Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

SILVIO

Mi hermana Lourdes escribe:

SILVIO FERNANDEZ MELGAREJO.- SILVIO.- Últimamente lo oigo mucho y cada vez me embruja más con su arte innato y su personalidad. Por Wikipedia sé que nació en La Roda de Andalucía, Sevilla, en 1945, y muere en 2001. Leo que su padre fue redactor de ABC, y su madre Eva, de origen gitano y del municipio de Los Palacios. Desde niño tuvo un oído excepcional y un don para la música, cuentan que se colocaba al lado de los pasos de semana santa para empaparse del espectáculo pero sobre todo de la música extraordinaria de las bandas que procesionan en Sevilla y sus pueblos. Más tarde entró en contactos con los grupos del rock sevillano de los años setenta, Smach, Triana,  Alameda, se empapó de ellos con su don musical, llegando a afirmar que el Rock Sevillano era una idea suya. Tenía una personalidad arrolladora y un carácter muy libre, quizás demasiado aunque esto forma parte de su propia y genuina genialidad. Tuvo como amigos a Pive Amador, Kiko Veneno, Luz Casal, Raimundo Amador, Gualberto García, Jesús Quintero. Sus músicos decía que con él se podrían haber hecho ricos, pero que Silvio era Silvio. De pronto un día, contrajo matrimonio con una rica heredera y aristócrata del Reino Unido, Caroline, fue en su querida iglesia de El Cachorro de Triana, el matrimonio marchó a vivir a Marbella y tuvieron un hijo Sam Taylor, que parece ser que actualmente quiere ser también músico. Por supuesto Silvio siguió haciendo su vida "libre" a pesar del matrimonio y el hijo, que además le permitían llevar una vida más desahogada. Sus continuos viajes por toda Europa son célebres, le llenó mucho Italia, por lo que en su música incorporó canciones rockeras con aire y giros italianos haciéndola más genial si cabe, dándole ése punto de surrealismo tan de Silvio. Por supuesto, al poco tiempo su mujer Caroline cogió a su hijo y se marchó a su tierra para no volver nunca más. Silvio fue un señor, y muy educado, culto y contradictorio, forofo del Sevilla F.C., aunque no se despegaba del R. Betis, amante de la Semana Santa y de todas sus Vírgenes, Macarena y Triana a la vez, siempre con un ducados en la boca y su inseparable copa en la mano. Fue un artista enorme, genial, en los últimos años de su vida algo olvidado por su público, murió en el Hospital Virgen del Rocío el 1 de Octubre de 2001. En éstos días y después de haberlo descubierto, oigo con asiduidad sus discos, pudiera ser que mi hermano pusiera alguna canción otra vez, que se que ya lo ha hecho. Sus canciones geniales:

REZARÉ, nombra a todas las Vírgenes de la semana santa sevillana, una auténtica maravilla.
SILVIO Y BARRA LIBRE, TRI TRI TRISTEZA, Rock puro de calidad, la letra increíble.
SILVIO SACRAMENTO, TRES PASOS HACIA EL CIELO, balada nostálgica.
SILVIO Y SACRAMENTO, SUREÑOS, canto a Sevilla con aires country..
SILVIO Y SACRAMENTO, MARGUERITA MARGUERÓ, genial mezcla de balada rock un guiño a las bandas de semana santa y canción italiana, es de mis preferidas, hay que oirla sin remedio.
SILVIO Y SACRAMENTO, LA PURA CONCEPCIÓN (SWING MARÍA), Una plegaría con su ritmo y una genialidad inigualable.
Y muchos más todos insuperables. !!Qué alegrías me está proporcionando en mi vida éste mágico internete!!

Lourdes P-Obregón.-

Y yo concluyo:

Yo me declaro devoto de Silvio. Tuve la gran suerte de llegar a conocerlo y ha compartir con el alguna farra que otra, casi siempre en El Rompido por donde apareció intermitentemente durante varios veranos, dando tocatas en chiringuitos y discotecas de la costa del mismo Huelva.

Para los de mi generación era un icono del rockanrol sevillano y andaluz. Los iniciados que escuchábamos a Smash ya sabíamos que un tal Silvio que a veces tocaba con ellos era un fuera de serie con la batería pero sobre todo cuando le daba por cantar y versionar grandes éxitos de artistas como Paul Anka, Elvis, o cualquiera canción que escuchara y le gustara ya fuese rock, blues, soul, jazz, funk, etc… Silvio todo lo cantaba o tarareaba y siempre mejorando el original.

