Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Salió la Virgen.


Cualquier manifestación de culto o rito religioso, sea de la religión que sea, es un acto de fe. Lo que quiero decir es que la religión no esta basada en la razón o en la ciencia. Y por lo tanto todas ellas con todos sus dioses son exactamente igual de “verdaderas” y merecen el mismo respeto y “veneración”.

El Hinduismo es una de las religiones mas antiguas, se desconoce como se originó pero se calcula su existencia desde unos 2000 años antes de Cristo. Es seguida por 800 millones de personas aproximadamente. Un hinduista se reconforta y cumple adorando a su dios universal Brahmá, que es la suma y origen de diferentes y variadas deidades; Visnú, Shivá, Krishna y a la diosa Kali, son las mas importantes. Es muy curioso que los hinduistas tienen la obligación de acudir al templo para hacer ofrendas ante el altar donde se adora a las imágenes de sus dioses, altares que se adornan con flores y velas se queman barras de incienso y se recitan mantras y oraciones leídas de sus libros sagrados con el objeto de agradar a sus dioses y pedirle favores. Ofrecen también a los dioses peregrinaciones a distintos lugares sagrados donde celebran fiestas en nombre de las distintas diosas.

De Abraham proceden las religiones monoteistas puras: el Judaismo y sus ramificaciones principales el Cristianismo (Jesucristo) y el Islamismo (Mahoma).

La Iglesia Cristiana de Europa occidental se confiesa mayoritariamente Católica. Se diferencia de las otras religiones cristianas fundamentalmente en la infalibilidad del Papa -ahora reciente Francisco I-, y porque acepta como dogma de fe la Inmaculada Concepción de La Virgen María que es la Madre de Jesucristo, la Madre de Dios y de la Santísima Trinidad.

Sirva esta introducción para aquellos bachilleres que no han tenido la suerte de poder estudiar la asignatura de Religión en sus colegios.

La Virgen María es Madre para todos los católicos, que le rezan y veneran continuamente bajo los distintos cultos y ritos ancestrales, evocándola en imágenes con distintas advocaciones según su procedencia o su rito. Virgen Inmaculada, Virgen del Pilar, Virgen del Carmen, Virgen de Monserrat, Virgen de La Bella, Virgen de Guadalupe, Virgen de La Macarena, Virgen de la Esperanza, Virgen del Rocio… y muchas otras en todos los pueblos de España y muchas ciudades de Europa.

Una de los ritos cristianos católicos mas españoles son las romerías (aunque se celebran romerías por toda Europa). La Wikipedia nos dice: “La palabra romería viene de romero, nombre que designa a los peregrinos que se dirigen a Roma, y por extensión, a cualquier santuario. Es una fiesta católica que consiste en un viaje o peregrinación (en carros engalanados, carrozas, a caballo o a pie) que se dirige al santuario o ermita de una Virgen o un santo patrón del lugar, situado normalmente en un paraje campestre o de montaña. A veces no es necesario que sea todo un viaje, sino que la fiesta dure todo un día, una mañana o una tarde”.

Carretas que van a El Rocío
La Romería de la Virgen del Rocío “El Rocío” es quizá la mas famosa y conocida de España.  Yo he peregrinado muchos años con mi Hermandad de Triana desde Sevilla a la aldea del Rocío en Almonte, a caballo los primeros años, andando muchos de ellos, en coche otras veces. Mis sensaciones y sentimientos es lo que quiero explicar de lo allí vivido. Y quiero explicarlo porque me da vergüenza como andaluz que cuando en la tele le preguntan a alguien que explique “que es la romería de El Rocío” la respuesta mas frecuente es: “esto no se puede decir con palabras… esto hay que vivirlo…”

Cualquier sensación, sentimiento o vivencia se debe intentar verbalizar con palabras, sobre todo si queremos explicar una experiencia singular y personal, propia, que deja huella en nuestra vida y que originará de alguna manera cambios cerebrales, recuerdos…

Y mi opinión del Rocío es que es un acto religioso multitudinario y maravilloso, con una idiosincrasia propia, diferente, basado en ritos y costumbres muy antiguos y conservados casi intactos por generaciones de devotos de la Virgen del Rocío, sobre todo de Almonte, Villamanrique, Pilas, La Palma, Moguer, Sanlucar de Barrameda... y Triana. Bueno, y todas aquellas que de corazón peregrinan con devoción rociera.

