Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Mis peores deseos



¡Que levante la mano el que no haya deseado alguna vez que a algún otro “semejante” le fueran las cosas por lo menos “regular”!

Yo no soy hombre que le guste tener enemigos –los tendré por supuesto- pero no me los busco queriendo ni me congratulo nunca cuando me he dado cuenta que me he ganado una antipatía personal. No me siento cómodo en los rencores ni en los sentimientos negativos. Soy de pedir perdón si tengo conciencia de haber obrado mal y de hablar hasta solucionar los conflictos si creo que llevo razón.

A veces en mi practica medica he tenido que ser abogado de diablos o mantener mentiras piadosas, he tenido que negarme a maniobras orquestales en la oscuridad y he dicho las verdades del barquero a mas de un@ que no las quería oír… pero eso son gajes de oficio.

Soy consciente de que a algunos no les caigo nada bien, que a otros le repateo el hígado sin yo saber porqué, que aquel me mira como si me traspasara… en definitiva, estoy completamente seguro que algunos prendas están deseando que me caiga de la moto y me parta una pierna, que me arruine económicamente (¿mas todavía…?), que mi santa se fugue con mi mejor amiga (¡para mas inri!), que pierda el Sevilla FC todos los domingos, o que no me lea nadie en mi Cuaderno… o cosas peores veredes Sancho…

Pero yo también tengo “instinto asesino” y soy capaz de desear cosas muy malas a mis detractores y “enemigos”.

Para que ustedes me conozcan mejor, voy a desnudar mi alma y exponer mis peores deseos encima del Cuaderno… no van dirigidos a ninguna persona en particular, pero si a todos aquellos que tiene el “alma cargada” en contra de mi.

Allá voy:

  • -       Deseo que tengas muchos pleitos con sus correspondientes juicios y que tengas que gastar mucho dinero en abogados y procuradores, manque ganes todos y cada uno de ellos, pero que vengan un pleito detrás de otro y te pases media vida en los Juzgados…
  • -       Deseo que hagas muchas reformas y obras en tu casa, que se rompa de vez en cuando una tubería importante y que tu casa se llene de albañiles, de maestros de obras, de escayolistas, de fontaneros, electricistas, pulidores, estañadores, pintores, decoradores y hasta estilistas personales… te lo deseo de todo corazón, tanto para tu domicilio habitual como para el chalé de la playa o “del campo”…
  • -       Deseo que por imperativos domésticos debas pasar muchas mañanas de sábado en IKEA metido en la mangá amarilla o colorá, rebuscando sofales, sillones, aparadores, cajoneras, literas, mesillas, lámparas, y una gran variedad de enseres inútiles que debas cargar hasta el coche y a tu casa, tengas que sacar de las puñeteras cajas y reconstruirlos con tus propias manos sin ayuda de tu vecino el manitas.
  • -       Deseo que a tu 4x4 se le gaste muchas veces la biela del cojinete de empuje del relé de alta del carburador y que además cree mucha rebaba la corona del bendix… que hagas muchas visitas a la Topoya o a la Missanpatro… que el Yip no te arranque cuando lo tengas cargadito de pertrechos para el fin de semana, o que el Granrover humee blanco como si eligieran al Papa y se eche a sestear en una cuneta rociera a las dos de la tarde…
  • -       Deseo con toda la intensidad de mi alma que te hagan Presidente del bloque o urbanización de tu Comunidad de Vecinos, cargo que has de llevar con la debida prestancia e importancia que conlleva su sacrificada ejecución. Te deseo larga y feliz presidencia y varias reelecciones por unanimidad.
  • -       Deseo que tu santa esposa y tu gocéis una larga vida conyugal, y que el Señor regale a tu señora una muy larga y saludable vida, exactamente igual que la de su excelentísima madre -tu querida suegra- que espero que no tarde muchas semanas en instalarse en vuestro domicilio, dado el cariño y reverencia que su hija (tu mujer, hasta que la muerte os separe) siente por su adorada progenitora.
  • -       Deseo que tengas la gran suerte de disfrutar de constantes y frecuentes visitas de tus cuñados con su numerosísima prole de niños acróbatas especialistas en saltos de cama-sillón con zapatos sucios, mientras los dos esperpénticos padres de las criaturas se atrincheran en la cocina y desvalijan de nuevo tu ordenada nevera, mientras se beben la rivera del duero con casera.
  • -       Deseo que nunca te falte el trabajo, que sigas disfrutando de tu sueldazo mensual, que bien merecido lo tienes por aguantar al papafrita de tu jefe que no te puede ni ver y te toca las pelotas cada vez que tiene oportunidad, y que siempre tengas la suerte de viajar junto a tu odioso compañero -el pelota del jefe- que padece una fétida halitosis y un crónico olor llamado “peste a pies” muy a propósito para los largos viajes en el coche de la empresa.
  • -       Y por último, querido amigo contrincante, te felicito por la sabia decisión a la par que muy inteligente de daros un regalo tu merecedora esposa y tu, que tan ganado lo tienes después de tantos años de duro trabajo y esfuerzo, y haciendo gala de un derroche de euros (y por evadirte de suegra y cuñados), te embarques en un maravilloso crucero, en un gran transatlántico de lujo que navegue por las cercanías de las mas recónditas islas mediterráneas, mientras suena la orquesta a la luz de la luna… y los ochocientos mil pasajeros gritan pidiendo mas y mas vino… durante los ocho dias y siete noches que te esperan por delante…

PD: Espero sinceramente que tu crucero llegue a buen puerto, sin accidentes tipo Titanic.

