Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

El Caso Marta (2)


Carta a Miguel Carcaño..
Depravado Miguel, mi mayor deseo es que llegues a leer esta carta que publico en mi Cuaderno, por lo tanto, si alguno de mis lectores quiere publicarla en otra páginas de Internet o hacer uso de ella con el objeto de hacer que llegue a ti de alguna manera, tiene todo mi permiso, bendiciones y agradecimiento.
Como ya suponía antes de tu testimonio en el Juicio, no has declarado nada nuevo ni aclarado lo que sucedió en realidad. No has querido decir la verdad, te mantienes en la ocultación de los hechos, persistes en las mentiras y la falsas versiones  y solo admites lo escasísimo que está comprobado por la absurda investigación policial con la que has tenido la suerte de encontrarte.
Asesorado por tu abogado admites que le diste a Marta un golpe con un cenicero tras una discusión y que creías que estaba muerta. Que te asustaste y avisaste a tus dos cómplices El Cuco y Samuel o Samuel y El Cuco -tanto monta, monta tanto- y que ellos fueron los que se deshicieron del cuerpo de la pobre chiquilla, y que tu no sabes donde esta ni te importa…
Y tu (y tu abogado) pretendes que el Jurado y todos nosotros nos creamos eso, para que te apliquen la menor pena que dicte la Ley y puedas salir a la calle en el menor tiempo posible.
¿Sabes lo que te digo? Que es posible que eso ocurra, porque con las Leyes que tenemos en la muy progresista España no me sorprendería nada de nada, pero te voy a explicar como funcionan las cosas fuera del amparo las Leyes Judiciales.
Tu eres un asesino depravado. Has asesinado a una joven menor de edad inocente, que confiaba en ti, que estaba “enamorada” de ti, que no tenía intención de hacerte daño ni mal alguno, que solo querría salir contigo y vivir la vida de una joven normal y corriente de su edad, con hermanos, padre, madre, abuelos, amigos y amigas, que la querían con locura porque era una buena hija y nieta, buena hermana, amiga de sus amigos, una chica de diecisiete años enamorada y confiada… como hay muchísimas en todo el mundo.
La única diferencia es que Marta se encontró en su camino con un animal depravado y sin sentimientos, un asesino sin remordimientos como tu, Miguel Carcaño. 


Tu eres una alimaña que no dudaste en golpearla en la cabeza con un cenicero, seguramente por una discusión absurda. Probablemente la violaste antes o después de matarla. No sentiste el más mínimo atisbo de arrepentimiento y te pediste ayuda a otras alimañas de tu misma estirpe, tus cómplices principales Samuel y El Cuco y tus otros dos cómplices necesarios, tu hermanastro Javier y su novia María.
Lo que sucedió esa triste noche solo vosotros cinco lo sabéis, Todos vosotros sabéis donde ocultasteis e hicisteis desaparecer el cadáver de Marta, pero nunca lo vais a decir porque todos y cada uno de vosotros sois unas hienas depravadas, unos animales salvajes que no os merecéis vivir en libertad entre personas normales.
Os merecéis que os tratemos como alimañas dañinas y peligrosas, como tratamos a las bestias irracionales que ponen en peligro nuestras vidas aun sin provocación, como yo puedo tratar a una avispa traicionera cuando estoy tomando el sol, a una cucaracha que quiere zamparse los restos de mi cena, a una mosca cojonera verde y asquerosa que se introduce en mi cocina, una araña peluda que intenta convivir en el cuarto de dormir de mis hijos…
Yo te deseo Miguel Carcaño que la Justicia te condene a muchos y largos años de cárcel. Pero que no tenga piedad de ti y te mande a una celda de aislamiento, ni a módulos de esos “antisuicidios” en los que estés aislado, protegido y vigilado por otros internos de esos pacíficos que les queda poco para salir en libertad.
Me gustaría saber que vas a cumplir tu condena en una prisión normal, en el área lógica donde están los presos comunes junto a los asesinos y los violadores, sin ningún tipo de protección “estatal”. Que estés rodeado todo el día de otras alimañas como tu, pero que tiene un mínimo sentido de moral y respeto por la vida de las menores inocentes, y que aplican sus propias normas y “leyes” dentro del recinto penitenciario para con los violadores y asesinos de niñas.
Estos que te digo, “colegas” acompañantes con los que debes convivir no son agentes judiciales ni policías de la señorita Pepis. No. A estos si tienes que tenerles miedo.
Y eso es lo que te deseo, te deseamos, con toda la fuerza de mi rechazo hacia ti y tus cómplices: Miedo.
Quiero que vivas (que viváis) lo que te queda de vida con miedo, con mucho miedo. Que te encierren y te dejen solo en una cárcel donde no te amparen los privilegios Judiciales ni tus abogados de mierda. Si, tus abogados de mierda, he dicho.
Que vivas con el miedo de que cualquier día, a cualquier hora o en cualquier momento se cumpla la “ley carcelaria” que se le aplica a los asesinos de niños y violadores…
Deseo que no duermas tranquilo por la noche ni un solo día más de tu rastrera vida. Que tengas tanto miedo que no puedas pensar en otra cosa que en protegerte.
Que te cagues de miedo como una maricona todos los días. (Este insulto no tiene nada que ver con los homosexuales, perdón si creéis que os ofendo, nada mas lejos de mi ánimo, pero es lo que me sale de dentro)
Que vivas amargado el resto de tus días hasta que te arrepientas y digas de una puñetera vez la verdad y pidas perdón a los padres de Marta del Castillo.
Y si después de todo esto, espero que sean muchos años, no “te pudres” en la cárcel, confío que cuando cumplas esa pena de privación de libertad y salgas de nuevo a la calle te encuentres el mas absoluto y total rechazo social, que te sigamos considerando lo que eres, una apestosa y asquerosa alimaña despiadada que no merece ni debe vivir entre personas normales.
Te aseguro que si en mi mano estuviera, tu y tus despiadados y mentirosos cómplices no pisarías nunca más las calles que yo piso.
Espero además Miguel Carcaño que tengas una larga y jodida vida (seguramente cuando salgas de la cárcel ya te habrán jodido en el más real y físico sentido de la palabra) y que si alguna vez tomas conciencia del daño atroz que has hecho, te redimas como lo hacen los hombres: diciendo la Verdad y pidiendo Perdón.

