Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Camping Catapúm. Historia.



Copio textualmente email recibido por el Sr. Carlos Novo: 

Estimado Amigo:
Ahí le va una pequeña historia de mi familia, espero le guste y le afirmo que ha sido hecho con todo mi respeto. Gracias a usted por haberme hecho recordar gratos momentos de nuestras vidas y desde ya le digo que estaré siguiendo su blog, porque me parecen sus temas muy interesantes y cuando uno esta fuera de su Tierra, esto sirve de cordón umbilical con ella.
Y esta es el archivo-carta adjunto al email
Estimado Dr. Celso Pareja Obregon :
Que sorpresa mas grata recibí el otro día, cuando mi hermano mayor que vive en Canadá, me envió a través de Internet unos blogs que encontró abiertos por Usted sobre diferentes temas de interés, pero le llamo la atención uno que decia "Camping Catapum". Consecuentemente me escribió y me dijo, Brother abre estos blogs escritos por un Doctor Sevillano y lee el que dice Camping Catapum, te van a gustar mucho y vas a ver como te trasladas en el tiempo con este blog.



Cuando lo hice, su lectura me hizo regresar a mis años de adolescencia en 1967, un joven de 14 años lleno de ilusiones, que recién había terminado su bachillerato, y que amaba a su familia y admiraba a su padre, al que veía como un ejemplo a seguir, visualizando ser como el un día no muy lejano al alcanzar su mayoría de edad, ser un empresario luchador y visionario, del que estuviera orgulloso, y que cuando ganara dinero suficiente, compraría una caravana como las que llegaban al Camping conducidas por franceses, alemanes y algún que otro español con dinerito, para que pudieran vivir siempre conmigo y así poderlos llevar pegados a mi coche toda la vida. Mi adorado padre murió años después, y ese sueño se logro a medias, logre ser un empresario prospero y visionario, pero nunca pude comprar la caravana,  para que vivieran pegados a mi toda la vida, reconozco que ese sera siempre un reto pendiente en mi vida que nunca logre alcanzar, pena que llevare siempre en mi corazón. 


Pues bien, creo que como para Usted este Camping guarda un lugar muy especial en su vida, ya que igual que a mi, le trae grandes recuerdos de sus años mozos y posteriormente haber sido el primer lugar donde ejerció medicina ambulatoria, con las anécdotas que eso conllevo, desde curar picaduras hasta atender muertes por infarto, le voy a contar una pequeña historia, que quizás Usted no sepa, para que pueda añadirla en su blog: "Camping Catapum" .



Con este pequeño relato, quiero hacerle honor a quien honor merece, mi querido y amado padre, un gallego Orensano, emigrante en Andalucía y que se llamaba Urbano Novo Fernandez, quien eligió esa Tierra y especialmente Sevilla, para realizar sus proyectos empresariales con los escasos recursos que siempre tuvo, pero que dio todo lo que tuvo por enseñarnos a amarla y luchar por ella, como si hubiéramos sido hijos de la misma Tierra, a pesar de haber nacido, unos hermanos en Galicia y su servidor en Palencia donde el ombligo pero el corazón en Andalucia.

Dicho lo anterior, quiero contarle que Urbano Novo Fdez, fue el visionario que durante los  años 1965-1966, descubrió por azares del destino y durante una acampada familiar, el enclave de lo que por muchos años se llamo Catapúm y como buen gallego cabezón,  empezó a visualizar en el tiempo, un modelo de negocio nuevo y único en la zona, un Camping, que empezaban a proliferar en la Costa Brava y Costa del Sol en esos años. 