10 comentarios:

  1. Jóse Blanco2/2/12 08:11

    Todo lo demas, es soportable pero con la rebaba en la corona del bendix, te has "pasao".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Jose te decía que lo de la corona del bendix es del gran Paco Blandino (qepd). Podiamos recordarlo todos los amigos quedando un día para comer carne y beber vino como a el le gustaba.
      Vamos a organizarlo.
      mnadame un contacto a celsodr@gmail.com
      Gracias y un beso

      Eliminar
  2. Anónimo2/2/12 09:48

    Es verdad, ésta vez mi hermano se ha pasao, !por Zeus!, como diría Troyer, ¿como puedes desear tanto mal a alguien?.
    Pues sí se puede, porque yo tengo un deseo para algunos y algunas mucho peor que todos los tuyos, y es que siempre he sabido que tu tienes mejor corazón que yo, verás..
    Cuando el gachó ése que no tiene escrúpulos con las personas ni con las situaciones, que sea siempre el impecable y atildado gestor de mentiras, trampas y zancadillas, humillaciones y encima melollevo, le deseo que en una "elegante" comida de negocietesssss, o de amiguetesssss, le entre un retortijón de los malos, que se le venga de pronto y sin solución la carga atrás, tanto que no le dé tiempo de llegar al baño y se defeque sonora y pestilentemente en los pantalones carísimos. Por supuesto le deseo que sólo sea un retortijón consolador de intestinos sin más consecuencias para su salud, pero que la cagada incontenible, le cure aunque sea ése día y con ésos negociantes y enemigos, el estado de pocaverguenza. Igual les deseo a las féminas que sean de la misma categoría moral que el gestor de trampas y truculentas negociaciones, vacas bravas de mucho glamour y ningún corazón....Paridad señores, paridad, eso siempre y de verdad..
    Para lo bueno y para lo malo.

    P.D. Celso, como nos echen una maldición aunque no hayamos hecho nada tremendamente malo nunca, y nos devuelvan los malos deseos, me veo cagaíta en mi reunión mañanera del café con mis amigas antes del Mercadona, y a tí te veo en una cuneta rociera, sin que te haya pasado nada, pero sin tornillo rosca-chapa, pa arreglar tu coche.....No creo....Por si acaso tengamos claro lo que sabemos desde niños porque nos lo enseñaron en casa.."No hay más pecado que hacerle daño al de al lado.."

    Lourdes P-Obregón.-

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/2/12 14:38

    Y que me decís de una buena inspección de Hacienda? Eso si que se lo deseo yo a mi peor enemigo. Como no hay un duro en las arcas del estado los de Hacienda se están dedicando (me imagino que son órdenes superiores) a mirar con lupa las declaraciones de estos últimos años y donde no hay infracción, se la inventan! Es un horror. Luche usted ahora contra la administración buscando papeles, rellenando impresos, pagando intermediarios... Qué impotencia!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2/2/12 18:00

    tampoco deseas cosas tan malas, más bien son fastidios cotidianos de lo que nadie se libra, más o menos; ya que deseas mal, desea peor..jajaja
    yo deseo a mis enemigos cosas peores..jajajaja..pero en realidad tampoco les deseo nada porque estoy a mis cosas y ni ganas de quedaron de pensar en otros ni para desear el mal, ni para eso...

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2/2/12 18:01

    lo de la inspección de hacienda no es mala idea..jajaja

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2/2/12 21:05

    tenéis que haceros con un ojo turcooooo...cómo os lean(los enemigos)!!!! Los hay monísimos, otros tó feosss..

    ResponderEliminar
  7. Celso, dime cual de las maldades me aplico de las que recetas ya que yo hay una maldad que te deseo de corazón, lo siento en el alma pero es verdad que te deseo ese mal: Que peirda siempre el Sevilla excepto cuando juegue con el Madrid y el Barca ese o como se diga.
    Hasta desenado el mal a otros se nota que eres "buena gente"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fali, a ti no se te puede desear nada "malo"... si acaso que que te duelan los oidos de escuchar muchas veces gritar GOOOOOOOLLLLL cada vez que KANUTE O NAVAS O REYES O NEGREDO le marquen un gol al Betis, injusto en clarisimo fuera de juego, en el último segundo del partido... y que lo den como bueno para ganar el encuentro... ¡Que felicidad Dios mío....!!!!
      Un fuerte abrazo querido amigo.
      Salud para todos los tuyos y para ti.

      Eliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.