13 comentarios:

  1. A este le van a echar como mucho veinte años, que luego por buena conducta y no sé que más;a la calle...que luego en la cárcel son modelitos..eso sí,para que les reduzcan pena y den permisos. En las cárceles dicen que tienen tb sus códigos. Lo que vemos en la tele, que al que viola o mata niñas le dan allí su merecido.Hace un montón de la muerte de Marta, más de dos años. Yo vivía en otra ciudad...parece que hace nada, pero ha pasado mucho tiempo y la familia no puede enterrarla. Saber el lugar donde descansa un ser querido, llevar flores y visitar la tumba alivia el duelo.Esa familia aún no tiene un descanso. La vida a Marta no se le puede devolver, pero por lo menos, deberían decir donde están sus restos para descanso y alivio de la familia.

    ResponderEliminar
  2. Desgraciadamente ni 20 años, si no hay cuerpo, no hay homicido, etc...Supongo que como mucho en menos de 10 años está en la calle, y para los cómplices.., un par de añitos lo menos, para la novia del hermano..,no creo que entre siquiera, pues ya le habrán asesorado bien, para que haga lo que está haciendo...
    Ni siquiera creo que lo vayan a pagar en la cárcel, Celso, eso de los que violan a niños, etc, es muy de película, aunque ojo! tengo un amigo que ha estado 2 o 4 años, no recuerdo muy bien, y me dijo que es durísimo, que nadie merece estar ahí dentro, etc, con lo que estando dentro tienen lo suyo, ahora que si esperamos justicia, por dónde empezamos? desde la justicia mismo? No existe.
    Lo que está claro es que después de este tiempo de bonanza, y la calidad de vida que hemos estado viviendo hasta el momento, tienen sus días contados, la gente está alterada, necesita un cambio (CRISIS=CAMBIO)y está claro que con el nuevo gobierno, no sólo veremos recortes sociales (justos y necesarios) también viviremos un recrudecimiento en el código penal, civil,judicial...)TIEMPO AL TIEMPO...
    Estos temas son muy tristes, pero están ahí, hay que hablarlos y tratarlos, estudiarlos y enjuiciarlos dentro de nuestra parcela, no me gustaría ser el juez del caso "Marta".
    Gracias por traernos noticias del día a día y poder discutirlo y hablarlo entre nosotros Celso, lo importante es que no nos de todo igual. Un abrazo para todos.
    B.Vea

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. ¡Que bonita palabra! Tontaina. Me encanta. Ya está en desuso pero deberíamos usarla cada vez mas porque es muy sugerente.
    El "tontaina" no es un "tonto".
    El tonto tiene connotaciones médicas y peyorativas. Un tonto no tiene arreglo. Es tonto. Punto.
    En cambio el tontaina tiene un aspecto mas cariñoso... el tontaina es como un amigo que de vez en cuando tiene un descuido, pero sin maldad. Un tontaina no es tan grave como ser tonto. El tontaina es facilmente corregible.
    Todos tenemos a un "tontaina" cerca al que cuidamos y queremos, al que le decimos que no sea tan tontaina, casi todos los días....
    Todos tenemos algun dia mas tontaina que otro.
    Todos somos o seremos "tontainas"...
    En verdad todos somos alguna vez unos tontainas...
    Tontaina...