Corrían años del Gobierno del Franco y como paisano del Caudillo, se empecino en ir a Madrid a presentar este proyecto este proyecto al Gobierno y como para el no había nada imposible y pensando el fuerte impacto que podría tener este concepto en la Zona tan necesitada de atracciones turísticas y para conseguir los permisos que tendrían que dar de explotación el Icona de aquel entonces y el Ayuntamiento de Cartaya, por ser áreas protegidas, ni corto ni perezoso, se monto en el Expreso de Medianoche como yo le llamaba a ese tren, que salía de la Estación de Plaza de Armas en Sevilla a las 11PM, con una maleta llena de ilusiones  y un proyecto llamado "Camping Sol y Pinos",  presentandose sin cita previa, en la oficina de su tan admirado paisano y por aquel entonces, Ministro de Información y Turismo, Don Manuel Fraga Iribarne, a quien ni conocía pero seguía sus pasos muy de cerca por admiración política, a pesar de que mi padre, peleo en ambos lados durante la Guerra Civil y era más bien rojillo. El Sr. Manuel Fraga y el Sr. Pio Cabanillas lo recibieron y les enseño el modelo de negocio que el había soñado para la Zona, como una explotación turística que traería riqueza a un pequeño poblado pesquero como era El Rompido (Cartaya). No me pregunten como, pero ambos le compraron la idea y a  finales de 1966 consiguió los permisos tan anhelados de explotación temporal por unos cuantos años, no muchos sino mal recuerdo.

Toda la familia Novo Rubio, Padre, Madre y Espíritu Santo, se remangaron las camisas y se pusieron mano a la obra, para que con los escasos recursos que el pobre gallego tenia, pudiésemos abrir la siguiente temporada de verano o sea el verano del año 1967. En este proyecto que tantas ilusiones le había puesto toda la Familia, trabajamos todos, chicos y grandes,  hombro con hombro, desde trazar los caminos, construir el sistema de aguas negras, crear las tuberías de de agua potable, a pesar que no había agua y había que traerla a diario en camión todos los días desde Cartaya, sistema eléctrico, construir lo que fue el primer Restaurante tipo Self Service de la Zona, donde se hacían las mejores paellas y empanadas gallegas del Mundo hechas en horno de leña, una discoteca super original al aire libre, con un vallado de cañas y troncos de madera como mesas, diseñada por mi hermano mayor Urbano, donde sonaban los éxitos del verano: Black is Black de Los Bravos, Lola de Los Brincos, Ruby Tuesday de los Rolling Stones, Release Me de Engelbert Humperdinck, Four Tops, Orquesta de Paul Muriat, Beatles, The Turtles, Bee Gees y tantos mas,  y el mirador mas rustico y romántico del Mundo que estaba casi en la entrada del Camping, al borde de un pequeño precipicio y que daba a la carretera de Punta a El Rompido, con una vista insuperable hacia la Ria del Piedras y la lengua de El Rompido… ¡ Uffff que recuerdos...!






En este Camping Sol y Pinos, los hijos de Don Urbano como le llamaban, jugamos, trabajamos, soñamos y hasta nos enamoramos. Gracias a este Camping, mi hermano mayor Urbano, conoció y salvo de ahogarse en la Ria del Piedras a su hoy esposa, Rosa y están felizmente casados en Canadá después de 45 años de matrimonio, y yo me colge de una francesita quinceañera, que venia en una caravana como la que yo soñaba y que cada vez que la veía por la mañana, sentía unas mariposillas en mi estomago que no se podía aguantar... ¡ Ufffff que recuerdos... !


Esto va para mi amado Padre allá donde te encuentres,  se que siempre has estado y estarás velando por nosotros, pero me vas a perdonar ya que no podía dejar pasar por alto esta oportunidad que me brindo el blog del Doctor Pareja Obregón, para honrar tu nombre y hacer saber al Mundo Mundial, quien fue ese gallego visionario llamado, URBANO NOVO FERNANDEZ, paisano de Ilustres Españoles como: Don Francisco Franco, Don Manuel Fraga, Don Mariano Rajoy, Don Amancio Ortega y muchos mas...  
Un fuerte saludo y abrazo desde Guatemala, Cuna del Mundo Maya y País de la Eterna Primavera. 

P.D. Estas son las 2 únicas fotos e impresiones que mi hermano pudo guardar de aquella época, ya que por desgracia no habían ni Iphones ni Blackberries, jajaja. Pero quería evidenciar todo el relato que te hice, para que vieras que fue real, no un sueño de una noche de verano.

