Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

El Infinito.


Infinito: no tiene fin… ¡Vaya tela! Sin final. ¿Qué significa eso exactamente? Debemos preguntarnos: ¿Cuál es o donde está el “final”, el límite de “algo”, de lo que sea…?

Cuando era un niño y me explicaban los curas el concepto de cielo y de infierno me decían que allí estaríamos “para siempre” yo empecé a tener conciencia de lo que significaba el tiempo infinito; imaginaba un año y otro año y cien años y mil años y mil millones de años y muchos miles de billones de años... y la verdad es que me agobiaba una barbaridad y terminaba dudando si yo querría estar en el cielo o en alguna otra parte tantísimo tiempo, con lo malo que soy yo para estar sentado siquiera un rato en la terraza de mi casa tomando el fresquito y disfrutando de la tarde luminosa y serena.

Ese concepto de tiempo infinito es inaceptable para una mente con fecha de caducidad como es la mente humana. Aunque mientras estamos vivitos y coleando suponemos que el paso del tiempo es inexorable, tenemos la certeza de que no se pararán los relojes cuando nosotros no estemos aquí. Lo que no podemos saber es si "nuestro tiempo" se detendrá definitivamente con la muerte o seguirá corriendo el segundero de alguna manera  en el “más allá” midiendo otro concepto de tiempo diferente, el cual yo imagino que es el mismo “tiempo” que transcurría para nosotros antes de que existiéramos y ocuparámos sitio en esta bolita de masa perdida en un universo de ¿“infinitas”? bolas ardientes. El tiempo tal como lo concebimos los vivos no tiene pinta de ser algo “infinito” pues todos tenemos fecha de despedida y cierre de función.

Pero si el tiempo no fuera infinito, tampoco lo puede ser “el espacio”. El tiempo y el espacio van unidos de manera intrínseca y no se pueden separar/divorciar el uno del otro. Si hay “tiempo” es que hay sitio para ir de aquí para allá, y si existen dos puntos por muy cerquita que estén, la luz de uno tarda un ratito en llegar al otro. Eso es el espacio/tiempo, mas o menos concebible por los humanos: la velocidad de la luz. Solo podemos medir el tiempo hasta allí donde llega la luz, no más allá.

Entonces ¿Es finito o infinito el espacio, el Universo? Buena pregunta. Los gurús mas estudiosos de este tema no se ponen de acuerdo. No saben predecir cual sería el límite del espacio sideral, del Universo. Porque además es imposible demostrarlo. Los mayores telescopios del mundo, por muy lejos que alcancen a mirar nunca podrán ver el presente, solo somos capaces de mirar hacia el pasado, hacia atrás, pues la luz de las galaxias lejanas que nos llega es una luz de hace miles de millones de años luz que viaja por el espacio hasta llegar a nuestros ojos. Observamos y estudiamos el pasado cósmico, nunca el futuro.

El concepto de espacio “infinito” es una cuestión de confianza o de imaginación desbordante. Según la teoría del Big-Bang como el universo está en continua expansión sus límites estarían aumentando con el paso del tiempo. Pero… ¿hasta cuando? ¿hasta “el infinito”? ¿o después de un tiempo determinado y por la inversión de la fuerza gravitatoria comenzará el universo a contraerse en sí mismo en sentido inverso a como lo hace ahora hasta colapsarse de nuevo? ¿qué pasará con “el tiempo” entonces? No estaremos aquí ninguno de nosotros para averiguarlo.

Lo que si son infinitos son los números. El número mas grande del mundo no existe, siempre se le puede poner otro número detrás; ni el más pequeño tampoco pues siempre se le puede restar una cifra aún mas pequeña. Eso tenía locos a los matemáticos, que no les gustaba calcular con números infinitos. Por eso crearon un sigo para hacer cuentas mas o menos fiables el o curva lemniscata”. Este no se comporta como un número real, pero si como un número que con el + delante es mayor que cualquier número real y con el signo – delante es menor que cualquier número real… ¡pero mayor que cero! Muy raro de entender estos conceptos que abarcan el apasionante mundo del “calculo infinitesimal” una rama de la Matemáticas gracias a la cual no paran de inventarse maravillas de la técnica como los cohetes y aviones, computadoras, gepeeses, tomtones, teléfonos móviles, microchips, etcétera, haciendo a todos la vida mas fácil… (¿o no…?)

Yo me quedo -porque es lo que me gusta- con el concepto Metafísico del Infinito. El infinito como medida de sentimientos positivos y constructivos. Cuando yo le preguntaba a mi hija Ana cuando era chica: ¿Cuánto me quieres? Y me respondía: “¡Muchos millones!” yo sabía que lo que quería decir era “te quiero infinito, no se puede medir ni explicar todo lo que te quiero…”

Ese es el autentico sentido del concepto “infinito”. De mi Infinito.



