Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

La Depresión

Pues resulta que cada vez con mas frecuencia tengo pacientes con síntomas parecidos, que los cuentan casi con las mismas palabras.

-       “Verá doctor, no se que me pasa, estoy cada vez más cansado/a, me levanto por las mañanas y no puedo tirar de mi cuerpo, se me hace un mundo empezar el día… no tengo ánimo para nada… no tengo interés por las cosas que antes me agradaban… ya no disfruto como antes… el cuerpo me pide quedarme en la cama y taparme la cabeza…”

Cuando escucho estas palabras me pongo en guardia porque puede que esté escuchando el grito de socorro de una persona con un Síndrome Depresivo (SD) que esta pidiendo ayuda, que necesita ayuda y tratamiento médico inmediato.

El Síndrome Depresivo Mayor (SDM) se caracteriza por un estado de ánimo especial, con síntomas afectivos:

·      Perdida de la capacidad de interesarse y disfrutar de las cosas habituales.
·      Disminución de la vitalidad normal asociada la edad, sexo, estado físico…
·      Estado de ánimo bajo, cansancio exagerado no atribuible a causa orgánica, de dos semanas como mínimo de duración.

Estos tres son los síntomas cardinales o fundamentales, pero además deben asociarse a:

·      Emotividad acentuada, tristeza, ganas de llorar.
·      Falta de atención y concentración, memoria baja.
·      Pérdida de la confianza en uno mismo, con sentimientos de inutilidad e inferioridad. Autoestima baja.
·      Ideas de culpa y fracaso, de ruina…
·      Perspectivas de futuro sombrías y desasosegantes. Miedos.
·      Trastornos del sueño.
·      Agitación o inhibición psicomotoras.
·      Cambios en el apetito. Pérdida o aumento de peso del 5% en un mes.
·      Perdida de la libido.
·      Pensamientos recurrentes agresivos, auto-lesivos o suicidas.

Aunque hay muchos tipos y subtipos de depresiones, podemos diagnosticar a un paciente de SD, si padece los tres síntomas principales y al menos dos de los síntomas secundarios mencionados.

Esta que he descrito es la forma “clásica” o habitual de presentarse el SD.

Pero hay muchos pacientes con Síndrome Depresivo Ansioso (SDA) o Trastorno Depresivo Mixto (TDM), que acuden a la consulta con cuadros clínicos donde, además de los anteriores, predominan los síntomas somáticos, que los médicos atribuimos tan solo a la ansiedad y que enmascaran el SD:

·      Cefaleas, migrañas, parestesias… a veces amnesias.
·      Astenia, sudoración, mareos, vértigos, zumbidos de oídos, destellos luminosos, lipotimias…
·      Malas digestiones, gases, nauseas, diarreas…
·      Dolores de pecho, palpitaciones, asfixia, subidas de tensión arterial…
·      Impotencia, frigidez, desinterés sexual.
·      Trastornos del sueño. Insomnio.
·      Aumento o pérdida de peso, inexplicable.
·      Dolores de espalda, de cuello, articulares…
·      Dolor abdominal inexplicable…

Y me pongo en guardia porque la Depresión afecta a 121 millones de personas en el mundo y se cobra más de 850.000 vidas al año… Y solo están diagnosticados correctamente el 75 % de las personas que padecen depresión. El resto, un 25% de depresivos, están diagnosticados de Trastornos de Ansiedad o de alguna otra enfermedad somática, mientras sufren los estragos que causa el SD en la vida de los que la padecen. 

El SD afecta a todas las áreas de nuestra vida: afectividad, cognición, corporalidad, conducta y ritmos biológicos.

Se ha comprobado que hay circunstancias favorecedoras para desarrollar un SD:

·      Antecedentes familiares de depresión.
·      Estrés crónico y trastornos de ansiedad generalizada.
·      Rasgos de personalidad neurótica.
·      Consumo de tabaco, alcohol y drogas.
·      Pacientes con enfermedades crónicas.

El SD es una condición devastadora para el individuo y tiene una considerable tasa de mortalidad en los pacientes no tratados, ya que el suicidio se da en un 15% de los casos. Unas 58.000 personas se suicidan cada año en la Unión Europea, cifra que supera las muertes anuales por accidentes de tráfico, homicidios o VIH/SIDA.

Estudios recientes intentan encontrar conexiones hipotéticas entre las enfermedades mentales y los factores sociales: estatus socio-económicos (pobreza, soledad, ruina, circunstancias laborales adversas), disfunciones familiares (divorcios, violencia) o desarraigo social. Estas situaciones originarían “factores estresantes” que provocarían una reacción adaptativa (hipocampo-amigdala-hipotálamo-hipófisis) que con el tiempo pudiera alterar los neurotransmisores cerebrales, creando una situación patológica que afectaría a los sentimientos, estado de ánimo, síntomas físicos, etc.

Todo este rollo viene a cuento porque como dije al principio quizá el entorno económico-social actual predisponga o favorezca un aumento de esta patología. Mi interés es que conozcamos un poco mejor esta enfermedad para que no nos pase desapercibida en los estadios iniciales, bien para nosotros mismos o algún familiar que pudiera padecerla.