Carlos Novo
Vicepresidente
Centroamérica & Panama
BEARCOM S.A.
Guatemala

--------------------------------------------------------------------------------------------------
Nota del editor, es decir de Celso Pareja-Obregón López-Pazo:

Este es el documento completo que me manda el Sr. Carlos Novo y yo lo copio y publico textuamente. Como autor del Blog explico que estoy completamente al margen de los comementarios personales y políticos expresados por este amable colaborador al que aprovecho para darle las gracias por tan interesantes documentos, recuerdos personales y fotografía.



11 comentarios:

  1. Doctor Pareja, millon de gracias por haber publicado el texto integro. Sabe que gracias a su blog, he podido ver que tan valiosa puede ser esta herramienta y me estoy interesando en abrir un blog desde este lado del Atlantico.
    Este fin de semana hice un repaso a varios de sus artidulos y me estoy dando cuenta que hemos sido casi vecinos, cuando llege a Sevilla, vivimos en la Calle Cea Bermudez, posteriornmente en la continuacion de M. de Pickman, y años despues de regresar de America, en Espinosa y Carcel. Mis hermanos fueron al Colegio San Miguel y mis hijas a Las Carmelitas y para mas fiesta, ambos somos Sevillistas hasta la medula...ole, ole y ole.....
    Gracias querido Doctor, por haberme hecho recordar tan bellos años de nuestras vidas.
    Abrazos
    Carlos Novo

    ResponderEliminar
  2. Doctor Pareja, soy nieta de D.Urbano Novo Rubio y aunque sabía que mi familia había estado trabajando en el camping Catapúm, no sabía de esta historia real tan bonita.

    Muchas gracias por compartirla en su Blog, y gracias a mis tíos por compartirla con los demás.Desde Sevilla, Nuria Novo Terán.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti amigo y vecino Carlos por tu confianza y tu carta. Nervión siempre ha sido mi barrio. si has vivido en Espinosa y Carcel seguro que no habremos cruzado mas de una vez. Mi hermano Fernando fue al colegio San Miguel. Mi primeros amores fueron de Las Carmelitas...
    Un fuerte abrazo.
    ¡ Animo con ese Blog !

    ResponderEliminar
  4. Esta ilustrativa historia del inicio de un proyecto empresarial en un lugar tan querido para muchos de los seguidores de este blog y tan emblemático para esa franja costera de Huelva de tan singular belleza, es muy ilustrativa y también bonita porque habla de ilusiones y esfuerzo personal, pero a mi entender y con todo el respeto que a priori me merece el Sr. Carlos Novo, su redactor, cae de forma general en lo melodramático y en el tópico del pobre trabajador honrado que es pisado por el rico poderoso e influyente que se aprovecha de su situación.
    Como se trata en este caso de un señor, Don Francisco Ferraro Morales, al que tengo el gusto de conocer, ya que aún vive afortunadamente, así como a sus hijos y nietos, que también leen y sienten, me veo en la necesidad de manifestar que en la citada redacción sobran las alusiones al modo supuestamente aprovechado y truculento con que adquirió los derechos de uso del camping "Catapúm", antes "Sol y Pinos" a su anterior concesionario D. Urbano Novo Fernandez. Sobre todo sobran por eso mismo, porque son supuestos o desconocidos como el mismo Carlos Novo y su sobrina Nuria manifiestan. He hablado en alguna ocasión con la hija mayor de D. Francisco Ferraro sobre los inicios de su padre en el Camping portileño y me contó como su padre regresó un día a casa entusiasmado de haber conocido a un señor gallego, que tenía una preciosa, aunque rudimentaria instalación turística a un par de kilometros de El Rompido, ella tampoco conoce los detalles de los tratos que con el hizo, por tanto aventurar su naturaleza entiendo que es algo osado y tiene un tinte de rencor y mala intención.
    Sea como fuere, el Camping Catapúm dió, tal como su emprendedor pretendía y gracias a la gestión de Francisco Ferraro mucha riqueza a la zona, y dio trabajo a muchas personas que lo necesitaban, sobre todo de las poblaciones onubenses de Rociana y Encinasola, entre ellas al propio Dr. Pareja-Obregón o yo mismo, en un corto periodo.
    Lejos de abandonar sus otros negocios como he leído, Francisco Ferraro continuó con todos ellos e inició con gran éxito otras dos instalaciones de camping, en Matalascañas, Huelva y en Caños de Meca, Cadiz.
    Repito, desde el respeto hacia la memoria de D. Urbano Novo, el valor de su proyecto y su familia, vayan estas palabras en desagravio de mi amigo Paco Ferraro, que me dobla literalmente la edad, y no merece ese par de párrafos, ni a estas alturas de su vida ni a ninguna otra.