7 comentarios:

  1. Ese símbolo del infinito se me aparece como unas lentes para ver mejor, como un ocho acostado, tumbado dejando el tiempo pasar..No me interesa mucho ese concepto, si el de finito el temporal..
    Claro que la filosofía y la metafísica se ocupan de medir los tiempos y las eternidades, he oído decir que el tiempo es curvo, se curva..doctores tiene lo relativo, relativamente, a mi me inspira el universo porque subo por encima de los problemas minúsculos tan terrenales, tan felices y dolorosos y me doy cuenta que no somos nada y de lo mucho que somos..que soy..
    Bruce Springteen canta The River mientras escribo, voy a poner la comida..

    ResponderEliminar
  2. La verdad, no me gusta el infinito. Quizás por la sensación que me provoca de inalcanzable. Nunca llega. Por mucho que sigas siempre hay más y me encantan los finales, felices claro. Incluso los finales malos también prefiero que lleguen cuanto antes. Un abrazo a los dos. Genial Doctor.

    ResponderEliminar
  3. CREER.-
    Dicen que a mil millones de años luz hay una galaxia azul verdosa tirando a agua marina..y me lo debo creer..Dicen que el universo es infinito que es un concepto que no cabe en mi cabeza recién teñida de castaño dorado..y me lo tengo que creer..Dicen que la justicia es para todos igual porque lo dice el libro constitucional..y me lo tengo que creer..Dicen que las ONGs son todas buenas y que los gobiernos no gastan en armas..y me lo tengo que creer..Dicen que lo malo de la crisis va de paso..y me lo tengo que creer..Dicen, hacen, prometen, ponen, quitan..Creeré o no en lo que me de la real ilustre y fervorisa gana..Al menos intentaré creer en algo que me reconforte..de aquí abajo en poco..la música, las artes, la naturaleza..¿en algo más?
    En mis amores antes que en nada..y en Santa Rosita de Siena si bien me viene...Del padre del hijo y del espiritu santo...

    ResponderEliminar
  4. VIAJE A MARTE.--Hoy veo en televisión a una chica de treinta años que está seleccionada entre un grupo de seres humanos para dentro de diez años hacer un viaje sin billete de vuelta a Marte...Todos saben que no hay retorno, tardarán unos dos años en llegar al planeta de polvo de fierro que está mas allá del cinturón de asteroides y es el último planeta de los llamados rocosos, el resto son bolas de gas con muchas lunas hermosas; marte está muuyyy lejos y el combustible será alguna mezcla que no entiendo, el impulso de la luna nuestra y la luz y el viento solar, que más da, lo cierto es que ya están preparando esta paranoia para que unos cuantos mueran oxidándose a millones de kilómetros de la roca madre...
    ¿Que buscan allí, quizás una cura para las enfermedades que nos hacen sufrir y morir, una solución para la justicia y la equidad en la tierra donde siguen muriendo niños y adultos de pura hambre, una clarividencia para que los humanos aprendamos a ver las cosas desde una perspectiva distante y distinta, que sepamos respetarnos y amarnos dentro de las escalas lógicas del querer, que tengamos empatía, que las mentes perversas o trastornadas tengan una cura con un remedio infalible que se encuentre en aquella roca seca roja y polvorienta donde el sol es lento y lejano los atardeceres fugaces y las mañanas alocadas porque no han tenido antes un lunes ni al día siguiente un miércoles, un mundo seco y raro yermo y casi sin atmósfera para respirar y con una gravedad poco grave y muy peligrosa para los cuerpos adaptados a el planeta donde hay tardes de domingo lentas como esta misma en la que escribo, días de la semana, tienda de los chinos, océanos mares vivos y muertos lagos ríos y charcos en una acera después de una tarde de lluvia, una roca azul donde sus habitantes más que viajar a la muerte lejana (yo creo que ni llegan, Dios no lo permita), debían poner fin a tanto sufrimiento y tanta sinrazón porque no por más dicho no es más verdad, nos estamos volviendo majaretas, somos cada vez más inteligentes y avanzamos en la técnica rápidamente, pero, ¿la usamos debidamente, invertimos pasta en lo que realmente importa que es ni más ni menos que el sufrimiento y el dolor humano de cualquier índole?: NO DEL TODO ni mucho menos...
    A mi el universo me inspira por fascinante en lo inmenso y lo absolutamente desconocido, me asombra la idea de saber que vivimos en un grano de arena en un mundo sin fin, mi vida toma más razón de ser sabiéndome tan pequeña y tan igual a todos mis semejantes, me calmo con la inmensidad de un vacío sin piedad y sin remedios, me consuelo pensando en lo frágiles que somos y a la vez en la fortaleza que tenemos para asumir nuestro desconocimiento nuestra pequeñez y nuestro fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero lo del viaje a marte que no se si es la nasa esaa o una empresa privada que quiere estafar a unos cuantos intrépidos, me produce indignación...Se que las mentes científicas no estarán de acuerdo conmigo porque para ellos todo avance científico o técnico es un paso adelante; para mi ese paso que más que un paso es un salto como de gañafote (saltamontes), dar el salto sin saber ni donde cae ni que pasará, y en ese salto gastar millones de billetes, y tal como están las cosas en nuestro mundo es una verdadera tontera...
      Sigamos en la investigación adecuada (Rajoy, no te digo ná), que quimera sería si el dinero y las ansias de poder se utilizaran debidamente en esta bola tan bella, donde hay semanas meses y años, atardeceres de ensueño lunes martes miércoles etc, música barrios alegres macetas rascacielos hospitales emfebrecidos colegios revueltos asociaciones de todo y paraísos terrenales que no son solo valles floridos ni rías con las mareas subiendo y bajando, son sitios lóbregos para guardar lo que les roban a los niños famélicos...
      Para mi modo de ver habría que sabotear el viaje ese a marte, nadie se mueve de aquí ni a marte ni a la luna ni más arriba de los satélites que nos ayudan, vamos a arreglar el suelo para poder llegar al cielo.......

