Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Dios y los Hombres

Uno de los mayores problemas “filosóficos” que tenemos la mayoría los humanos es dilucidar que va a pasar después de la muerte, de nuestra muerte. A muchos o pocos este asunto les da exactamente igual, dicen. Pero a la grandísima mayoría este temita de la muerte y del más allá de esta no nos trae tan sin cuidado. De hecho en torno a este misterio tan misterioso se han montado infinidad de teorías complejas que desembocan en supersticiones y demás aficiones a lo desconocido: vampiros, zombis, fantasmas, espectros, médiums, exorcistas, ángeles y demonios… ¿Realidad o cinematografía? ¿Verdad o mentira?

Hoy en día al parecer la mayoría de los hombres cree mas en la literatura de ficción que se escribe para ser superventas o en las películas de Hollywood de temas esotéricos que en mas de miles de años de tradición documentada y basada en rigurosos estudios científicos. Lo cual quiere decir que en el fondo el personal está deseando tener respuestas a las preguntas fundamentales que a todos nos rondan: ¿Existe vida después de la muerte? ¿Existen los dioses y sus cielos e infiernos? ¿Y los espíritus? ¿Existe el “más allá”? Pero que le presta muy poca importancia a la historia de las religiones...

Las distintas religiones ofrecen (intentan ofrecer) respuestas mas o menos estructuradas a estas preguntas arcanas basadas en el miedo del Hombre (Hombre/Mujer, a partir de ahora) a lo desconocido, a aquello que no puede ser explicado por la ciencia, la lógica o la razón. Hay confeccionadas religiones “verdaderas” para todos los gustos y sabores.

Yo no puedo afirmar que el origen de las religiones sea tan solo el miedo de los humanos a la muerte. Supongo que el motivo que impulsó a los Hombres a creer en seres superiores, en dioses, no puede ser tan solo el pavor a lo desconocido tras la muerte. Creo que nuestra mente vivita y colendo acepta ciertas normas de respeto al Hombre que vienen implícitas en nuestro ADN y este Hombre Humano destaca por encima del hombre animal y se define a sí mismo por elaborar una conjetura inexplicable y por lo tanto especial, unas preguntas que implican la “existencia de Dios”: pre-vida; vida; muerte; post-muerte.

Estos cuatro estados del Hombre  racional y su certeza de la ignorancia son los que nos traen de cabeza y a la vez nos impulsan a avanzar cada vez mas  en teología y filosofía pero a la vez con mas dudas hacia un hipotético final tan enrevesado como incierto: ¿dónde estábamos antes de nacer? ¿por qué estamos aquí y ahora? ¿qué significa la muerte? ¿dónde están los que han muerto?

Estas simples y aterradoras preguntas no se las hacen las plantas ni los insectos ni los animales. Son preguntas de Hombres. Dudas de Hombres. ¿Es Dios quien crea los Hombres? O son estos los que crean a los dioses como respuesta a sus enigmas y somos los hombres los que creamos las distintas religiones para dar respuestas adecuadas a nuestros miedos y dudas existenciales. Dios o dioses. Hombre u hombres.

Y si, ya se que hay, ha habido y habrá algunos hombres que se comportan como animales y estas preguntas les traen al fresco y se dedican a vivir como salvajes alimañas. Aunque la historia de la humanidad esta llena de fanáticos asesinos que en nombre de los dioses han cometido masacres y genocidios, y siguen haciendolo hoy día, yo mantengo mi fe en El Hombre – ¡que es decir que mantengo mi fe en Dios!- como continuación de lo mejor que nos puede deparar la vida: la felicidad de apreciar la bondad de los hombres y mujeres uno a uno, de dar y recibir el bien sin pedir nada a cambio, la solidaridad, la justicia, la igualdad, la verdad, el respeto, el cariño, el amor, el calor…

Creo en el Dios de los Hombres y creo en los hombres y mujeres crean o no crean en Dios.

Creo que la muerte (de cada uno de los hombres) es tan solo un tránsito hasta el mismo lugar donde estábamos antes de nacer, sin restarle importancia al Hombre que sigue vivo en la tierra, ya que estos son la continuación de cada hombre que ha muerto. Somos los Hombres.

Creo en los hijos de los Hombres y en la continuación de los Humanos como un todo que debemos cuidarnos y cada día mejorar ayudandonos unos a otros. Creo en la Humanidad.

Creo que Dios está dentro de todos nosotros porque nosotros formamos parte de Dios, y Dios necesita al Hombre y Dios no Es sin el Hombre.

PD: A veces me pregunto: ¿Estas ahí Dios? ¿Tienes algo que ver con los Hombres? 

Estas preguntas me las he hecho esta tarde que he estado en la Basílica del Gran Poder en Misa y he Comulgado.

Como en el chiste del que colgaba del barranco pidiendo ayuda y oyó una voz celestial que decía: “Hijo déjate caer sin miedo y confía en Mi que un Angel custodio te detendrá antes de estrellarte contra las rocas”. Y el buen hombre respondió: “Muchas gracias Señor, te lo agradezco mucho, en serio, pero: (gritando) ¿Hay alguien más ahí arriba? ¡Una cuerda!”

