viento, sobre la sierra, tiene el aguila dorada las anchas alas abiertas. Sobre la picota donde nace el rio, sobre el lago de turquesa y los barrancos de verdes pinos; sobre veinte aldeas, sobre cien caminos....Por los senderos del aire, señora aguila, ¿Dónde vais a todo vuelo tan de mañana?". Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Muchas Gracias Antonio Sierra.
    Muchas gracias hermanas, vamos a hacer entre todos una página de poetas y poemas españoles en los próximos días, la estoy preparando.

    ResponderEliminar
  6. Celso, este es de Juan Ramón Jimenez y es precioso:
    "¡Inteligencia, dame el nombre exacto de las cosas!. Que mi palabra sea la cosa misma, creada por mi alma nuevamente. Que por mí vayan todos los que no las conocen, a las cosas; que por mí vayan todos los que ya las olvidan, a las cosas; que por mí vayan todos los mismos que las aman, a las cosas. ¡Inteligencia dame el nombre exacto, y tuyo, y suyo, y mío, de las cosas!.

    ResponderEliminar
  7. Este poema de J.R.J. es, para mí, un canto a la tolerancia y al respeto. Perdón por la aclaración. Concha.

    ResponderEliminar
  8. Hola Pri. Yo prefiero leer libros de "papel", pero te voy a pasar una página web que te va a gustar: "El libro total". Tiene una gran cantidad de libros clásicos y lo mejor es que los puedes escuchar. Yo le echo manos a veces cuando estoy muy cansada hasta para leer, me tiro en el sofá, cierro los ojos y a escuchar algún clásico. Está muy bien. Aunque no es lo suyo porque pienso que los libros son para leerlos y dejar que vuele tu imaginación, hay que sacarle también provecho a las nuevas tecnologías. Pruebalo. Besos. Delia.

    ResponderEliminar
  9. Queridos hermanos Celso, Lourdes y primas hermanas (Rocio me has encantado como compañera de blog), amigos y lectores de esta gran familia blogera. Como soy una persona que me gusta explicarme (ya lo véis), me despido de todos -por ahora- en estas "cuerdas virtuales" que es la red de internet. Empecé en el mes febrero a comunicarme con todos vosotros. He opinado de casi todo lo que Celso ha expuesto con sinceridad total, pero a la vez intentando aprender de las opiniones vuestras. Yo creo que el aprendizaje al fin y al cabo no es más que un intercambio, sobre todo a ciertas edades. Me he emocionado, alegrado, sonreído y reído (en el buen sentido de la palabra), y atambién -las menos veces- me he entristecido un poco. Si alguien alguna vez se ha sentido ofendid@ con alguna opinión mía, quiero que sepa con seguridad que no era esa mi intención. Me encanta escribir, como me gusta conversar. Creo que en ambas cosas se puede decir lo mismo, sólo que de diferente forma, pues la escritura es más rica en palabras y la conversación en matices. Prácticamente estamos ya en verano (por el calendario faltan sólo pocos días), y para mí dicha estación del año significa un pequeño cambio en mis costumbres cotidianas. Ha sido un auténtico placer relacionarme con todos vosotros casi a diario durante cuatro meses, y me encantaría poder seguir haciéndolo más adelante. Amigos, un beso para todos; familia, nos vemos en el Rompido. Con mucho cariño: Concha Pareja-Obregón López-Pazo.

    ResponderEliminar
  10. Conchaaaaaa, no te vayaaaaaas, te vamo a echá de menooooooo.
    Un beso prima, seguiremos nuestro blog cara a cara en El Rompido.
    Delia

    ResponderEliminar
  11. ¿Donde vas Conchaaaaaa? Tu no puedes pasar unas vacaciones tan largas... ¿No te ibas en Julio?
    Te vamos a echar de menos, esto no puede ser, hay que cargar con el ordenador. ¡Que pena!.. Tengo esperanza de que vuelvas a entrar en el blog. Te quiero prima. Rocio.

    ResponderEliminar
  12. LAS SIETE OLAS la escribí en el tiempo convulso en el que mi tata se nos fue y todavía llorándola empecé a preparar los equipajes de mis hijos que se marchaban a estudiar a Sevilla a la universidad, me quedaba el consuelo de saber que ella velaba y vela por ellos, por todos...Pues con la misma ilusión y la misma inocencia que sigo teniendo (algo menos), escribí esa novelita para sofocar mi dolor y mi soledad, novelita (corta) que tal como la escribí la iré poniendo por trocitos en este blog que mi hermano me pone a mi disposición porque yo lo conozco y lo sé...Al aire irán desde mañana "Las siete olas".--

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como todos los contenidos de este blog, los derechos de autor están reservados y preservados, de modo que empiezo con el escrito de hace unos años, hago esta aclaración aún a sabiendas que a nadie se le ocurriría llevarse semejante tontera a parte ninguna.--

      Eliminar
    2. También quiero decir que lo dedico a mi marido como pone en el principio, además de a todos los que vivimos en la Avda. Eduardo Dato nº 28, primero derecha, a todos los descendientes de aquella casa de maravillas y en especial a mi nieto Juan.--

      Eliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.