      Eliminar
  5. RADIO NACIONAL DE ESPAÑA, las madrugadas del viernes al sábado y del sábado al domingo de 4 a 5 de la mañana, el periodista artista Alejandro Alcalde hace unas joyas de programas que se pueden bajar en pod cast o escuchar en el ordenador, "La víspera del infinito", son relatos de literatura y sus autores y música maravillosa con la biografía de sus autores, merece muchíiiisimo la pena.-

    ResponderEliminar
  6. MANOLO DABRIO TENÍA VEINTIÚN AÑOS CUANDO LO CONOCÍ, yo dieciocho. Con el aprendí un nuevo mundo, ambiente de estudiantes de chaleco de lana tosco de pisos en Los Remedios llenito de jóvenes rebeldes y estudiosos (alguno triunfó y es conocido en la política, por supuesto se quitó el chaleco de lana y lo cambió por corbata de seda fina). Manolo me enseñó que la rebeldía que yo sentía desde siempre no era tan mala, y me enseñó que hay que controlarla, me dijo que era abstemio y agnóstico, (tardé tiempo en diferenciar lo que cada cosa significaba)..."¿lo de no beber es agnóstico, no Manolo?"," nooooooo, Lupe, tu dejalo ya"; yo soy creyente y no bebo en el peor sentido de la palabra, pero mis cervecitas y copitas me las tomo cuando se tercia; empezamos a hablar de política cosa que jamás hice, tengo que decir que nunca intentó convencerme de nada, según el porque no era su intención y porque además se dió cuenta inmediatamente que a mi solo se me convence de lo que yo quiero y por quién yo quiero, me contó cuestiones fascinantes de su carrera de físico, me dijo que la luz y el tiempo son curvos relativos compañeros y caprichosos, que la gravedad es la fuerza más grande junto con la de la voluntad humana...Me he ido con el a los destinos más delirantes, hemos tenido una vida apasionante, ahora lo sé, apasionante en lo más cotidiano en los sitios más maravillosos que jamás puediera soñar, oímos el canto del ruiseñor juntos en los bosques andevaleños, jugamos con nuestros niños en la nieve de Cortegana en plena sierra huelvana y nos cegó el viento del levante en Arcos de La Frontera, y tanta belleza también, y por fin nos vinimos a tierras de mar y ría a poner nuestras casas, las dos...Gracias amor por tanta generosidad, por ser tan buen padre, por tantos y tantos años de trabajo infatigable, por amar a tu profesión como la amas, siempre has dicho que tu trabajas con material humano y ahí hay que poner todos los sentidos, los siete...
    Después de treinta y cinco años de profesor de matemáticas, veinte de ellos director del centro, ayer tus compañeros y compañeras, los que te quieren que son muchos, te dijeron adiós Manolo Dabrio, gracias por todo, te regalaron una tablet un reloj, flores y un libro escrito por la compi de filosofía que es maravillosa, dijiste unas palabras y yo sabía que jamás se te escaparía una furtiva lágrima, eres de los que siempre lloran mucho...por dentro, comimos nos retratamos y para casa.
    Llevabas tiempo pensando en la decisión de la jubilación, pero el paso definitivo e irrevocable lo tomaste a las cinco de la madrugada del dieciseis de Noviembre de 2013, justo y a mil quinientos Km. de distancia hacía hora y media que había nacido nuestro nieto Juan, yo tenía el vuelo a las diez de la mañana, y en el sobresalto del nacimiento tan rápido, de esa llamada en la madrugada diciéndonos nuestro yerno que Juan estaba en el mundo, nos abrazamos como nunca y me dijiste, esta vez con una lágrima: "se acabó Lupe, ahora estoy para ti para mis hijos y sobre todo para mi nieto que tengo mucho que hablar con el..."
    Te quiero amor mío.-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.