Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Los Reyes Magos


No me gusta hablar de la festividad de Los Reyes Magos, porque creo que es una festividad pagana y absurda (igual que Papa Noel y Santa Claus), que se basa en llenar de regalos a los niños que, afortunados ellos, tienen padres y familiares que les puedan hacer regalos, creando desde muy pequeños unas diferencias entre chiquillos bastante dolorosas e injustas.

Me explico:

Si yo le regalo a mi nieta con un año, es decir mañana, un cochecito de muñecas para empujar, unos muñecos de trapo, globos, etc, esta claro que jugará con ellos y se entretendrá rompiéndolos y tirándolos por las ventanas (si puede) pero no tiene la más mínima idea de por qué viene esos regalos ni le importa. Es inocente.

Con dos años igual disfrutará mucho viendo la Cabalgata de los Reyes y las luces y los caballos y los camellos y las princesas, etc. A la mañana siguiente se encontrará con unos cuantos regalos estupendos que le duraran unos meses hasta que se rompan, se almacenen en el ropero o se guarden en trastero. Es inocente.

Con tres y cuatro años los Reyes Magos empiezan a ser una amenaza de si vienen o no vienen y si tren regalos o carbones. Al final, lógicamente, siempre llegan cargaditos de juguetes… olé , olé, holanda y olé… holanda ya se fue… Son inocentes.

Con cinco seis y siete años la ilusión es enorme, la amenaza del carbón se acrecienta si somos malos, pero las cartas a Sus Majestades Los Reyes son larguísimas. Los niños se saturan desde chicos de publicidad engañosa que les hace ver palacios y mundos fantásticos donde solo hay plástico, purpurina  y engañifa… Los juguetes duran un cuarto de hora y al día siguiente son cacharros inservibles que los mismos niños los desprecian y los maltratan. Pero ellos son inocentes.

Con ocho y nueve años los niños ya saben más que Briján y le piden a “Los Reyes” todo lo que consideran que “sus majestades” son capaces de comprarles, aunque no sea necesario, ni útil , ni conveniente… ¿Son inocentes?

Coches y motos de baterías eléctricas, carísimos, que atolondran y atontan a los niños “propietarios” y hacen rabiar de envidia  a los demás niños que los Reyes les dejaron una pelota o una raqueta de tenis. Aviones y helicópteros teledirigidos con mandos a distancia que valen una fortuna. Teléfonos móviles y aparatos de música de última generación. Juegos electrónicos con los que se puede participar en la Tercera Guerra Mundial asesinando a refugiados desarmados sin que te metan en la cárcel. Películas virtuales en 3D con gafas especiales para participar en ellas. Hasta bicicletas motorizadas, motocicletas y coches utilitarios traen ya algunos “reyes magos” ajilipoyados.

Este tipo de “regalos” son incongruentes e innecesarios, esa es mi opinión. Crean diferencias sociales ya desde pequeños y no hacen ningún bien, no proporcionan a los niños mejor bienestar que el que no pueda hacer una simple bicicleta, unos patines, un balón de futbol o unas raquetas de tenis.

Si sabemos como esta el patio, la cantidad de familias sin ingresos mensuales, la tasa de desempleo galopante, los números rojos, la inflación…

¿CÓMO COÑO ESTABA AYER EL CORTE INGLES HASTA LA BOLA?

22 comentarios:

  1. Anónimo4/1/12 18:32

    Nunca me ha gustado regalar cosas apabullantes ni muchos regalos; soy de regalos discretos, pero no ahora con la crisis, de toda la vida. Reconozco que fuí una niña que siempre disfrutó en Reyes cons sus juguetes; eran unos juguetes lógicos y sensatos. Después con mis hijos hice lo mismo: los Reyes Magos traían cosas que los niños puedian disfrutar, o sea, equilibradamente, sin apabullar y hacer que los pobrecillos no sepan a qué acudir y terminen dejándolo todo y jugando con cualquier cacharro. Ahora lo hago igual con mi nieta.
    Me encanta regalar detalles, quiero decir que, más que el objeto en sí se valore el que la persona vea que te has acordado de ella. Por ejemplo, regalar un buen libro, una planta bonita, un adorno discreto....son cosas que por pequeñas, nadie o casi nadie las regala. En fin, que cada cual regale lo que quiera y lo que pueda y que a todos los niños les traigan los Reyes Magos juguetes, que para eso son Magos. Ese es mi deseo. Concha.