    ResponderEliminar
  5. Bien escrito Celso; Que pena que la Guardia Civil no tuviera jurisdicción en éste caso...que pena coño!!anda que no hubiesen largado pronto estos hijoslagranputa.
    Mi admiración por los padres de Marta,ejemplo de serenidad,entereza,señorio....y mil virtudes más.
    (Pido disculpas por los tacos, pero he escrito tal como lo siento).
    saludos
    Antonio Sierra

    ResponderEliminar
  6. Estimado amigo el caso Marta del Castillo nos tiene en vilo a casi toda España y parte del extranjero, es lamentable que los puñeteros niñatos no suerte prenda y los pobres padres de Marta sigan con su sufrimiento, lamento que hoy en día aun haya abogadillos que decidan defender a estas alimañas, digo abogadillos por no decir muertos de hambre, porque ellos con su defensa a esta gente le están haciendo mucho daño a la verdad y a los padres de Marte, ellos dirán que afata de pan buenas son tortas, pero no son tortas son asesinos y desde aquí le recuerdo que si son padres el día de mañana sus propios hijos pueden caer en manos de estas alimañas, ni Dios quiera que esto pase. No quiero extenderme mas de lo necesario todos compartimos tu opinión y España esta del lado de la verdad, y la verdad ya la conocemos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. en Estados Unidos estos tipos de tunantes los encierran en el corredor de la muerte.

    ResponderEliminar
  8. HOLA, SOY LOURDES.-
    Estos depravados se están riendo con una crueldad infinita de los padres de Marta Del Castillo, se están riendo con una osadía sin precedentes de todo el sistema judicial, se están cachondeando de la moral, de la vida ajena, del dolor y del sufrimiento de los demás, por lo tanto son unos sicópatas faltos de piedad y de empatía hacia los demás.
    Los abogados QUE LOS ENCUBREN (presuntamente, que hasta miedo me da), están haciendo y consintiendo lo mismo que éstos sicópatas.
    En España la justicia está fallando claramente, más bien ES UN CASCHONDEO.
    Pero no fallemos nosotros, no seamos excesivos en los comentario (Recuerdo el título La Jauría Humana). Tenemos que levantar nuestras voces contra éste sistema judicial que permite éstas barbaridades, y contra un gobierno que lo consiente.
    A éstos sicópatas hay que juzgarlos en un juicio justo, no lo que se está haciendo ahora, injusto claramente para la familia de Marta que tienen el derecho fundamental de saber donde le pueden ir a llorar a su hija. Justo para que vayan a prisión con cadena perpetua, hasta los 65 años por lo menos que no puedan salir por nada.
    No comparto por muy sicópata que sean, los deseos de que les torturen en la cárcel, no quiero que torturen ni al demonio coronao, tampoco quiero que vayan al corredor de la muerte.
    QUIERO QUE CAMBIE ESTE GOBIERNO, ESTE SISTEMA JUDICIAL, QUE TENGAN CADENA PERPETUA Y QUE LOS ABOGADOS NO PUEDAN NUNCA ENCUBRIR, LOS ABOGADOS TIENEN QUE DEFENDER SOBRE LOS HECHOS CLARAMENTE EXPUESTOS.-
    p.d.-Por favor, que no me venga nadie diciendo que qué haría yo si fuera un hijo-hija mío, porque si fuera así creo que me los cargaba con mis propias manos........., pero no estamos hablando de eso, ah, y solo lo creo, pero prdría ser posible, Dios nos ayude.-

    Lourdes Pareja-Obregón.-

    ResponderEliminar
  9. SICÓPATAS Y ASESINOS, CON MAYUSCULAS.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  10. Pués que razón tienes, yo también les deseo (a todos por igual) lo peor de lo peor que les pueda pasar para el resto de sus vidas y como bien dices, ojala que en la carcel le paguen con la misma moneda, según tengo entedido a los violadores y a los asesinos de menores les hacen la vida imposible los propios presos. Yo también lo deseo con todas mis fuerzas, que no tengan ni un segundo de felicidad en sus puñeteras vidas.
    No entiendo como nuestros políticos no cambian las leyes de este País, o es que no les interesa? ya no se que pensar, muchas veces deberían ponerse en la piel de de los ciudadanos a los que "quieren desesperadamente" gobernar e intentar ser "justos" con este tipo de casos. La verdad, no lo entiendo.
    Coslada

    ResponderEliminar
  11. Los padres suplicando saber donde está el cuerpo de su hija... y los niñatos asesinos mostrando arrepentimiento. Eso es lo que hemos visto estos días. Dicen no tener ni idea donde está el cuerpo.
    Pongámonos de verdad en la piel de esos familiares. ¡Espeluznante¡. Y los niñatos, con la melena larga, cuidada, como luciéndose. Y la madre de uno en la Noria, ganando dinero. Todo una vergüenza de las gordas. ¡Que forma de tomar el pelo a policias, jueces y a la sociedad que está indignada con esta gentuza¡. Y que forma de machacar a unos padres muertos de dolor. No hay derecho. Que hagan justicia, pero de la que en verdad se merecen todos ellos. Por participar, por encubrir, por mentir, porque no tienen sentimientos. En vez de pedir perdón, que cuenten ya de una vez la verdad y que digan que hicieron con el cuerpo de esa pobre niña. Nadie los va a perdonar, nadie cree en su arrepentimiento. Escoria es lo que son.

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.