Así que si tenemos síntomas o sospecha de padecer alguno de estos cuadros clínicos no dudemos en acudir a nuestro médico para que realice unas pruebas y un diagnostico correcto.

No pasa nada por ir al Psicólogo o al Psiquiatra.

Lo digo por experiencia propia.

Página interesante: Depresión. Conócela por favor.

5 comentarios:

  1. NO SOLO NO PASA NADA POR IR AL PSQUIATRA O AL PSICÓLOGO, CUANDO NOS PASA ALGO QUE TIENE QUE VER CON TODO LO QUE HAS DESCRITO, HAY QUE IR, IGUALMENTE CUANDO TIENES UN FLEMÓN ENORME TIENES QUE IR AL DENTISTA, TE PARTES UN TOBILLO AL TRAUMATÓLOGO, O TE ENCUENTRAS MAL CON SÍNTOMAS MUY DIVERSOS, AL INTERNISTA (EL MÁS SABIO, POR CIERTO Y CON PERDÓN DE LOS DEMÁS),
    ÉSTE ADEMÁS DE TRATARTE EN EL PROBLEMA, SI ES NECESARIO TE DERIVARÁ AL ESPECIALISTA OPORTUNO.
    Y DESPUÉS DE IR A CUALQUIERA DE ÉSTOS MÉDICOS ESPECIALISTAS QUE SE HAN NOMBRADO, NOS SENTIREMOS MEJOR, DESPUÉS DE UN TRATAMIENTO ADECUADO, UNA OPERACIÓN NECESARIA O UNA PIERNA ESCAYOLADA.
    YO UNA VEZ FUÍ A UN MEDICO QUE ME CAMBIÓ LA VIDA POR COMPLETO, ME ACLARO MUCHO Y ME TRATÓ MI PROBLEMA, UN GRAN HOMBRE QUE NO OLVIDARÉ EN LA VIDA......, TANTO ES ASÍ QUE AYER HABLÉ CON SU MUJER A LA QUE CONOCÍ BIEN PORQUE ESTABA EN LA CONSULTA....LE DÍ RECUERDOS PARA ÉL.-
    LOURDES.-

    ResponderEliminar
  2. _situaciones originarían “factores estresantes” que provocarían una reacción adaptativa (hipocampo-amigdala-hipotálamo-hipófisis) que con el tiempo pudiera alterar los neurotransmisores cerebrales_
    Muy interesante,aunque hay veces, que la depresión viene porque si. Yo tengo una amiga que en serio no tiene ningún problema en su vida porque la tiene resuelta y sin embargo, tuvo una depresión horrible. Por cierto, con la medicación, engordó mucho. Ahora que dejo de tomar las medicación perdió peso. Pero si, si tienes problemas en tu vida, supongo; que tienes más papeletas para sufrir una depresión.
    Sobre lo que dices, que no pasa nada por ir al psicólogo o al psiquiatra; en esto hay mucha hipocresía. Se dice que no pasa, pero el que vaya que no lo diga..jajaja..vaya. En psicología social, los americanos;éstos son muy dados a los experimentos. Hicieron uno, estaba el sujeto colaborador y un grupo que estaban esperando en una sala para hacer unos exámenes o unas pruebas, no recuerdo bien. A un grupo se les dijo que el chico había tenido problemas de índole psicológica y había necesitado atención. Y al otro grupo no se le dijo nada. Hubo muchas diferencias en el trato al chico.En el grupo en que se les dijo que el chico recibió ayuda, se mostraban más distantes, ponían excusas para quedar o le miraban en plan, ..pobrecillo..pero yo no tengo yo ninguna semejanza con él. Creo que eso pasa porque tendemos a distanciarnos y aproximarnos en función de las características personales o de lo que nos gustaría a nosotros ser o proyectar. En fin, mucha hipocresía, con esto de acudir a psicólogo o psiquiatra. Sin embargo, los argentinos por lo visto, esos a la menor de cambio, acuden ;y se ve normal. Es como chic ir a terapia.

    ResponderEliminar
  3. Tengo depresión después de ver a una anciana vestida de rosa con volantes bailando en mitad de la calle y recién casada mientras su hija estaba en el hospital.

    ResponderEliminar
  4. Bailando?.....si no llega a ser quién es la encierran por loca. Dios lo que hace el dinero.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  5. "@castavieja: Arcangel por Fandangos de Huelva y Alosno: http://t.co/p54qivln
    "Arcangel por fandangos de Huelva y Alosno".-
    Ojalá deis con ésta joya, pastilla que me he tomado ésta mañana contra la ansiedad y la lejanía..y me ha mejorado mucho, es un bálsamo de los mejores.-
    Arcangel canta los fandangos como solo lo puede hacer alguien de Huelva, se pasea por La Capital, visita a Toronjo, cruza el Andévalo y llega a La Sierra. El estilo cambia a su antojo, tanto, que la guitarra sabia no puede seguirle con facilidad, su acento es distinto según el palo, según el sitio preciso. Cuando canta por Toronjo se arruga la chaqueta con una mano y con fuerza entra al centro con la otra, la boca de medio lado..Huelva Pura.-
    Ay, que bien me ha sentao..

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.