Es el pueblo de Almonte el que cuida que se cumplan los ritos y tradiciones ancestrales. El que cuida el Santuario durante todo el año, el que organiza todos los actos religiosos anuales y el “traslado” de la Virgen desde la aldea al pueblo de Almonte cada siete años.

Y ellos y las muchos pueblos andaluces con "devoción rociera" consiguen el milagro de la peregrinación anual de las distintas Hermandades dirigiéndose cada una con su Simpecado (un estandarte con la imagen bordada de la Virgen del Rocío) desde cada rincón de Andalucía hasta este mágico enclave marismeño para ser testigos del milagro de la salida de la Virgen de su Ermita para darse un paseo gozoso por su aldea y dar las gracias y bendecir a todos los peregrinos que hasta allí han llegado.

El camino de cada Hermandad esta lleno de espiritualidad de Andalucía profunda y genuina y de momentos especiales para los que peregrinan. Se vive la experiencia religiosa en contacto con la naturaleza. Se camina con calor o frio, cansados o agitados, con vino o sin vino y se rezan las mas bonitas oraciones del mundo en forma de sevillanas, de salves, de rumbas, de plegarias… Se reza el Rosario, el Angelus y la Misa en medio del campo ante la Carreta del Simpecado hace que las oraciones tengan un sentido mas profundo y recogido si cabe.

Simpecado de Triana.
                                        
A la luz de las velas














Y son los almonteños los artífices de este milagro. Ellos que viven de una especial manera su devoción a esta pequeña imagen de la Virgen del Rocío y su Hijo. Almonteños que abren su aldea y su Ermita de par en par a todo el mundo. Almonteños que guardan y que aguardan a la Virgen año tras año. Almonteños que miran a la Virgen con vergüenza, casi sin mirarla a la cara, pero que saben que rezar es estar cada año allí donde deben, y que saben confesar y redimir sus pecados acompañando a la Virgen en las los días señalaitos. Almonteños rudos que lloran de rabia y de emoción porque quieren y no pueden estar mas cerca todavía de Ella. Almonteños que sufren fisicamente por ser durante unos minutos los pies y las manos donde se apoye La Virgen del Rocío en su mágica salida del Lunes de Pentecostes. Almonteños que trasportan por el aire como si fueran volando a hombres mujeres y niños que quieren tocar a La Virgen y no tienen fuerzas de llegar hasta Ella…

Y en estos días señores todos nosotros queremos ser almonteños, todos queremos tener esa fuerza física y mental para olvidarnos de que somos humanos y  convertirnos en ángeles portadores de La Madre de Dios. Queremos ser Rocieros hasta nuestros tuétanos. Queremos decirle a la Virgen del Rocío que estamos allí para lo que quiera de nosotros. Para entregarnos a Su devoción sin pedir nada a cambio… o pidiendo lo imposible, como yo he hecho este año…

Y estoy completamente seguro que la Virgen me ha escuchado.

Amigos peregrinos ante el Simpecado de Triana
                               
Esto es lo que yo pienso de la Romería del Rocio.

