Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

En blanco...


Mi hermana Lourdes escribe:
Pues aquí estoy mirando a las moscas, sin comérmelas, aquí estoy sin que pueda poner una palabra mínimamente coherente y otra detrás que le de sentido a la frase, que tenga intencionalidad y pueda llegar a resultar algo interesante, leíble, aquí estoy acostumbrándome al calor de las cuatro de la tarde y a la dieta odiosa pero necesaria de cara al verano y sus consecuencias estéticas, aquí estoy con hambre y la cabeza completamente vacía, más que el estómago, porque comer como, pero creo que el azúcar o su menor consumo me tiene así…

Ni porque lea el magnífico "Yo Charrán" de mi hermano, ni poesía abanicándome y fatigosa, yo, no la poesía, ni que oiga a Willie Nelson ni a Cesaria Evora, ni a María Jimenez ni a La Paquera que siempre me da fuerzas con la vitalidad de su voz, nada.
Me voy de paseo…? que calor… me pongo a escribir y se me viene a la cabeza Lisboa porque estoy oyendo un fado, lo intento, nada, ni los tranvías lisboetas ni las casas desconchadas ni el puente frente a la orilla americana, nada, no me sale nada, opto por pensar en el universo, ya he escrito sobre Marte, la luna está muy explotada y más allá me da pereza un viaje tan largo, pensé en Madrid y en Segovia por no irme tan lejos, me encantan las dos ciudades, pues ni la capital ni Segovia con su catedral magnífica vista desde el campo de trigos ni el acueducto lloviendo me movían a la escritura, malo… eso ya es demasiado…

Regué mis macetas y vi que un geranio de la exposición morado y rosa había salido en una flor que quita el sentío, nada, ni la esparraguera frondosa ni la cinta fértil ni el rosal al que le he curado la enfermedad de la pulguita blanca… no, eso no es literario…

Veo empezar el telediario, uuuuhhhh, no no, ya es que puedo quedarme inútil (más) para toda la vida, ¡quita quita!
Intento acordarme de escenas de películas maravillosas, las busco… es lo único que me mejora algo momentáneamente:

La escena de "La gata sobre el tejado.." con Newman tirado en el sofá, pierna escayolada, copa en la mano, mira a E. Taylor ponerse una media, ella viste un traje blanco maravilloso, el pelo negro-azul, los ojos violetas… Veo la escena del lavado de cabeza de Robert Redford a Mery Streett en "Memorias de Africa", me fascina esa escena, me voy mejorando, y, oigo algo del diálogo de "Adiós, muñeca", con un Robert Mitchum grande, fumándose un cigarrillo en la noche y en una esquina de una calle mientras vigila una ventana iluminada, y por fin veo el final de "American Beauty" con su maravillosa parrafada y banda sonora y me entono un poco…

Hasta aquí he llegado, ahora leche desnatada y UNA torta de Inés Rosales. UNA.-

Y yo cuento:
Mientras leo esta maravilla de mi hermana Lourdes me doy cuenta que estoy igual de "en blanco" que ella, aquí en mi casa sentado-despatarrado en mi butacón con las piernas siempre en alto por aquello de las varices y la circulación de la sangre, con el Mac siempre delante abriendo páginas de periódicos para no concentrarme con estas noticias absurdas que no me aportan nada bueno a mi mente y perturban mi entendimiento (ya algo trastocado...), además la tele puesta con una película de combois que no me interesa aunque es del fabuloso Clint Eastwood en plan pistolero caza recompensas y tiene una banda sonora casi perfecta de Ennio Morricone.
He intentado estudiar un poco pero no me concentro, se me va la mente al espacio sideral y las ideas se me quedan flotando en la nada como si fueran pompas de jabón, eso es lo que me duran en la cabeza... no soy capaz de mantener un pensamiento coordinado, hoy estoy vago mental y físico, a lo mejor es por la llegada del calor, que ya iba siendo hora, pero que siempre los primeros días nos coge descolocados y desentrenados y las neuronas se recalientan y parece que no les funciona el termostato cerebral o qué se yo... el caso es que esta semana esta finalizando y estoy cansado y poco productivo, esta tarde debería haber estudiado Psicología o haber repasado algunos casos clínicos de mis pacientes que tengo pendientes de actualizar, pero he decido dejarlo para la semana próxima que estaré mas activo, digo yo...
Ahora, señoras y señores, yo también me voy a preparar una bandeja con leche desnatada muy fría y alguna que otra torta de aceite (no me quedan de polvorón) de Ines Rosales que con unas onzas de chocolate negro negrisimo hacen un bocado exquisito, yo creo que esta tradición familiar de leche y tortas y chocolate es sanísima, digan lo que digan los médicos...
Y después de este pecado venial, a la cama -nana coco- a leer una mijita de algunos de los libros-orfidal que tomo antes de dormir, ahora ando con un libro de Ramón Andrés: "Diccionario de Música, Mitología, Magia y Religión" muy curioso lo que sabe este tio de todas estas cosas, y se pueden buscar cosas curiosas de esos temas, o me leo un capítulo del Quijote, que le estoy cogiendo el gusto a este Caballero de la Triste Figura tan majareta, o me leo otra vez cualquier capítulo de La Conjura de los Necios que siempre me ayuda el bueno Ignatius J. Reily a ver las cosas desde otro punto de vista mucho más "metafísico"...
Buenas noches tengan ustedes y hasta mañana si Dios quiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.