Era un espectáculo ver como se movía por el escenario, como llevaba el ritmo con su quebrantado cuerpo mientras se balanceaba al borde del precipicio -pues fue el lugar que escogió para vivir- el borde de un precipicio resbaloso de copas derramadas y colillas de millones de pitillos, de humos beatíficos de inciensos y mariguanas, de largas noches de decibelios rugientes entre conversaciones inverosímiles, de desayunos con brandy y aguardiente ya al mediodía de un día cualquiera… siempre rodeado de amigos fieles y devotos creyentes de su música celestial y de su personalidad arroyadora.

Yo lo conocí de una forma –como no- surrealista. Era el verano creo de 1988-89 y como todos los días llego a las siete de la tarde a empezar mi consulta del Camping Catapúm en El Rompido. Cuando estaba bajandome de mi Vespa no me lo podía creer: ¡Silvio en persona, sentado en un escalón de la Recepción, con sus inconfundibles gafas de sol americanas! Me imaginé que estaría acampado, pero cuando observé que tenía una mano liada en unos trozos de trapos y algodones, me dí cuenta que venía al médico. Me puse casi a temblar de nervios…

Cuando le indicaron que el médico había llegado se levanto ceremoniosamente y se quedó muy quieto a la espera de mis instrucciones. Yo abrí la consulta y lo hice pasar, entonces me dí cuenta que estaba acompañado por otra persona, ahora no recuerdo su nombre, pero era uno de los de su equipo, pues andaban de conciertos por allí.

Pasaron los dos les invite a sentarse:
-      Buenas tardes doctor – dijo Sivio. ¿Cuál es su titulo?
-      Bueno yo soy médico de… - quiere decir su nombre…- me cortó el acompañante.
-      Me llamo Celso Pareja-Obregón…
-      Mire usted Don Celso (ya siempre me llamó asi) yo en realidad vengo a desempatar…
-      ¿A que…?
-      A desempatar… es que tengo una apuesta con esta persona que me acompaña, que opina que tengo esta mano infectada y debo curarla y yo que soy de la opinión de que mi mano esta perfectamente curada y no precisa mayores cuidados…
-      Es que se quedó dormido y el cigarro prendió en el colchón de gomaespuma y el lo quiso apagar con la mano…
-      ¡Lo apage…! Dijo Silvio orgulloso.

Cuando le descubrí la mano huelga decir que estaba bastante infectada y así se lo dije: “ha perdido usted la puesta señor mio…”
Silvio asintió con gesto resignado y empezó una risa pero sin ruido, una carcajada silenciosa y al final muy serio de pronto dijo : ¿podré jugar al futbolin? - Hasta que no este curada del todo no – le dije. - Bueno, pues cuanto antes mejor…
Le cure la mano quemada e infectada, le dí antibióticos y gasas y estuvo viniendo a curarse varios días seguidos. Siempre Don Celso. Yo nunca le cobré. El me invitaba a sus conciertos cada vez que recalaba por allí. Jugamos juntos al futbolín, bebimos cervezas y licores nocturnos, fumamos, y sobre todo nos reímos una barbaridad. Conocí a sus amigos y músicos: a Miguel Angel Iglesias, a Pibe, a El Pájaro, Miguel Angel Suarez… Incluso llegué a cantar con él durante un día glorioso en casa de Nacho Beca, con mi primo Arturo y con El Pájaro… esta grabado…

Después de esos veranos dejé de verlo unos años, aunque escuchaba todos sus discos. Un día me crucé con el por los Remedios, estaba atardeciendo, venía hacia mi caminando solo, dando algunos tumbos, mirando hacia la nada, casi hablando solo, las gafas puestas, un pitillo entre los labios, se reía en silencio sin hacer ruido.
Dudé entre pararme a saludarlo y recordarle quien era yo, pero no me pareció oportuno molestarlo, tan solo, cuando pasó a mi lado le dije: Buenas tardes Don Silvio… Siguió caminado unos pasos sin hablar y yo me volví siguiendo mi camino, de pronto escuche: ¿Sería usted tan amable de acompañarme a mi destino Don Celso?... Y allá que me fui con el.

En esta dirección hay fotos y curiosidades de Silvio: En Memoria de Silvio.

4 comentarios:

