Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Asesinos natos

La muerte en directo retransmitida por las redes sociales de dos periodista americanos ha soliviantado a la “opinión pública”. Dos inocentes degollados friamente por un asesino que en este caso actúa en nombre de una facción del terrorismo islamista más radical. Nos explica el verdugo en el video que son ejecuciones por motivos religiosos y políticos. En la guerra que nos han declarado los terroristas del ahora llamado Estado Islámico de Irak y Levante desde hace ya decenios, estos dos asesinatos solo son dos gotas de agua. Forman parte de ejecuciones tan sonadas como el 11-S en Nueva York y el 11-M en Madrid y otros muchos atentados contra civiles inocentes en otras partes del mundo. Porque matar es fácil. Y una vez que uno se busca un buen pretexto o justificación entonces es más fácil todavía.

Las Guerras son un buen móvil –motivo, escusa- para asesinar a inocentes sin que estas muertes se les apunten a alguien en particular. Son los llamados efectos colaterales. Véase lo ocurrido estos días pasados entre el ejercito de Israel y los Palestinos de Gaza. Pero estos casos son “pecata minuta” en comparación con las grandes masacres que han sucedido en los últimos años delante de nuestros ojos y todos hemos mirado para otro lado… como no salían las imágenes en You Tube pues no nos removían las entrañas, ¿no?..

Solo en el siglo XX estoy seguro que han muerto muchos mas inocentes en injustificables guerras por motivos “políticos” y “religiosos” de lo que cualquiera de nosotros se puede imaginar. ¿Cuantos inocentes soldados y civiles murieron en la llamada Primera Guerra Mundial? ¿20 millones de “seres humanos”? ¿A cuantos se cepilló posteriormente el asesino genocida llamado Stalin? Se calcula que a unos 10 millones de personas. 

Y lo que sucedió en Alemania con Hitler y los judíos clama al cielo: 6 millones de asesinados en las cámaras de gas y campos de concentración. Y todo el pueblo alemán fue cómplice y testigo mudo de lo que estaba sucediendo y prefirieron mirar a los uniformes almidonados de las SS y a los pelos rubios de los arios de los cojones mientras se cargaban a los judíos y a los gitanos por la cara.

¿Y en la Segunda Guerra Mundial? Si, la de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki. ¿Y la guerra de Vietnam con el NAPALM y los productos químicos? Asesinatos a sangre fría de hombres mujeres y niños inocentes. Y los asesinos tratados como héroes.

Y las decenas de guerras “menores” entre personas de la misma raza, entre paisanos, que se han matado con odio y saña entre ellos por motivos religiosos, políticos o territoriales. Las “guerras” de Los Balcanes en la antigua Yugoeslavia y el intento de aniquilación del pueblo Bosnio. Las guerras crónicas de Chechenia, Ucrania y Rusia, donde solo mueren civiles desarmados. Lo de Camboya y el asesino de masas enloquecido Pol Pot; las masacres de inocentes en Laos, Birmania, Corea del Norte, dictaduras militares donde se asesina impunemente según el capricho del dictador de turno.

Y no me olvido de Africa y de los miles de criminales que han fomentado el exterminio de pueblos enteros cometidos en cientos de guerras absurdas y sin pies ni cabeza, como el genocidio de los Tutsi a manos de los Hutus. Los sanguinarios reyezuelos que fomentaban guerras tribales en Uganda, en Zaire, en Liberia, en Burundi, en Sudán, en Africa Central, en Angola, Etiopía, Biafra… ¿Cuántos muertos contamos o no hemos contado porque miramos a otro lado?

Las demoledoras dictaduras militares de Chile con el déspota Pinochet y de Argentina con los “vuelos de la muerte” del asesino Videla. Los terroríficos regímenes corruptos y criminales que masacraron a ciudadanos sin ton ni son como ha ocurrido en Guatemala, en Haití, en El Salvador, en Colombia con las FARC, en Nicaragua… Miles y miles de inocentes ejecutados cada día.

Y no tenemos ni idea de lo que ha ocurrido en China durante los decenios de oscurantismo y represión de Mao Tse Tung y sus descendientes. ¿Cuántos millones de personas habrán sido torturadas y asesinadas por nada? ¿Cuantos niños habrán muerto de hambre? Aun se ahorca en público en China a los condenados por motivos políticos.

Las guerras que se mantienen ahora mismo en Siria, Irán, Irak, Afganistan y otras zonas de Oriente Medio, tan solo tienen el objetivo de instalar un Estado Islámico fuerte y poderoso para poder continuar desde mas cerca la guerra que nos tienen declarada a Occidente, para mi la Tercera Guerra Mundial.

Nos quieren matar a todos, que lo sepan ustedes… no solo a esos dos pobres periodistas… a todos.

PD: No me he olvidado por supuesto de nuestra Guerra Incivil. Ha sido un clarísimo ejemplo de cómo personas civiles “normales” se convierten en asesinos natos en cuanto se les da un “permiso” para matar. ¡Cuantos españoles murieron a manos de españoles! ¡Cuantos fusilamientos en los arcenes, en las tapias de los cementerios, en las calles…! ¡Cuanto odio reconcentrado por parte de unos y otros! ¡Cuantos asesinos y asesinados entre nuestros abuelos y bisabuelos…! Mejor pasar página ya de una puñetera vez…




2 comentarios:

  1. Muy interesante la guerra todo lo convierte en basura....te dejo un poema que escribi hace tiempo!!!
    MAR NEGRO


    ¡Oh mar! ¡Mar negro!
    ¡Así te llaman!
    Por tus aguas profundas
    Por tu alma desgarrada
    La muerte asoma a tus vestidos
    Cuando te echan vertidos.

    ¡Los hombres luchas
    En tus costas!
    ¡Qué falta de amor!
    ¡Qué falta de cordura!
    Sufrimientos torturas,
    Con las guerras
    Todo se convierte en basura.

    ¡Oh mar que eres testigo,
    De que ya no existen los amigos!
    ¡Que negro se te ha vuelto
    El panorama!
    ¡Que negra agonía
    De noches sin mañanas!

    ¿Dónde se fue la Paz?
    ¿Dónde la Esperanza?
    Eres mi mar amado
    De noches blancas
    Horizonte de luz
    Que asoma al alba.

    ¡Que paren los vertidos!
    ¡Que paren ya los tiros!
    Que las flores no crecen
    En muros derruidos.

    CARMEN DIEZ COLORADO


    ResponderEliminar
  2. He vuelto a releer el articulo, la verdad es q es muy triste todo lo q esta pasando y ha pasado en el mundo....es por eso q nunca hay q olvida q tambien hay gente buena y pacifica amantes de la naturaleza....yo tengo el alma rota de ver tanta injusticia por eso las grito como tu a mi manera, en espera q la paz llegue a nuestro planeta te deseo un buen dia....gracias por compartir!!!!

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.