Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Embusteros


El otro día ví una película -“La vida de nadie”- que trata de un embustero patológico, un señor que vive preso de sus propias mentiras, encerrado en un mundo de falsedad donde engaña a su mujer y sus hijos, se inventa un trabajo que no tiene, unos viajes que no hace, miente y estafa a sus amigos con negocios que no existen, etc, etc, hasta que –logicamente- este castillo falso se derrumba atrapando familia y amigos entre los escombros. En la película el protagonista termina pegandose un tiro... pobre hombre.

Yo conocí a un autentico Embustero Patológico hace ya muchos años. Entonces era el novio de una prima mía. Nos lo presento como FLP, tenía sobre treinta años y buena pinta: educado, correcto, bien vestido y siempre muy maqueado. A mi casa venía con frecuencia. Nos dijo, creo recordar, que era perito agrícola y que dirigía una explotación agropecuaria en una gran finca por la parte de Jaén motivo por el que debía ausentarse de Sevilla de lunes a viernes, a veces hasta semanas enteras, dada la gran responsabilidad que exigía su puesto de trabajo. Hablaba con soltura de campos y cosechas, de trigos y cebadas, de ganado bravo y manso, de regadíos y secanos…

Mi prima, su novia, no recuerdo donde trabajaba pero tenía una entradita de dinero mensual muy apañadita y unos ahorrillos en el banco. El ”perito” estaba muy feliz con su trabajo, pero este tenía una pega: el dueño no aparecía casi nunca por “el campo” y los sueldos no se pagaban con la celeridad debida. Por este motivo, casi siempre estaba “sin blanca” pues tenía que pagar de su bolsillo los gastos de hospedaje y manutención y a veces hasta tenía que adelantar pagos con dinero propio a proveedores y personal subalterno… Mi prima (nunca mejor dicho lo de “prima”) le sacaba las castañas del fuego arrimandole candela en forma de billetes de mil duros. El gachón incluso empezó a hablar de bodas y pisos… pero el no ponía ni un duro puesto que nunca llegaba  su “señorito” a poner las cuantas del campo en orden y pagarle los capitales que le debía.

No se como pero mi prima empezó a escamarse e hizo algunas averiguaciones, resultando que: el ínclito FLP ni era perito agrícola ni siquiera sabía regar una maceta decentemente. Nunca tuvo trabajo en Jaen ni se le había visto por aquellos parajes. Los lunes, cuando se despedía tanto de ella como de sus padres, se refugiaba en una pensión barata de un barrio de Sevilla y allí se pasaba los días y las noches, sabe dios haciendo que…hasta que reaparecía triunfal al final de la semana con nuevas historietas y anécdotas sabrosas de su currelo inventado.

Cuando lo trincaron no dijo ni pío… se limito a poner cara de circunstancias y a hacer mutis por el foro. A mi, aunque me sondeo varias veces en busca de financiación solo pudo sirlarme un LP de Isabel Pantoja “Por Sevillanas”, con letras de mi tío Juan de Dios y dedicado a mí de su puño y letra. Me lo pidió prestado para grabarlo y nunca me lo devolvió…

Al cabo de unos cuantos cuantos años mi jefe de la UCI de una clínica sevillana, un médico listísimo y buena persona, me invitó a tomar unas copas a su casa un viernes por la noche, donde asistirían su grupo de amigos y otros invitados entre ellos una enfermera de la clínica que era muy amiga de su mujer. Cuando estábamos tomando unas copitas de aperitivo llegó esta enfermera con su “marido” y me quede pasmado… si, era FLP. No os lo vais a creer pero venía con uniforme de ¡piloto de Ibéria! 

Llegó tan ufano y engolado dando muchas explicaciones de que su vuelo se había retrasado por problemas técnicos, etc, etc… La cara de su enamorada enfermera era la de una mujer embobada por aquel Adonis volatinero… Cuando me lo “presentaron” hizo una de las mejores actuaciones que he visto en mi vida. De momento se quedó perplejo y paralizado al verme, pero no se arredró y me tendió la mano con elegancia y cierto temor, mirandome muy fijamente a los ojos… Yo le aguante la mirada con una sonrisa de guasa, le hice esperar un segundo mas de la cuenta y levante lentamente mi mano hasta estrechársela: mucho gusto en conocerte, le dije, igualmente, me dijo con solemnidad de comandante de aviación.