    ResponderEliminar
  2. Estoy casi de acuerdo contigo en tu planteamiento, también veo desmesurado el tema de los regalos pero eso no es culpa de nuestros niños, sino de los mayores y sus complejos.
    Para mí es el mejor día del año y tengo una entrada escrita para publicar el día 6 en la que narro mis Reyes.
    Que Sus Majestades lleguen a tu casa con una gran carga de ilusión y muchos presentes para Celsa.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4/1/12 21:35

    ""Con ocho y nueve años los niños ya saben más que Briján y le piden a “Los Reyes” todo lo que consideran que “sus majestades” son capaces de comprarles, aunque no sea necesario, ni útil , ni conveniente… ¿Son inocentes?"""jajaja, va a ser que no mucho.
    Te voy a contar lo mismo que conté a otro blogger. Tiene creo ocho años más que tu, más o menos. Pero tiene una hija de tan solo cinco años. Se anda quejando, siempre se queja por todo el tema de reuniones sociales y siempre así, y claro; ahora con la navidad, tiene un berrinche jajaja. Que si las cenas , que compromisos que no sé qué...es que la navidad..Yo le dije que la navidad es más para los niños, no tanto; para los mayores. Para disfrutarla con esa niña tan peque que tiene...Cuando era pequeña tenia una amiga riquilla de estas de campo y luego íbamos al colegio después de reyes y ella no tenía ni un juguete. Los padres pasaban de ese tema. Yo tenía a mis abuelos que me compraban muñecas, cocinitas, juguetes sexistas; dirían hoy en día. Pero a mi me llenaban de ilusión. En realidad, lo importante de los juguetes es que alimenten la ilusión. Pero claro hay niños pobres y niños ricos y eso no solo pasa en reyes, pasa cada día; que ellos ven cosas.Y la publicidad y el consumo y los juguetes megacarisisimos...en fin, mejor le regalas una muñeca y el cochecito, aunque sea sexista.Yo recuerdo lo mucho que me gustaban las muñecas, las descabezaba; ríete tú de los de la revolución francesa. MC

    ResponderEliminar
  4. ana pareja- obregón4/1/12 23:36

    Papá, no estoy de acuerdo contigo, y sí con "no cogé ventaja , miarma"...a los niños hay que educarlos, sobre todo con el ejemplo, porque diferencias entre los niños las hay a diario, no sólo el día 6 de enero.
    Estoy completamente de acuerdo en lo desmesurado de los regalos, ya que hoy en día podemos decir QUE TENEMOS DE TODO Y DE SOBRA, ADEMÁS...pero y
    lo que tú vas a disfrutar viendo a Celsa abriendo sus regalitos o regalito, cuando de verdad se entere de lo que va la cosa...yo quiero disfrutar de ese día con mi niña por supuesto, lo mismo que disfrutaba yo en casa de los abuelos las tardes del día 5 de enero, corriendo por la calle para ver la cabalgata y "volando" ( porque yo volaba por las calles) para ver lo que " los pajes de los reyes" nos habían dejado en el salón de la calle Castelar a los primos, a cada uno en un rinconcito, y después en el cuarto de la Tata...PARA MI ACORDARME ES MOTIVO DE FELICIDAD, SE ME SALTAN LAS LÁGRIMAS...ESOS DÍAS HAN HECHO QUE MI INFANCIA SEA FELIZ, FELIZ, FELIZ...y no eran regalazos desmesurados, pero eran estupendos para mi !!!Por supuesto no hace falta que te diga lo que disfrutaba con los regalos de nuestra casa, me acuerdo de los Reyes de la casa de Luis de Morales y los de Tomares, delante de la chimenea...anda que no...QUE BONITOOOOS, me dormía "cagaita" por si veía al rey negro...pero que me gustaba esa noche!
    Bueno...ya hablaremos, pero me parese que a ti este año te van a poné carbón...como tu deje a mi niña sin Reyes verá...
    Te quiero!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5/1/12 09:13

