Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Sevillano

Este articulo es mi primera colaboración en el periódico digital XYZ "El periódico crítico sevillano".
Si pulsan en el título tienen acceso directo al periódico.

Sevillano

Hola lectores, comienzo mi colaboración con una declaración de independencia y libertad: soy un sevillano atípico libre de las ataduras que atenazan a esta bendita ciudad llena de atavismos y vestigios inquisitoriales. ¡Toma ya principio con dos pares! ¡Así se atrapa a los lectores! ¿O no?
Sevillano de Nervión, de la avenida de Eduardo Dato donde nací y me crié viendo pasar al tranvía y a los carros de la nieve, donde estaba mi colegio y de donde nacen mis recuerdos.
Sevillano de educación pues me educaron con sevillanas maneras a ser uno más entre ocho hermanos, muchos primos y muchísimos amigos, en aquellas familias numerosas que tanto echamos de menos ahora.
Sevillano de cultura de los años mágicos de mi juventud, los sábados o domingos al cine Nervión o al Goya, después al San Fernando, al Coliseo España, el programa con los resultados del futbol, bocadillos de calamares o boquerones en adobo, el 9 o el 17 en la Plaza san Francisco y para casa.
Sevillano de carrera y médico por la Universidad de Sevilla, sevillano de profesión y sevillano de ilusión.
Sevillano sin cofradías, sin vestirme nunca de nazareno ni salir de costalero. Mi capilla sigue siendo la de mi Colegio Portaceli. Sevillano que se pira en Semana Santa sin el más mínimo remordimiento.
Sevillano sin corbata ni chaqueta, sin fijador, sin camisas caras ni zapatos relucientes.
Sevillano sin abonos a las Maestranzas, aburrido de toros y sin costumbre operística, aunque no desaprovecho una invitación llegado el momento…
Sevillano feriante hasta hace pocos años, pero ya me aburro como una ostra en la Feria después del segundo día de farolillos.
Sevillano de la Hermandad del Rocío de Triana con la que he ido tantos años al Rocío, pero que ya me conformo con acompañar al Simpecado un día y a dormir a casita.
Sevillano de cincuenta y nueve años cumplidos, observador de mi entorno y del entorno de los que yo quiero querer.
Sevillano lector compulsivo desde que tengo uso de razón, me recuerdo sentado en el retrete leyendo la composición del champú Geniol de Fresa.
Sevillano que le gusta escribir.
Sevillano duro de oído pero que me entero muy bien de lo que me interesa y que presto atención aunque parezca que estoy distraído.
Sevillano de bares mas que de Iglesias, de barra mas que de mesas. ¡Odio a los malditos veladores!
Sevillano que ha sido cazador y que no va a pegar un tiro mas en su vida ni a matar animales por diversión.
Sevillano que disfruta de su profesión cada día mas y eso no tiene precio.
Sevillano que jugaba de niño al futbol todos los días en el campo del Sevilla y desde entonces llevo a mi equipo en mis genes, pero ni tengo acciones ni soy socio.
Sevillano de acento y de costumbres, de usos y maneras antiguas, cuidadoso de palabras y de refranes tradicionales.
Sevillano de Sevilla y provincia. Sevillano de Huelva y de El Rompido.
Sevillano en Andalucía y más sevillano todavía cuando cojo la autovía…
Porque “Sevilla tiene una cosa… que solo tiene Sevilla…” ¿Verdad?

2 comentarios:

  1. ÓLE TÚ, jajaj que artista más grande Dios mío de mi alma!

    ResponderEliminar
  2. FELIZ DÍA DE ANDALUCÍA, decir esta frase y quedarme callada sería lo más fácil y seguramente lo mejor. Que esta tierra mía es espectacularmente bonita, no lo saben bien quienes no la conocen. Desde Ayamonte hasta Almería, pasando por las playas de oro de Huelva y sus marismas azules también ella es rosa en sus atardeceres ribereños y roja en su río Tinto, y Cádiz la perla de Andalucía, su alegría a pesar de los pesares, joya antigua adornada con mucho arte, el valle del guadalquivir donde Sevilla revienta de belleza, es tan bonita mi ciudad que te deja sin aliento y casi no se puede respirar del choque monumental y de color, calor olor y fervor por una manera de ser y vivir enmedio de tanta y tanta belleza. A las tres ciudades las corona Sierra Morena, porque es morena. Y llegamos a la Córdoba mora y romana llena de historia antiquísima y macetas floridas, subimos un poco para Jaén monumental donde el arquitecto Andrés de Vandelvira dejó su huella de maravillas en esa Andalucía tan castellana, bajamos ya al mediterráneo porque pasada la agonía del guadalquivir en el oceáno, mi tierra tiene además ese mar a sus pies, Málaga la bella y cosmopolita, la de la cara bonita la del azul de sus playas, y nos quedamos sin respiración porque viene Granada, yo no se como explicar tanto, ciudad de ensueño y de cante, ciudad universidad, Dios mío de mi alma, que ciudad. Almería, yo la veo de oro, mediterránea y lejana. Mi padre fue y me contó como era, Almería me recuerdas a mi padre, ¿puedo decir más?, no. Bueno pues después de todas estas verdades quiero decir algo. No nos humillemos más, vamos a levantar la cabeza y vamos a avanzar, sin perder ni una mijita de nuestra esencia y nuestra cultura, pero vamos a prepararnos más, vamos a salir del sopor de la juerga del cante y del baile sin perderlos jamás porque el flamenco es nuestro patrimonio y de la humanidad, pero sin ensimismarnos y vamos a demostrarnos a nosotros mismos que somos mucho más. Carácter de emigrantes hacemos raya donde vayamos, para trabajar las dos manos y la cabeza y la dignidad, que ya no nos pisen más. Andaluces, libertad, mucha cultura y mucha dignidad. ! Viva Andalucía libre de cadenas! ! Viva!.- ojúcomomehequedao

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.