    ResponderEliminar
  5. No se puede estar más de acuerdo con Curro Esquivias, mi amigo de la infancia, y además yo debe excusarme con Don Francisco Ferraro Morales y familia por haber tardado tanto en dar mi opinión al respecto de lo escrito por Carlos Novo.
    Yo recuerdo los inicos del Camping muy difusamente, y de hecho siempre pensé que fue una concesión-alquiler por muchos años que el ayuntamiento de Cartaya le brindó a un gran empresario como es Paco Ferraro. Yo he visto año tras año como este Camping crecía y se modernizaba, se adaptaba a las necesidades de los campistas y visitantes y ganaba fama de sitio privilegiado y señero. Se que muchas familias lo consideraban como su segunda casa y disfrutaban de un veraneo familiar agradable y económico gracias a la gestión y a la inversión de don Francisco Ferraro Morales.
    Cuando en los años 80 y tantos terminé mi carrera y me fui a vivir a El Rompido pues mis primeros contratos fueron en la provincia de Huelva y uno de mis primeros destinos fue una sustitución en Rociana, Que coincidiencia de la vida, pues trabajando en ese bendito pueblo fui sacado de una oscura pensión para entrar a vivir como un hijo más en casa de otro Ferraro: Francisco Ferraro Bejarano y su mujer María Luisa. Mi eterno agradecimiento.
    Estando en Rociana conocí a muchos rocianeros que trabajaban en el Camping Catapúm; cocineros, albañiles, fontaneros, recepcionistas, guardas, etc, etc, familias enteras a las que Paco Morales contrataba casi todo el año aunque el negocio solo fuese fructífero tres meses al mes. Don Francisco Ferraro Morales les aseguraba sueldo para todo el año, aunque no hubiera trabajo. Gracias a estos trabajadores me enteré que en el Catapum necesitaban un médico para los meses de verano y así fue como me presente a una entrevista con el entonces director Manuel Merchante. El contrato fue lo de menos, solo se que trabajaba tres meses al años, ganado dinero en mi consulta del Camping, con todo el apoyo de la infraestructura a mi disposición y que don Francisco había dispuesto que mi contrato fuesen seis meses de buen sueldo al año... yo no me lo podía creer. Puedo asegurar que no era yo el único trabajador que gozaba de esas condiciones laborales. Que pregunten en Rociana y Encinasola.
    Para mi este señor ha sido un benefactor en todos los sentidos, creador de negocios y de puestos de trabajo para muchas familias que todavía lo recuerdan con gran cariño... y se acuerdan de los magníficos sueldos que cobraban entonces...¡¡
    Repito que desconozco aquellos primeros años de inicio del Camping Soy y Pinos y por eso he publicado esta carta acerca de esos años que no fui testigo. Como dice Curro Esquivias dudo mucho que Paco Ferraro - por mucho Mercedes que tuviera- hiciera uso de malas artes empresariales, sobre todo conociendo a las "amistades" y "enchufes" que la familia Novo disponía en Madrid...
    Mi opinión es que yo debeo ser agradecido y fiel a mi memoria y desde aqui les doy las gracias eternas, sinceras y de corazón a don Francisco Ferraro Morales y a su familia por aquellos años inolvidables que pasé como médico en El Camping Catapúm.

    ResponderEliminar
  6. Por lo tanto considero que debo suprimir los párrafos en que se nombra a don Francisco Ferraro Morales, ya que creo que no se le hace justicia ni se le da la oportunidad de opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celso mi marido Manolo Dabrio hizo la misma reflexión que Curro Esquivias..
      De acuerdo en todo.-

      Eliminar
  7. Gracias Lourdes, gracias Celso y gracias Curro. un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias Maca, por tu comprensión. Un beso.

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.