Pero no se rían ustedes que esto ha ocurrido y ocurre cada día en el mundo.

Ojalá tuvieramos la Fé de dejarnos caer al vacío… pasara lo que pasara…


4 comentarios:

  1. Por San Pedro y San Pablo ha sido el aniversario, hoy me he encontrado con una estampa de la Virgen del Remedio, Remedios como nombre significa según el santoral, Remediar, Recatar, Redimir, Ayudar.......

    ResponderEliminar
  2. UNA PIEDRECITA AZUL.- Gira inclinada sobre un eje imaginario en la órbita de una bola de fuego mediana en el extremo suroeste de la galaxia perteneciente al grupo de galaxias sin puntos cardinales enmedio de una materia oscura que no entendemos, del vacío absoluto donde se diluyen espacio y tiempo y mantenida por una fuerza que todo lo equilibra que es la de la gravedad. No sabemos casi nada más al margen de detalles físicos que son suposiciones y fórmulas matemáticas exactas que casi no nos llevan a parte ninguna.
    Una vez metidos como estamos en la piedrecita azul nos encontramos que las tres cuartas partes son agua con disolución de cloruro sódico, alguna, poca dulce y terreno procedente de los fondos marinos que por el choque desenfrenado de la presión del interior de la tierra salieron sin remedio a la superficie. Los gases que respiramos son letales en exceso pero debidamente combinados y equilibrados han permitido unas vidas insignificantes que en una especie como la nuestra nos deja sobresalir algo del resto de seres vivos solo por saber esta insignificancia.
    Los demás animales viven su ciclo en las tres verdades absolutas, nacer vivir y multiplicarse. Nosotros vamos una miiijiiita más allá, poco.
    Lo suficiente para establecer a mi entender tres estados de la inteligencia humana, los pasables y en evolución favorable, los pasables e inamovibles y los monstruos que son alimañas porque la naturaleza pensante tiene esos inconvenientes.
    Empiezo por los últimos: Matarifes despiadados en nombre de un dios una cultura denigrante, sicópatas sin sentimientos ni culpa, o de el dinero que es un mal que hemos inventado para terminar por desaparecer por completo, si, así lo creo yo, pero todavía queda si Dios no lo remedia...
    Injusticias que se dejan pasar sin que nadie se inmute, rencores incomprensiones y @melollevocalentito, pa que voy a seguir.......
    Los pasables inamovibles que creen ser tocados por la divina providencia con su luz y que le den por saco a los herejes. Los que no comprenden bien el sufrimiento humano o están fuera de esos parámetros, los que se agarran a las reverencias y majestades tontas, los que pisan a los demás para vivir por encima y los que se ríen de sus semejantes los humillan y los arrinconan sin que se entere casi nadie, los enfermos mentales incomprendidos y los que no asumen sus vidas sin remedio.
    Por fin los pasables evolucionando, siguen siendo pasables porque somos una mini-civilización incipiente con muchas carencias y mal planteada, pero hay algunos pocos que tiran del carro.
    Los tocados por la luz de La Divina Providencia bien entendida sabiendo que a los milagros tenemos derecho todos, sobre todo los más necesitados los más desfavorecidos, los que piensan en las injusticias, los que las piensan y trabajan contra ellas, los que estudian y agrandan sus conocimientos para una vida mejor, los que investigan contra los males comunes de nuestras vidas, los que dan todo, que las ha habido, los que abren sus mentes a cierta altura y saben mirar en perspectiva, los que sufren sin decirlo...mucho, los que lo dicen para solucionar, los sabios que no le gustan las medallas los niños que sonríen y duermen, las mujeres en el bus camino del trabajo, esforzadas valientes y bellas sin adornos, las guapas adornadas que saben que todo es embuste, las tradiciones que cambian a Dios gracias y la libertad con respeto y la sabiduría.
    FELICES REYES MAGOS!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. VIVA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, VIVA EL RESPETO Y LA TOLERANCIA, VIVA LA CULTURA, LA SABIDURÍA Y EL PROGRESO DE LAS MENTES DE LAS PERSONAS, ABAJO EL CRIMEN, EL FANATISMO Y LA OPRESIÓN.......Y CUIDADO CON LA XENOFOBIA!!!!!!!.

    ResponderEliminar
  4. En "El nombre de la rosa", Umberto Ecco, hace proclamar al monje bibliotecario y malicioso en su amargura, que: "La risa es un viento diabólico, que deforma las facciones de la cara y hace que los hombres parezcan monos. Los monos no ríen. La risa es propia del hombre, como el pecado"."La risa mata el miedo y sin el miedo no hay lugar para Dios".
    En otro momento Guillermo de Baskerville, en su sabiduría y escandalizado por la maldad, le dice a su joven e inocente discípulo: "Huye, Adso, de los profetas y de los que están dispuestos a morir por la verdad, porque suelen provocar también la muerte de muchos otros, a menudo antes que la propia, y a veces en lugar de la propia".-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.