  1. Hace ya muchos años -en la década de los ochenta-, como bien dice Celso, Silvio recaló por El Rompido. Enrique y yo hemos estado recordando que actuaba en una especie de discoteca al aire libre que allí había y que se llamaba "La Cabaña". Ésta se encontraba en una urbanización cercana llamada "Urberosa". Nosotros fuimos casi todas las noches a verlo durante aquel verano. Cantaba también muchas canciones en un inglés inventado por él, pero eso no importaba, ni a él ni a quienes lo escuchábamos, lo verdaderamente importante era su precioso tono de voz y su compás inigualable; nunca desafinó, aunque estuviera muy bebido, que era casi siempre. Recuerdo que muchas noches casi ni actuaba; no podía cantar. Sus músicos se esforzaban todo lo que podían para que lo hiciera, pero él se sentaba en el escenario con su amplia sonrisa, y contaba algunas anécdotas que tampoco entendíamos muy bien, pero tampoco importaba. Lo curioso es que todas las noches "La Cabaña" estaba hasta los topes de público. Los que allí estábamos queríamos escucharlo cómo fuera porque sabíamos que estábamos ante un artista inmenso.
    Después, cuando murió, ví en la televisión un documental sobre él (creo que fué en Canal Sur, pero no estoy segura). En dicho documental habló su hijo que había venido desde Inglaterra por el fallecimiento de su padre. El muchacho contó (en un perfecto inglés, que iba siendo traducido simultaneamente) que sabía que su padre era una leyenda aquí en España y que él mismo, en su país, había formado un grupo musical, siendo él el vocalista. Pusieron un vídeo y la verdad es que sonaban muy bien. El chico recorrió las calles de los Remedios por donde su padre vivió su vida: sus bares, sus amigos, pero lo que más me gustó fué que la madre de Silvio, una señora encantadora y cariñosísima con su nieto, le entregó la chupa de cuero que perteneció a su hijo y padre del muchacho.
    Pienso que hay personas que tienen algo bueno que ni siquiera podemos explicar. Silvio era una de éstas personas. Quizá la palabra que mejor lo define sea (ya se ha comentado) "libre". A pesar de todo él era libre. Descansa en paz admirado Silvio. Concha.

    ResponderEliminar
  2. Para disfrutar de su música, Google youtube Silvio y Sacramento videos, en una carátula en blanco y negro aparece su figura inclinada encendiendo su eterno cigarrillo, y pone a nuestra disposición todo su arte musical, merece la pena.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  3. A SILVIO LE ENCANTARÍA EL COMENTARIO AQUÍ, se nos ha muerto Manolo Escobar, y todo lo que pueda decir de el es copiar su biografía de wikipedia o tópicos muy típicos y muy verdaderos:
    Luz de la posguerra donde triunfaban las señoras de la copla y el vino con su tupé y su sonrisa a enamorar a las muchachas en flor, trabajador, sencillo y buena gente, si que lo fue, le cantó a la madre a la novia en minifalda sentada en el tendido de sol mientras el con cara de cabreo seguía los lances de mi Curro..al que se le perdió el carro a su tierra y a su patria, nada más...y nada menos..
    DEP un artista muy grande que creo tiene que estar nombrado en este blog, MANOLO ESCOBAR.-

    ResponderEliminar
  4. CAYETANA ALBA.-
    Cuando muere una personalidad casi todo el mundo la conoce mucho, poco o de algo. Por supuesto yo no la conocí de nada pero sí guardo en mi memoria una anécdota cierta que estaba tan honda en mis recuerdos que he tenido que recurrir a mi santo que fue testigo de ella, y sí, ocurrió.
    Miércoles santo por la tarde, Sevilla y mis hijos pequeños, de esto hará veintitantos años. Mis hijos (incluido mi santo) ni pizca de ganas de cofradías, decidimos ir al cine con los niños, calle Pagés del Corro, Triana cinco de la tarde y el cine prácticamente vacío con una película para infantil... Me dispongo a salir un momento a comprarles unas chucherías para que se estuvieran quietos y sentados, las luces semi apagadas, llego a la puerta de gruesos cortinajes y me topo literalmente con Doña Cayetana y una señora acompañante que entraban en la sala, no hay duda, era ella, "perdón" me dice la duquesa educadamente, me quedé paradísima y yo, espontánea hasta decir basta, me dirigí a ella, me salió sin pensarlo, "¿Cayetana Alba?", "si y perdón por entrar sin mirar", me contestó con su tono tan peculiar. Ahí me ganó, contesté, "no no, he sido yo y perdóneme por la pregunta, por cierto me presento también"; le doy mi nombre y con una sonrisa echo a andar cuando la oigo por detrás ya, "de cual de los hermanos eres hija.......me dió sus nombres. Así me pasó y así lo cuento.
    Para tener una personalidad innata, un concepto de la amistad difícil de igualar, alegría de vivir, una libertad irreductible, fuerza de carácter y rebeldía ante la vida, no hace falta tener dinero, no, absolutamente no, ni para ser feliz casi tampoco.
    Se dice que se podría cruzar España sin apartar los pies de los dominios de la Casa de Alba, los palacios, castillos, legados, legajos, obras de arte, joyas, fincas, etc, pues todo esto no ha influido en el carácter de un ser tan tremendamente bohemio, libre y rebelde. Ejemplos podría poner y conocer conozco a personas que corroboran esta teoría certera y con fundamento científico, porque esas cualidades o defectos no se pueden comprar con nada, la libertad la bohemia y la rebeldía nacen y mueren con la persona...humana.
    DEP Cayetana Alba.-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.