    Ana, me has hecho recordar los días de Reyes en la Calle Castelar. Cuanta razón tienes; era y es para mí también, el día más mágico del año. Mis niños, al igual que todos vosotros, disfrutaban corriendo por esas calles -Arfe, Gamazo, Garcia de Vinuesa- después de la Cabalgata, para ir a ver lo que El Paje había dejado en el salón y en el cuarto de la tata, que eran unos regalos preciosos. Luego, cada uno en su casa, recibíais también unos regalos estupendos. Ahora tenemos a los dos pequeñas de la familia, Celsa y Julia, y estoy segura que siempre siempre van a recibir regalos en Reyes y van a ser tan felices como lo habéis sido todos vosotros; todos nosotros. Te quiere mucho: tia Concha.

    ResponderEliminar
  6. Se que lo que he dicho puede ser malinterpretado y quiero intentar explicarme mejor.
    No pongo en duda la tremenda ilusión que hemos tenido casi todos los niños de España con la llegada de Sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente, La Cabalgata, la ilusión de la noche mas larga del año, el despertar por la mañana corriendo al salón a ver los juguetes, las caras de alegría... todo eso es pura magia y me gustaría que TODOS los niños del mundo lo pudieran disfrutar como lo he disfrutado yo... y como muy bien dice mi hija Ana, que es la niña mas buena del mundo, lo es, de verdad, os lo digo yo, que soy su padre...
    Pero desgraciadamente el cuento no es tan bonito.
    Os cuento un ejemplo real. Cuando viviamos en Eduardo Dato, mi pandilla de amigos, que además todos eramos vecinos de los mismos bloques de los pisos de la Diputación, pracicamente todos le pediamos a los Reyes lo mismo cada año: una año patines, otro, raquetas de tenis, otro bicis etc, todos menos unos hermanos que por los motivos que fueran sus padres no les traían juguetes en Reyes.Ese padre (al que no puedo juzgar) cada año sacaba de un altillo un tren electrico y lo montaba en el salón de su casa y el regalo de Reyes consistía en eso, en ver dar vueltas al tren electrico durante dos o tres días, si acaso con un nuevo vagón cada año, para luego volverlo a guardar.
    Estos hermanos sufrían cuando nos veían el día 6 por la mañana bajar al campo del Sevilla con nuestros regalos nuevos, sufrían mucho y yo sufría con ellos.
    Me imagino que debe haber cientos de niños cada año que esperen la llegada de los Reyes, pero que no estos Reyes nunca llegaran... y se preguntarán que es lo que pasa en el mundo que unos Reyes dejan juguetes a unos niños y a ellos no... mal empezamos.
    El día de Reyes es el día de la Cabalgata, eso si que es un día bonito e ilusionante para todos los niños que sus padres quieran llevarlos a disfrutar de esa mágica tarde-noche. La Cabalgata es fundamental es maravillosa, es necesaria, es gratis (para todos los niños) es pura ilusión.
    Regalar juguetes a nuestros hijos, sobrinos, nietos, etc, no hace felices a los padres, eso no lo dudo.
    Pero todo esto no tiene nada que ver con una festividad religiosa, sino mas bien "pagana" de pagar...
    Que los niños tengan juguetes es justo y necesario, mi deseo es para TODOS los niños. Pero que se convierta este día en un absurdo dispendio de gastos innecesarios e intercambio de objetos entre adultos me parece un poco hacerle el juego a los grandes almacenes...
    Pero mi regalo de Reyes es que Ana me haya escrito en el Cuaderno riñendome... y me lo merezco por gilipoyas... porque en realidad yo soy una de las personas mas afortunadas del mundo por tener la familia que tengo, a Ana, Celsito y Celsa, a mi SE Mariajose, a David y a Paloma, a mi madre, ya bisabuela, a todos mis hermanos, a mis primos que tan unidos estamos... eso es una verdadera fortuna... ese es mi regalos de Reyes.
    Ana, me alegro de tu infancia tan feliz, y que hayas disfrutado tanto de los Reyes Magos, pero que sepas que tu has sido el mejor regalo DE TODOS LOS DIAS DE MI VIDA y lo serás siempre. Desde que naciste le doy gracias a Dios cada día por haberme regalado una hija como tu.
    No te preocupes a Celsa los Reyes Magos seguro que le traen algún juguete en casa de sus abuelos... yo por lo menos lo he pedido...

