Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

EMBUSTES ESTELARES DE LA HUMANIDAD (3) La Rueda.

EL DESCUBRIMIENTO DE LA RUEDA.

Es muy difícil imaginarse un mundo sin ruedas.

Hoy día todo funciona con ruedas, mas o menos grandes y mas o menos sofisticadas y enrevesadas, pero ruedas al fin y al cabo.

La circunferencia, el perímetro, el radio, el numero pi, tres catorce diecisesis, dospierre, y todo ese misterio arcano matemático contenido en una rueda ha hecho que los sabios matemáticos nos apabullen de ciencia trigonométrica, que los físicos disfruten como enanos de su belleza y complejidad, que la industria progrese imparable, que los coches tengan gobierno, que el reloj marque las horas, que las ollas quepan en los fuegos, que los anillos se ajusten en los dedos, que los goles entren por la escuadra, que el papel higiénico dure cada vez menos, y que los profes cateen un examen cada vez que quieran a los chiquillos porque el intríngulis del perímetro circular y todos sus acertijos tiene cojones.

Yo, que soy un buen observador de la naturaleza, tengo una teoría bastante contundente: antes del descubrimiento de la rueda, es decir, antes del descubrimiento de la circunferencia con todos sus secretos, el personal vivía muy comodamente con las cosas “redondas”.

Porque había una jartá de cosas redondas antes que a un industrial se le ocurriera llamarlas “ruedas” o a un matemático “circunferencias”.

El Sol, joven y fuerte, era redondo cada mañana y cada tarde. La Luna era redonda una vez cada veintiocho días. Redondo era también el agujero que hacía el pájaro del pico corto y fuerte en la corteza del árbol, el de la hormiga en la tierra, el de la gusana en el barro. Redondas las medusas y las guaridas de los barrilete en el fango.

Redondo el cráter del volcán, el tronco de los árboles más altos, el nido arquitectónico de los aves en sus ramas, la huella de la gota de agua en la tierra, el oleaje minúsculo del charco.

Redondos los colores de los ojos de los que nos miramos a los ojos. Redondas son las arterias y las venas. Muchos huesos son redondos. Muchas órganos masculinos y femeninos son redonditos y complementarios.

Entonces, ¿A que viene darle tanta importancia a la rueda?

Desde que alguien tuvo la idea de usar un piedra redonda para hacerla rodar y trasladarla más fácilmente, hasta comprarse un Toyota en Nimo-Gordillo… ¡un suspiro!

¡Con lo a gusto que estábamos todos con las cosas “redondas” sin tanta matemática ni tanta tecnología!

Que sepan ustedes que el gachó que “descubrió” la rueda, no es santo de mi devoción.

He dicho.

1 comentario:

  1. Anónimo7/7/11 10:24

    AAAAAYYYY GACHÓ, QUE ME HAS DADO DÓNDE MÁS ME DUELE, AUNQUE TE COMPRENDO...VERÁS:
    Si es importante el invento de la rueda, lo que no importa es quién la inventó..o a quién se le ocurrió la feliz idea de poner al servicio de lo cotidiano todo lo que su vista lograba abarcar en esfera: Los ojos de sus hijos, el sol, la luna, el arco iris, la madriguera de un animal, los vientres a punto de parir....
    Hasta entonces cargaban los palos y piedras a lomos...los suyos, así que baldaditos por la "trosi", una noche de luna y dolor, pensó o pensaron en redondear aquellas piedras lunares, ponerle unos palos a lo largo y al través y cargar sus cosas y sus cazas...ni ibuprofeno ni paracetamol, la espalda de los hombres y mujeres mejoraron bastante, así que las madres mientras traían los alimentos lo que llevaban a la espalda eran a sus hijos de cabecitas redondas.......
    Aunque en realidad tienes razón, ésto de la rueda no es un invento, es una consecuencia inevitable de la evolución....
    A mi los inventos que más me gustan son los cotidianos, los más terrestres, los que yo manejo y me ayudan en mi vida, los pucheros para hacer la comida, las cerillas, el jabón, la fregona y lo bien que liga un tomate redondo como una rueda, partido por la mitad con su sal y su aceite de oliva virgen extra......!!Comino noooo..y orégano menos!!..
    Buuueeenooo y los tac esos, las resonancias horripilantes...y todos los descubrimientos en general....pero como mi lavadora de carrefur nada....Yo a lo mío, que doctores tiene la iglesia....¿los tiene?...bueno si..pero pa doctor, Celso Pareja-Obregón.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.