Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Carta al Rey de España.


Majestad Juan Carlos I Rey de España:

Espero que al recibo de esta se encuentre bien de salud y recuperandose con rapidez de sus achaques osteo-articulares que entiendo merman su actividad física. Deseo que se restablezca pronto y le deseo muchos años de feliz y atlética calidad de vida.

El motivo de mi carta –además de lo anterior- es expresarle mi solidaridad con sus problemas domésticos y profesionales, que al parecer se han imbricado de mala manera, lo cual no es nunca fácil de solucionar pues lo que es bueno para casa no es bueno para el trabajo y viceversa.

Porque mire usted Señor, yo, aunque no me considero ni mucho menos monárquico, si le estoy a usted agradecido por los muchos años que lleva trabajando y ejerciendo su profesión de Rey en exclusiva para todos los españoles sin excepción, sea cual sea el partido político que nos haya gobernado y dando la cara en los momentos mas difíciles, incluso en momentos críticos cuando peligraba la democracia y por supuesto su puesto de trabajo y usted se expuso al exilio con toda su familia, si nó a algo mas grave…

Me imagino que tuvo una dura infancia. Separado de sus padres a los diez u once años y enviado  a una España dictatorial entonces gobernado por Franco (un militar vencedor de un golpe de estado que originó una guerra “civil”), para estudiar bachillerato, sin amigos, tan solo con su hermano Alfonso, interno en varios colegios... Supongo que las visitas a su hogar portugués en “Villa Giralda” serían frecuentes y balsámicas para un chaval de tan corta edad.

Dicen que esos primeros años de vida curten el carácter para el resto de la vida. Permítame decirle a usted que creo que esa educación espartana y sacrificada le vino estupendamente pues ese ha sido el ejemplo que nos ha dado durante muchos años de su vida: sacrificio y entrega desmedida a sus obligaciones.

He de confesarle que mis primeros recuerdos de usted son con más edad, cuando empezamos a verlo en los Nodos y en las revistas. Yo no tenía muy claro que pintaba usted en todo aquel batiburrillo de personal del “Movimiento”. Entonces nos contaban que era un Príncipe -después se añadió lo de “heredero”- que lo mismo aparecía vestido de soldado de Infantería o de la Armada, que estudiando en la Universidad rodeado de compañeros, después pilotando un avión a reacción o regateando a vela en alguna Olimpiada. Pero la imagen que conservo de aquellos años es la de un joven un poco triste, melancólico, como si tuviera siempre una dura lucha interior y un conflicto serio por resolver.

Yo si conocía la existencia de su padre, y sabía que vivía en Estoril, donde mi padre fue en ocasiones a visitarlo acompañando al Conde de Teba coincidiendo con las tiradas de Pichón anuales que allá acontecían. Las fotos que conservo así lo atestiguan y estaré encantado de mandarle una copia de estas si así usted lo desea.

                                   Don Juan, el Conde de Teba y mi padre.

                                                 Don Juan, otros señores que no reconozco y mi padre a la izquierda.

Usted sabía que su padre fue siempre el legítimo heredero a la Corona de España y que Franco lo utilizó a usted en contra de los derechos de su padre. Pero como no soy monárquico no entiendo casi nada de esas leyes y derechos. Solo se que su padre se portó como un Rey cuando renunció y abdicó otorgándole a usted el titulo de Juan Carlos I de España. Es decir, fue gracias a su padre, el Rey Juan, que aceptó que usted Juan Carlos fuera Rey de todos los españoles, no Franco.

Lo demás ya viene en todas las hemerotecas. Fue usted un timonel experto y firme siempre en el rumbo adecuado, a veces de ceñida apretada con la mar de proa, que nos llevó hasta la democracia consolidada que gozamos actualmente.

Pero, como le decía, siento sincera preocupación por sus problemas domésticos y familiares y me gustaría expresarle mi opinión la respecto.

Parece que sus hijas no han tenido tino en la elección de sus cónyuges. Eso nos puede pasar al mas común de los mortales, por supuesto, pero ¡joe! ¡Que malamente han elegido los padres de sus hijos estas dos chiquillas…!

Su mayor, Elena, que nunca debió de dejar a su novio sevillano, se casó con un pasmarote mas preocupado por los paramecios de los pantalones y por los foulard de colores que por dejar en buen lugar a su esposa, a sus hijas y a su familia política. Un bobo con balcones a la calle que dejó mal recuerdo en la sociedad.

Cristina, que está de actualidad en estos días por los afanes crematísticos de su marido el deportista, esta dando ejemplo de fortaleza y entereza ante la adversidad. Digna hija de sus padres. Pero vaya tela del telón el papelón del Iñaqui. Esta claro que no basta con tener cara de bueno. El pelo de la dehesa en su mayor significado y un retrato de la sociedad española actual. Peor ejemplo no se puede dejar.

Y su hijo Felipe, el heredero, con el que estuvimos a punto de emparentar (Su familia y la mía) cuando fue novio de Isabel Sartotius, de la cual daba la impresión de estar muy enamorado, y dicen las leyendas urbanas que fue obligado a terminar aquella relación porque se le obligaba a casarse con una “monarquica”… Así cogió el muchacho el rebote que cogió y se llevó dando bandazos de flor en flor unos cuantos años, lo lógico. Al final terminó casándose con quien le dio la real gana –nunca mejor dicho- poniéndose por montera a la Monarquía entera.