    ResponderEliminar
  7. "regalar juguetes NOS HACE FELICES A LOS PADRES" debe decir. Correción.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo5/1/12 09:39

    OLE ANA Y OLE CELSO.- Tienen razón los dos.
    Ana, no te preocupes que tu padre SI le ha escrito a los reyes para Celsa, lo que le pasa que es tan feliz con ella, sabe que va a tener tantos regalitos y que va a disfrutar siempre tanto y el disfruta con ella, que le gustaría que a todo el mundo le pasara igual.
    Pero bueno, las injusticias con los niños del mundo estan ahí, y en mi opinión, ésa es la menos importante.
    No sé si es de buen gusto nombrar a los niños de Africa en un día como éste.
    No sé si esde buen gusto, vamos a disfrutar nosotros, pero con un solo pensamiento hacia ellos ya emos hecho algo, porque existen, están allí..
    !!Feliz día de Reeyes!!, y como todo y como siempre a pesar de los pesares, que es nuestra obligación el ser felices.-
    Lourdes P-Obregón.-

    ResponderEliminar
  9. Anónimo5/1/12 09:41

    ya hemos, no es un error de ortografía sino de mecánica, perdón.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  10. Anónimo5/1/12 09:45

    ¿Celso los hermanos sin Reyes y con el triste trenecito eléctrico, eran los que papá dijo cuando los vió aparecer en el campo del sevilla la noche del terremoto, lo sabían, ésta familia sabía que íba a haber un terremoto, por lo arreglados y rápidos que aparecieron?
    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  11. Anónimo5/1/12 09:50

    ¿O eran los de D. Guan?...Bueno ya, no digas nada..
    YO.-

    ResponderEliminar
  12. Anónimo5/1/12 10:32

    Yo creo que lleváis razón los tres, Ana, Celso y Lourdes, que al fin y al cabo estáis, estamos diciendo lo mismo. Os quiero mucho y felices Reyes a todos. Concha.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo5/1/12 15:11

    Pués sí, estoy de acuerdo con Ana, y con Celso, y con todos. De alguna forma, aunque se caiga en la exageración la noche de Reyes, es especialísima para los niños y más aún para los padres. Mi casa, es una algarabía. Y yo no puedo cortar esta tradición porque cada año somos más, pero ellos traen y yo pongo y nos llevamos un mes preparando.. en fín, roscón de Reyes de desayuno y aquí no se abre un paquete hasta que no estén todos.. y claro, con 5 hijos, nueras,yerno, nietos todos paquetes van, paquetes vienen aquí se lía muy gorda. Y me recuerda a la casa de mi abuela, a la de mi madre, a mi infancia... nada más por eso merece la pena el sacrificio. Porque es un sacrificio de meses.... Muero por ver mañana la cara de mis nietos Sobre todo la de Manuel, que todos los días "Es mu güeno, porque lo vé el rey por la ventana" Besos RP

