Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

EL BULLI



No puedo resistir más sin decirlo: El Bulli me parece una soberana horterada. Ferrán Adrián un insoportable pedante, y los periodistas que no paran de escribir del cierre de El Bulli y su conversión en no se que pamplina de fundación, unos gilipoyas de tomo y lomo.

Este buen cocinero (seguro que si lo es), ha pasado de ser eso, un buen cocinero con imaginación y creatividad a creerse que ha inventado el comer, la pólvora, el hilo negro y el dormir con los ojos cerrados. Se ha creído un “artista” y un “sabelotodo”, de todo opina y perora con voz engolada y atonal, sin decir absolutamente nada. No he leído o escuchado una sola entrevista donde no haya dicho nada más que sandeces en español y en catalán.

No se trata del típico “cateto” de pueblo (para mi nunca se debe usar esta palabra como un insulto) que es listo como el hambre, triunfa en los negocios y se enorgullece de ello sin renunciar a sus orígenes, no. Nunca, para su desgracia, ha sido cateto. Siempre ha sido un hortera muy muy cursi, patológicamente cursi. Muchos lo califican de “snob” y estoy totalmente de acuerdo, es un autentico “sine nobilitate” y se le nota en sus modos y sus maneras. Solo dice paparruchas.

No sé si su casa de comidas ha sido rentable o ruinosa. Me imagino, por pura lógica, que ha debido de ganar mucho dinero durante estos años de fama y estrellas Michelin, pero no me cabe en la mollera que un restaurante pueda tener mas cocineros y camareros que comensales. Así me explico los precios astronómicos que han tenido que pagar los “afortunados” comensales por sentarse a degustar un menú estrafalario lleno de burbujas, humos, esferificaciones, geles, y otras chorradas, en este mítico restaurante de la costa catalana. Parece que entre los mas progres y entendidos gourmets de España el que no conseguía mesa en El Bulli al menos una vez al año, ni era progre, ni era importante, ni la leche que mamó.

Pero lo que más me impresiona es la publicidad gratuita en las noticias de la tele y las páginas de periódicos y revistas que, gastando tiempo y dinero, se entretienen en informarnos de los futuros proyectos de este cocinero con ínfulas de divo y cara de papanata. Su comportamiento y su mensaje son grotescos. Sobre todo ahora, con la crisis que padecemos, donde en la página siguiente del mismo periódico leemos que los comedores sociales están a revientacalderas, que cada día hay más vecinos que no llegan a fin de mes, a otros muchos que les desahucian sus casas… y pienso que con lo que cuesta una cena en uno de sus restaurantes se paga la letra de una hipoteca o se puede llenar en el super un carro de comida para un mes de una familia normalita…

Y no quiero pasar a la página siguiente del periódico y leer las noticias de Somalia y otros países con hambrunas y menos ver las fotos de esos niños-cadaveres vivientes, que con un euro, un euro, un euro, al día se les salva de sobra la vida, se les vacuna y se les quita el hambre… entonces me duele mucho más pensar en las idioteces que hacemos con la manera de alimentarnos, pues tan solo siendo un poco solidarios, ecuánimes, cristianos, mahometanos o del rayo vallecano… y destinando tan solo algo del dinero que sobregastamos en caprichos y lujos alimenticios, podemos salvar muchas vidas de niños literalmente “muertos de hambre”.

Hay muchas organizaciones y ONGs con seriedad garantizada a las que podemos destinar parte de nuestro presupuesto de alimentos con la seguridad que esos dineros servirán para hacer un bien a la humanidad y quitar el hambre a muchos niños.

Y parte de ese presupuesto en alimentos puede salir de no derrochar el dinero en enriquecer a cocineros gilipoyas e insolidarios.

¡Ánimo Ferrán! ¡Ánimo Adrián! ¡Ánimo Bulli! : ¡Pon una casa de comidas en Somalia!

¡Eso si que da estrellas!

Pero no Michelín…

1 comentario:

  1. Anónimo8/8/11 12:31

    RECETA SACADA DE LA PÁGINA WEB DEL BULLI.-
    MENÚ DEL DÍA.-
    Sandía a la plancha con tomate.-
    Flambeamos el filete de sandía con algo de sal, el tomate se asa en horno de leña (ja), para la presentación en mesa se dispone, un fondo (dos rayitas) de puré de tomate concentrado, el filete de sandía flambeado y encima dos tomates al horno de leña (ja), se adereza con unas hojas de albahaca.-
    Salmonete a la plancha con espuma de suquet.-
    (Antes que nada, el suquet es el típico caldo de pescado que los pescadores catalanes se preparaban en los barcos con los restos de la pesca).
    Presentación en mesa, fondo de espuma de suquet (una espuma amarilla ), filete de salmonete (seis centímetros) y perejil fresco.
    Postre.-
    Espuma helada de piña con crema.-
    Presentación en mesa, espuma con sabor a piña (al momento se había hecho un charquito de zumo de piña ), nata montada, dos hojitas de menta.-
    Vinos de crianza....no sé de que crianza..
    precio por persona 145 euros.-
    Total, quitando el vino que intuyo que es lo único que se paga.. y caro..,,el juego que le dan a una sandía grandota, dos kilos de tomates, un kilo de salmonetes y una lata de piña al natural, nata y hierbas varias.....!!VIVAN LOS LISTOS!!.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.