Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

El Extranjero


Mi hermana Lourdes escribe:


No, el extranjero no es un turista, no… en realidad yo no sabía muy bien que es lo que significaba "el extranjero".

Para mi, que soy poco viajera el extranjero es ésa tierra que está fuera de los límites de mi país, tierra extraña que me ha interesado poco sin poderlo remediar, desde siempre y hasta ahora…
 Por dos razones: porque realmente soy una mujer con pocas inquietudes culturales en ese sentido y porque en España tenemos un legado de belleza cultural y de historia para mi todavía inéditas, que no me hacía falta mucho más.

Ir a NY es una ilusión desde siempre, es un sentimiento que tengo pendiente, pero no se bien el porqué.
 Pero ahora si se lo que es el extranjero:
 Es el sitio en el que viven actualmente mis dos hijos.
 Entonces (o desde entonces) el extranjero se ha convertido para mi en dos puntos en el mapamundi, con sus costumbres, clima, distancia y comunicaciones.


En España he nacido, aquí he tenido a mis hijos y jamás pensé que estarían los dos en tierras extrañas viviendo. Todo el mundo me dice que eso es cosa buena, lo sé, que aquí no hay nada, lo sé, que tal y como está el país éste, la emigración de jóvenes en busca de experiencias idiomas y trabajo es cosa para la alegría. Además no les va mal a ninguno de los dos.

Mi hija marcha con su marido a tierra de franceses y con un buen puesto de trabajo para el. Mi hijo se ha buscado exitosamente la vida en la Gran Bretaña con su novia, pero, están los dos en el extranjero.
Los hijos que traje al mundo en un verano y después en un invierno en Sevilla, Andalucía, tierra de España, se me han ido lejos…


Lloro a veces con lágrimas de madre recién parida, que es una manera de llorar por un vacío, por un dolor que ha cesado pero que sientes ausente, fuera de ti, alguien corta el cordón umbilical con manos enguantadas... ¡pero de guante blanco! Esta vez no son de cirujano, no, son PRESUNTAMENTE (¡ay!) manos traicioneras que se han zampado todas las oportunidades que mis hijos tenían en su tierra, se las han gastado en robos, construcciones faraónicas donde no hay faraón solo ladrón, paraísos fiscales, viajes, cochazos, bankazos, puestazos, putazos, viciazos y todos los "azos" que puedan caber en el diccionario y fuera también… SUPUESTAMENTE (encima)…


Sigo mi día a día con ésta nueva lucha desde la distancia, cogeré aviones sin miedo porque el miedo lo dejo detrás, como lo dejo ahora para denunciar todas las humillaciones, engaños, violaciones de derechos humanos, mentiras, desfalcos e injusticias a la que estamos siendo sometido todos los españoles -ME PARECE VER-

Así que empiezo a ver a “El Extranjero” como algo mío, muy mío. Dicen que tu casa está donde están tus hijos… -y si no lo dicen lo digo yo- pues bien, ahora mi casa está en el extranjero.

Desde España gestiono mi dinero y mis emociones para ayudar a mis hijos, pero yo estoy con ellos, si, con los dos, de modo "c.....azos", que no solo habéis echado de su tierra a mis hijos, me habéis echado también a mi y a mi marido… (cosa que a el no le importa mucho)…


Pero con éstos ojos que se han de comer la tierra o el fuego os diré, que torres más altas he visto yo caer… ¡Caereis pandilla de M....azos! Y no nombro a nadie… l@s que son, lo saben ya.

Y le doy gracias a Dios porque están bien y con trabajo…pero para mi están irremediablemente en El Extranjero.


PD: VA A VOTÁ PERRY… PORQUE YO ME RÍO DE JANEIRO, QUE QUIZÁS ÉSE DÍA ES DONDE ME VAYA, QUE CUANDO SE LE COGE EL GUSTO AL EXTRANJERO...

6 comentarios:

  1. Muy bien dicho Lourdes, nosotros estamos igual dos y el proximo año termina el pequeño su licenciatura y al extranjero tambien, ahora mis Semanas Santas son en Dublin, mis ferias en Londres y asi y estos azos como tu dices con sun mangazos.
    Te comprendo y lo sufrimos como tu.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues es una bella forma de narrar una gran preocupación para los padres de nuestra generación. Desgraciadamente cada día siento más cercana la marcha de mi segundo hijo a Alemania.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me duelen tus palabras Lourdes. Mis hijos aún son pequeños pero me sorprendo a mi misma aconsejándoles que estudien ahora para poder hacer una carrera en "El extranjero". Me miran asombrados.
    Paso de Comunidades Económicas ruinosas, de los 27 ó 18 ó 33, de Nueva York y la coca-cola, de los Mares del Norte, de China y todo a un euro, y ahora también de los valores españoles y Campofrío. De aunar fuerzas, de levantar España, de que valemos mucho, de todo lo que tenemos, de tú si que vales, de optimismo imbécil pegado a la angustia, de "hay que aguantar" pegado al suicidio, de "todo pasa", de luchar todos juntos... JUNTOS? Como tú con tus hijos? Que les zurzan!
    Si acaso me voy a Suiza. Creo que allí si hay futuro.
    Asco da. Veo veo, empieza por "C" y acaba por "azos". Y no vale pasapalabra. Juguemos!
    Suerte Lourdes! Y a José Luis y No cogé ventaja.
    Un abrazo. Pilar

    ResponderEliminar
  4. Pero cada vez nos engañan menos P. Fuertes, estamos empezando a abrir los ojos y ver y a aprender que las situaciones hay que denunciarlas, públicamente, que el derecho al pataleo es soberano también, que un mal día lo tiene cualquiera, que recojo la cocina en un momento y después me siento, pero con voz..y voto si me da la gana que las reglas del juego no me las he saltado yo..
    Ca...bizbajos nos tienen a tos ésos C....azos.-
    Le tengo que decir a mi hermano, a mi santo se lo dije ayer, que si me meten presa me lleve una baguette grande con jamón del bueno..y una lima del mismo tamaño y de hierro jorjao..pa las uñas.-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.