    ResponderEliminar
  14. Anónimo5/1/12 20:17

    Casi siempre había niebla el día de Reyes. La puerta de la carne era el sitio perfecto, a la misma bajada del puente, allí los hemos visto siempre.
    A dormir pronto y a la mañana siguiente los regalos. Nunca nos faltaron. Mis muñecas tenían un olor que a veces reconozco en ciertos juguetes de plástico de hoy, todavía ése olor me hace cerrar los ojos y recordar a la muñeca morenas que mi madre buscó y buscó porque mi hermana y yo le dijimos que todas eran rubias, ningunas morenas como nosotras. Eran preciosas, muy blancas de piel y con un pelo negro que yo peinaba y peinaba.
    Noche de reyes, un beso para todos, mi madre, mis hermanas y hermanos, y sobre todo para mis dos hijos, tan mayores ya, con sus vidas felices.-
    Como puso mi hermano Celso una vez y me encanto: Del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  15. Me han traído los Reyes, de momento, una rebeca y unos zapatos para andar de esos que tienen la suela como medio coco... me voy a probar los zapatos...

    ResponderEliminar
  16. Anónimo6/1/12 11:21

    Ten cuidaito no te des un coco...tazo.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  17. Anónimo6/1/12 11:22

    A mi un anilllo muuuyyy bonito.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  18. Anónimo6/1/12 15:31

    En este día de Reyes tan feliz para mí (sólo ver la cara de mis hijos y mi nieta al recibir sus regalos me llena de felicidad) quisiera hablar de un tema que nunca atino a definir: "El Arte".
    Hace ya muchos años, estábamos mi marido y yo en una caseta en la feria (muy animada por cierto) en la que todos bailábamos y cantábamos. Serían ya casi las seis o las siete de la mañana, cuando apareció una gitanita vendiendo flores. La muchacha no tendría más de quince o dieciseis años, y entró con su ramo de claveles un poco acharada. En ese momento la guitarra se escuchó por bulerías (un tio de los Amador la tocaba), y la chica sin pensarlo puso el ramo encima de una de las mesas y bailó. No se puede ir más a compás; imposible. Sus piés y su cuerpo entero y hasta su cara iban al ritmo perfecto de los acordes de la guitarra con una naturalidad impresionanate. Con la naturalidad que dá lo que se lleva por dentro y sale en un momento dado sin saber porqué ni cómo. Al terminar, la caseta entera estaba en silencio, y con la misma naturalidad la muchacha cogió su ramo y salió sin decir nada. Entonces, una persona muy querida por nosotros que ya no está, dijo muy serio: "qué fácil y qué difícil".
    Aquella frase se me quedó grabada y cada vez que algo bonito me emociona siempre la digo: "qué fácil y qué difícil". La he repetido muchas veces y muchas, con personas de mi propia familia, pero desde entonces encontré la definición que yo creo que se acerca más a la palabra "Arte": "hacer fácil lo difícil", por supuesto, como diría otro artista, en el buen sentido de la palabra.
    P.D. Ésta es simplemente una reflexión que hago en un dia muy bonito, nada más. Concha.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo6/1/12 17:23

    pobre chica, teníais que haberle comprado todo el ramo...suela de medio coco? No sé qué es...coco..tazo..Yo tengo nueva lámpara con 20000 horas. Lo he calculado y puedo estar estudiando dos años y tres meses sin apagarlo ni dormir; genial ya puedo hacer un par de máster. También perfume, pero tendré que ir primero a comprobar no sea no me guste sino lo cambio porque no es cuestión.."MC

    ResponderEliminar
  20. Anónimo6/1/12 17:26

    Y dinero. Me queda que llevar uno esta tarde-noche; a mi abuelita :) MC

    ResponderEliminar
  21. Anónimo6/1/12 17:33

    En el roscón de reyes me salio el rey, Es que significa, suerte¿? Me pusieron la corona de papel. Ya soy reina. A mi hermano si le tocó la haba, luego el año que viene lo compra él. Yo ya creo que significa el rey suerte y este año todo me va de maravilla..espero.

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.