Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Debemos

Esta claro que esto no puede seguir así. El nivel de corrupción –el que conocemos hasta ahora- que se ha producido en España en los últimos lustros es intolerable e insoportable social y económicamente. Y no digamos jurídicamente, pero eso nunca se sabe, pues la mayoría de estos robos delictivos y criminales quedaran a lo peor en noticias periodísticas tan solo por la cara bonita de los ladrones…

La corrupción esta infiltrada como un virus contagioso que enferma y deja sin defensas a todas las instituciones, va socavando el Estado de Derecho hasta convertir a un país que debería ser sólido y estable en un apulgarado y ruinoso nido de ladrones.

Yo no sé si Podemos o no Podemos acabar con la corrupción generalizada y tolerada, pero lo que si sé es que Debemos intentarlo con todos los medios que disponemos las personas decentes. Decente significa “Honesto, Justo, Digno, que obra dignamente, conforme al estado o calidad de la persona…”

Debemos exigirle a los ciudadanos que optan por dedicarse a la política, la banca, la empresa, que sean Decentes y se sometan periódicamente a los mecanismos de control de decencia que implique su cargo público.

Debemos exigir decencia empezando por la Casa Real, escaparate de España ante el mundo y que debe ser ejemplo de limpieza y de transparencia para todos.

Debemos velar por la limpieza, imparcialidad e independencia del Poder Judicial y sus Tribunales de Justicia, sin que estén contaminados por las apetencias y veleidades de los políticos sucios y partidistas.

Debemos hacer una verdadera regeneración democrática en el Parlamento donde se sientan cada día políticos imputados por corrupción- eso sí, cobardemente aforados- y muchos sospechosos de delitos graves.

Debemos desenmascarar la corrupción de todos los Partidos Políticos tanto en su financiación como en el descontrol de los gastos internos y el enriquecimiento ilícito de sus afiliados, asesores, consejeros y otros cargos inventados para burlar dineros de los contribuyentes a sus propias cuentas corrientes.

Debemos cerrar para siempre todos aquellos Consejos Consultivos, Asesorías Técnicas, Observatorios, Oficinas, Agencias, etcétera que no son sino chiringuitos montados para cerrar bocas y pagar favores a los políticos excedentes con el dinero de todos los españoles.

Debemos desmantelar de una vez la corrupción de las Autonomías -empezando por la nuestra, por Andalucía, autentico nido de urracas desde hace años- que han creado un régimen clientelar más parecido a una mafia siciliana que a un sistema político democrático.

Debemos desenmascarar y poner al alcance de los jueces a los corruptos que se esconden detrás de las siglas y de los carnés de los partidos políticos, esos que se sientan en los sillones de todos los Ayuntamientos y Diputaciones con el único objetivo de robar y enriquecerse.

Debemos desmantelar el Sistema Bancario actual por injusto y atrabulario, donde se perdonan miles de millones a los mas ricos y se desahucia por unos cientos de euros a los pobres.

Debemos acabar de inmediato con las cláusulas abusivas e injustas en los contratos hipotecarios y de préstamos que empobrecen cada día mas a los pobres y enriquecen a los ricos.

Debemos controlar y sacar de los Consejos de Administración de las grandes Empresas (Ibex, etc) a los “políticos profesionales” y a los banqueros, pues esa practica demencial tan solo consigue encarecer cada día mas la luz, el agua, la gasolina, el gas… y enriquecer mas a los ricos.

Debemos impedir que los “empresarios” explotadores y delincuentes se vayan de rositas con el dinero de las personas decentes, denunciando ante los tribunales competentes sus injusticias.

Debemos exigir una política fiscal mucho mas justa y transparente donde paguen mas lo que mas ganan, no los que menos esconden…

Debemos exigir que se cumpla una política de pensiones a los mayores basada en las necesidades reales de quienes están en el otoño de sus vidas. Los jubilados no deberían tener carencias económicas en vivienda, salud, alimentos, compañía…

Debemos conseguir que la educación de nuestros hijos sea excelente y sin comisarios políticos adoctrinadores.

Debemos exigir que cada español profese en privado la religión que quiera, siempre que no coarte las libertades individuales.

Debemos poder exigir que se cambie la Constitución siempre que se vaya quedando obsoleta y anticuada… como ahora…

Debemos… etcetera…


3 comentarios:

  1. Yo votaría tu candidatura pero creo que no seriamos muchos, los deberes no gustan tanto como los derechos.

    ResponderEliminar
  2. DEBEMOS Y podemos (sin rintintín) quejarnos, yo hoy lo hago aquí porque ya estamos más que jartos con jota.
    Las actuaciones a la hora del traslado (cuestionable) de los dos sacerdotes a España y por el protocolo de "no contaminación y cuidados" que a la vista está ha sido defectuoso, pido y por pedir que no quede, la inmediata dimisión de la Sra. Mato, uff, que para eso es la responsable de la sanidad común!.
    Por otro lado, una que ya va pa vieja y malpensá, me da por pensar, ¿no harán de esto un negociete que se forren unos cuantos, no???????. Noooooooooooooo

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches, ¿como pronunciará Rajoy Tsizras?.- @debuenrollo.-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.