4 comentarios:

  1. Lourdes Pareja-Obregón escribió el 17/5/13 14:39
    LA VIRGEN DEL ROCÍO es una advocación a la Virgen María que se ha hecho muy venerada en Andalucía España y partes del extranjero lejano..
    Una marea humana se mueve como atraída por el imán de la fe y los sentimientos más profundos, se hace a través del campo, de las arenas sevillanas y huelvanas, el Coto de Doñana presta su soledad y su silencio para el paso de los peregrinos plenos de fe..Mi hermano Jesús va este año con Huelva, que alegría, con la Hermandad de mi madre..óle, Gines es la de mi padre..Los pensamientos más antiguos la fe de mis mayores nubla parte de mi razón y me lleva a rogarle a la Blanca Paloma, porque si, porque en mi casa se ha hecho desde siempre, porque se le ha cantado el olé más rociero porque tengo miedos porque tengo retos porque tengo necesidades ilusiones y porque así lo siento..
    Se le dicen a la Virgen las cosas más preciosas, flores oropeles y música, que le vamos a hacer, para Ella lo mejor que tengamos, es humano..
    Madre mía, ruega por todos, alivianos en estos momentos difíciles que son los de la humanidad desde siempre, pero para eso estás, para aligerar penas, falta de trabajo, enfermedades, desilusiones, ilusiones el porvenir y todos los suspiros y el aliento de tantas almas que no pueden aguantar las lágrimas sin saber muy bien porqué..La fe es así..la nuestra si..
    !!Viva La Virgen del Rocío!!

    ResponderEliminar
  2. Quisiera añadir algo. He visto por la red y medios, muchísimas críticas hacia esta romería andaluza. Como dicen los americanos en las películas, vivimos en un país libre, faltaría más, pero me gustaría hacer una reflexión. España en general y en los cuatro puntos cardinales es un país fetivo, festejoso, jubiloso y cachondo, a las pruebas me remito: Las fiestas, muchas, tienen un origen o fondo religioso, otras, menos, pero haberlas hailas: El Camino de Santiago es una peregrinación creo sensata para los creyentes o turistas y serena y bellísima..los pies pueden sufrir enormemente, hay que informarse. Los San Fermines tienen un origen religioso claro pues San Fermín es santo..creo yo y con el cielo hemos topado, y, lo siento pero si en alguna fiesta encuentro peligro y brutalidad, con todos mis respetos es en ésta. El toro embolao y con los cuernos untados de brea ardiente es una tortura sin límites y sin defensa posible por parte del animal y sin arte en absoluto y sin estética. Las tracas valencianas emocionan a sus gentes y sacan con veneración a su Virgen de Los Desamparados en medio de el fuego y los cohetes, y me parece muy bien. Los castellets es una tradición muy antigua y muy bonita, solo que ponen a un niño pequeño a modo de giraldillo o estandarte de torre a mucha altura, a mi me da vértigo pero será que no estoy acostumbrada..En fin amigos, la variedad es grande, todas las respeto, unas me gustan más otras menos pero me abstengo de opinar por no herir al personal..o así lo pienso yo..Pero vamos, es que yo soy muy mía..!!Anda..pero si ya he opinao..!!

    ResponderEliminar
  3. ESTE FIN DE SEMANA ME VOY DE ROMERÍA.-
    Que faltita me hace. Me he comprado un traje romero tipo cincuentona y una flor coquetona..y estoy guapetona, oye..
    Es la romería de San Isidro de Cartaya. No es su Santo Patrón no, es un santito bueno y laborioso muy humilde el pobrecito que no rechista pero que en estas fechas se le festeja en un pueblo marinero y de la agricultura; Cartaya tiene una de las tierras más fértiles que se conocen, secano y regadío se mezclan con los minerales y el yodo necesario del cercano océano; de la marisma y llegando esta época en este pueblo con la subida de la marea de las cuatro de la tarde, viene ese olor de la rivera que mis hermanos y familia saben cual es..a pinos, fango, madera vieja y agua salá.
    Nos vamos a los pinos cartayeros, vestidas de flamencas y a cinco minutos en el charré podríamos llegar al mar..
    Que faltita me hace..

    ResponderEliminar
  4. Vamos, me podría hasta tirar de cabeza con flor y todo..pero no lo voy a hacer..lo dejaré para el verano con un bañador coquetón que también me he comprado..cada cosa en su momento.-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.