Yo no era monárquico cuando nací, ni me hice monárquico cuando estudié historia de España, ni siquiera cuando usted llegó a proclamarse Rey de todos los españoles. No soy ni seré monárquico porque creo que todas las personas somos iguales, con los mismos derechos, obligaciones y oportunidades. No creo en la sucesión monárquica por tanto.

Pero menos creo en los ineptos que pretenden manchar su honra y su fama atribuyendole descrédito por ser amigo leal de sus amigos, galante con sus amistades femeninas, navegante como su padre o cazador en sus ratos libres. El que este libre de esos pecados que tire la primera piedra. Y no seré yo, no…

Lo que si creo Señor Juan Carlos de Borbón es en su total honradez y en su lealtad y amor a este país llamado España. Creo igualmente y admiro al otro 50% de la Monarquía española, Doña Sofía de Grecia. Les deseo a los dos salud suficiente para que reinen con lucidez y Reinen como Reyes sin abdicar ni renunciar durante muchos años más hasta el final de sus días.

Y lo expreso abiertamente porque de bien nacidos es ser agradecidos.

Que Dios guarde a Ustedes muchos años.


7 comentarios:

  1. Óle mi hermano, que bien escrito y que bien razonado..Salvo pequeñíiisimos detalles estoy contigo al cien por cien, un beso guapo.-

    ResponderEliminar
  2. Con el permiso de sus majestades, y con todos mis respetos, a quien me gustaria recordar en esta pagina es a mi padre. Me emociona verlo tan joven, entre tantas personalidades. Seguramente aquel dia gano algun trofeo en el tiro, pero abi esta el, pequeño pero grande, y quienes lo conocimos, sabemos que siempre trato con el mismo respeto a un Rey, que a un marinero de su Rompido, como tiene que ser. Mis hermanos pueden dar fe de lo que digo. Hoy mi recuerdo va para ti, papi.

    ResponderEliminar
  3. EL NUEVO MÉDICO DEL REY ESTÁ SEMBRAO, Viene de los Estados Unidos y es un cerebro en la cosa de operar caderas a un rey o a un detective privado, es una eminencia en operar caderas de personas humanas.. eso dicen..
    Achaparradito y con cara de listo, nos explica su opinión médica sobre lo que le ocurre al monarca y nos da detalles de la operación con un espanglisch bastante bueno y sin que se le mueva una pestaña, atiende a los periodistas en un salón palaciego y parece estar con su bata blanca, es de esas personas que se les ve totalmente dedicada a lo suyo sin importarle demasiado el escenario en el que trabaje..
    Ayer dió detalles de la operación y le prohibió al rey ir en coche a Talavera de La Reina..toma!!, después dijo que el rey tiene que seguir haciendo su trabajo habitual aunque el no sabe cual es el trabajo de un rey..
    Está sembrao..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. P.D. Si se me pone la cadera mala el Señor no lo permita, yo también me pido este médico..

      Eliminar
  4. LOS VIDEOS EN LAS REDES SOCIALES SON MUUYYY MALOS, y no se si embusteros también.-
    Pues resulta que veo en mi página de fb y sin poderlo remediar porque no lo he puesto yo, ni sabía de la existencia de tales videos, como se ve claramente que, presuntamente, por lo que parece, y tal y como están colgados y no por mi persona, los príncipes de asturias se dicen barbaridades y se hacen muecas y desaires en público.-
    La verdad, si los videos están trucados es de muy mal gusto, pero si presuntamente no lo están es de pésimo gusto lo que hacen supuestamente estas dos personas en público y notorio..creo..
    En uno de ellos se puede ver como presuntamente (yo, no me fío ni de mi tío), en una cena o comida de gala, la princesa en cuestión le dice claramente a, su marido y mirándole a los ojos "jódete", el parece ser, supuestamente, le contesta "pues si, no me importa, soy un pavo y tal" mientras utiliza sus manos para hablar en tono relajado y seguro de sí mismo.....Parece ser, presuntamente..
    En otro video en un acto oficial en el palacio real, la princesa mira al príncipe antes de los saludos protocolarios y con gesto de hartazgo mira al cielo..supuestamente..
    En dos videos diferentes se puede ver a la princesa que a la hora del brindis por el rey y por España, coje la copa en su mano y llegado el momento de beber mira el fondo de la copa y tan ancha (es un decir), vuelve a ponerla en su sitio sin hacer ni siquiera el gesto de llevársela a la boda..supuestamente..
    Eso es lo que yo he visto por casualidad y así lo cuento..

    ResponderEliminar
  5. Y si esto fuera real, es una verguenza para la realeza porque:
    En estos momentos todo el personal de a pié está "jodido", pero mantiene estoicamente el tipo, las formas y la educación, a la vista está porque pa lo que podía pasar no pasa ná..
    Si hay que saludar a cientos de personas se les saluda sin hacer gestos, que hay mucho parado que daría media vida por saludar y cobrar una miseria..uffffffff..
    Si hay que brindar y acercarse la copa a la boca aún cuando no se beba pero no se note, se hace, porque aquí estamos los del pueblo (de el que ella viene por lo que debería saber las cosas..creo..), tragando carros y carretas y no nos pasa nada..
    ¿Que habrá detrás de todo esto suponiendo que sea cierto lo que los videos nos enseñan?, pues no lo sé pero muy grave tiene que ser para ese comportamientos de la princesa, supuestamente..
    En realidad toda la real familia nos están dando un espectáculo vergonzoso porque aquí los que estamos pasando penalidades somos nosotros, sus "súbditos" y estamos más callados que en Misa y más formales y educados que ellos...de aquí a marte y volver...TODO PRESUNTAMENTE!!

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.