Después de aquello y para no meter la pata (me conozco), me inventé una escusa cualquiera y me fui lo antes que pude… no quise romper el encanto de una cena tan alegre y divertida, de una mujer enamorada e ilusionada, de un grupo de oyentes escuchando anécdotas de vuelos imposibles … diciendo LA VERDAD…

¿Adonde quiero llegar? A los políticos. Estoy convencidos que la gran mayoría de los políticos representativos de nuestros gobiernos patrios y comunidades autónomas son casi todos ellos “Embusteros Patológicos”. No dicen nunca la verdad, no pueden decirla puesto que ya no saben donde la dejaron aparcada…

Estos “salvadores de la patria” ya solo intentan recordar adonde van dejando las mentiras, las medias verdades, los embustes, los disimulos, las falsas apariencias, las promesas de cartón piedra, las caretas, los disfraces, las voces huecas y engoladas, las palmadas traicioneras, las sonrisas sardónicas… mienten tanto y tan frecuentemente que se despegan de la realidad y se acostumbran a esa vida teatral falsa y sin decencia. Y si se suman los embustes de unos con los de los otros, el maremagnum de falacias es inconmensurable, tejiendo una red de mentiras tan tupida que no les deja volver a la realidad.

Pero lo que no saben estos embusteros es que las mentiras son como navajas que se van afilando solas con el paso del tiempo y que ademas nunca recuerdas donde las vas dejando por lo que llega un momento que seguro te cortarás con ellas hagas lo que hagas y vayas adonde vayas… las navajas afiladas siempre aparecen cortantes y te van recordando tus propias mentiras. Hay que tener una piel muy muy dura para moverse y aguantar por esos pasillos tan peligrosos por el roce continuo con los filos cortantes de las engañifas.

Pero ellos -los políticos/embusteros- en el fondo saben que nosotros, igual que hice yo con aquel FLP, no los delataremos, que  cada día con un nuevo disfraz nos ofrecerán la mano, y tragaremos… aunque la tengan cuajadita de cicatrices.

Y que ademas estos embusteros patológicos, de pasada, nos están robando muchos de nuestros mejores valores: la confianza, la lealtad, la excelencia, la dignidad, la fe en los hombres...

Por eso, lo que no puedo olvidar – y no lo olvidaré nunca- es lo de mi long play de Isabel Pantoja…

¡Ladrón!

3 comentarios:

  1. Aunque yo un día y hablando por la radio, (si no es un embuste, hablé por la radio porque los oyentes podíamos opinar sobre un político que se presentaba a las elecciones y yo dí mi opinión diciéndo que el político en cuestión era un embustero y un demagogo), después comprendí que no es lo mismo ser embustero que mentiroso.
    El embuste, para mi, diga lo que diga el diccionario, es una mentira no dañina, es una fábula o fabulación o una realidad adornada y exagerada, y Celso, no nos engañemos en la familia padecemos de éso, yo la que más y tu lo sabes porque yo digo embustes gordísimos desde que nací..
    La mentira es otra cosa, y los mentirosos también.
    La película que creo que e visto ¿José Coronado?, es muy buena y retrata al mentiroso compulsivo. El novio de nuestra prima no caigo quién es pero mentiroso por lo que cuentas..tela..(Comandante de vuelo, caramásduraaa).
    Pero los peores mentirosos, las mentiras más dañinas, las más negras y pecadoras, las que hacen sufrir a los pueblos, causan ruinas y traen sufrimientos, son supuestamente, uff, las de los políticos y éstos son los reyes de la MENTIRA.
    No hay una palabra que sus bocas malditas pronuncien que sea verdad, y los meto a tod@s porque me da la gana, tod@s tienen..vale..presuntamente.. una carga enorme de falsedad, ocultaciones, trincamientos, cohechos, chanchullos, vanidad y poder. Esos mentirosos y mentirosas, presuntamente acaban con la felicidad de los pueblos, de las personas humanas.-

    ResponderEliminar
  2. PRESUNTAMENTE TODO QUE QUIERE DECIR QUE SON MAS MALOS/MALAS QUE UN DOLÓ.-

    ResponderEliminar
  3. ANTES NO HABÍA COMIDA Y AHORA NOS MATA.-, O eso dicen los mandamases de la OMS. Ya sabemos de sobra el argumento del equilibrio, la moderación y la variedad, pero estas noticias así no se pueden dar, es más me da que todo esto no es más que el producto de unos intereses particulares que lanzan sin ton ni son a su conveniencia y antojo. Que los laboratorios farmacéuticos son mandamases lo sabemos todos, que las cosechas mandan y nos asustan o nos animan a consumir o no determinados productos, también, que el exceso de carne quemada, procesada y embutida es malo, claro, como todos los excesos, no hay venenos sino dosis, pero jugar con el personal dando noticias nefastas y utilizando palabras mayores es un caso muy grave, es un resultado de la civilización tan tonta que tenemos y de que los que manejan el cotarro siguen pensando que somos más tontos de lo que somos.
    Hubo un tiempo que los pepinos eran malos..para comer, juro que me acuerdo, los pollos tenían gripe, las vacas estaban locas, el atún tenía mercurio y las tostadas muy tostaditas eran malísimas. ¿ Que comemos?, como diría GGM, "Mierda".-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.