Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

La Indolencia


¿Es la indolencia el síntoma más llamativo síntoma de lo que sucede en Andalucía? Miro las acepciones de Indolente: 1. “Que no se afecta o conmueve” 2. “Flojo, perezoso” 3. “Que no siente dolor”. Y por asociación de ideas pienso en nuestra región andaluza y me la imagino como si fuera una paciente –la cual representara a la mayoría de los andaluces- que acudiera a la consulta del médico contándole sus síntomas. “Mire usted doctor, no se lo que me pasa pero desde hace años vengo notando que todo me da igual, siento una especie de desidia progresiva que hace que no me conmueva con nada, es como un dejarme ir con la inercia de los días, los meses y los años que pasan sin involucrarme para nada en cambiar las cosas, sin tener interés en el futuro. Me da la impresión de que no tengo iniciativa o al contrario, que nada va a cambiar por mucho esfuerzo que yo haga. O quizá es que me he convertido en una persona perezosa y holgazana que dejo que otros tomen decisiones por mi, sea lo que sea, y yo lo acepto sin más, porque sí…”

Yo sinceramente me revelo en contra de esta inoportuna ideación truculenta porque sé que Andalucía y los andaluces no somos así, no somos indolentes en absoluto.

Pero lo triste es que no deja de ser cierto que muchos españoles tienen esta visión de Andalucía: una región con una tasa de paro global casi del 32% y de un 57% en los menores de 25 años (datos EPA Andalucia 3º trimestre 2015) pero con una mayoría de ciudadanos desempleados acomodados en un régimen de prestaciones, subvenciones y ayudas como forma de subsistencia familiar que perpetúan el desempleo convirtiéndonos en una región anclada en el paro crónico. Al mismo tiempo se ha ido creando un entramado de redes clientelares alrededor de la Junta de Andalucía en forma de Agencias, Oficinas, Mesas, Laboratorios y Observatorios donde se da cobertura a incondicionales de partido político gobernante y a sus familiares, en contraste con las mínimas facilidades con las que cuentan los Autónomos de abrir nuevas empresas o de contratar nuevos empleados, ni de preocuparse en incentivar a los escasos Empresarios que aún resisten para crear nuevos empleos. Y el colmo de los colmos es la imagen de nuestros políticos andaluces del partido gobernante imputados en el reparto fraudulento de los dineros destinados a los EREs o a los Cursos de Formación y otros asuntos más propios de mafias que de políticos serios y honrados.

Lo que me gustaría decirles al resto de los españoles es que los andaluces no somos así, no somos indolentes. Al contrario, los ciudadanos andaluces somos tremendamente sensibles al dolor y al sufrimiento a pesar de estar acostumbrados a las penurias y a las injusticias, por eso tenemos al flamenco como mágica demostración de sensibilidad para expresar nuestras duquelas, por eso gozamos con nuestro maravilloso folclore, con nuestra rica poesía y con el arte en todas sus manifestaciones, con la métrica de nuestro idioma y con la música callada del toreo. Somos activos, imaginativos, positivos ante la adversidad, no nos arredra el trabajo duro -como muy bien saben nuestros vecinos y anfitriones catalanes- y por supuesto que sufrimos el dolor cuando nos hieren ¡Vaya si sabemos sufrir! El pueblo andaluz es fuerte, culto, sabio, honrado y digno de confianza.

Entonces ¿por qué la fama de indolentes? ¿Quién tiene la culpa de lo que está sucediendo en nuestra región para que sigamos anclados en la desidia y la abulia?

Los políticos gobernantes que desde años padecemos en el sur de España hacen que los Andaluces sigamos estando retrasados no solo económicamente sino también culturalmente con respecto al resto de las otras regiones. “Gracias” a las políticas educativas, desde hace lustros nuestros jóvenes estudiantes obtienen las peores calificaciones en los estudios de bachillerato. Los índices de absentismo escolar diario y de abandono precoz de los estudios son alarmantes. Nuestras Universidades no destacan y los recién licenciados, que ingresan directamente en las listas del paro, han de marcharse al extranjero a buscar trabajo. La investigación es anecdótica y a menudo autofinanciada, no se crean nuevas empresas, al contrario, cada vez cierran mas y muchas por culpa de los atrasos en los pagos de la Administración…


Por eso me pregunto ¿De donde procede en realidad la Indolencia que se nos atribuye a los andaluces? Yo respondo: los indolentes son los que tiene las riendas políticas sociales y económicas de nuestra bendita Andalucía. Ellos exhalan indolencia por todos los poros. La indolencia acomodaticia que surge de muchos años de tener el poder absoluto, sin sufrir las consecuencias derivadas de sus actos dolentes en sus propias carnes…

5 comentarios:

  1. Te hago llegar en forma de comentario algo que he encontrado en una de mis múltiples búsquedas por hemerotecas y filmotecas acercas de eventos relacionados con nuestra Sevilla.
    Te dejo un enlace correspondiente a una película de NODO cuyo audio esta estropeado pero que corresponde a un concurso internacional de tiro pichón, correspondiente al trofeo Cantábrico, celebrado en 30 de agosto de 1952 en Gudamendi (San Sebastian). No se si tendrás este film, pero por si acaso te lo remito.
    El enlace:
    http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/not-505/1469596/

    Pincha en VIDA DEPORTIVA y pon desde el minuto 2.41 hasta 3.30

    Si no lo tienes.....disfrútalo.


    ResponderEliminar
  2. Joé Pincho que pasada!!!! ¿Como lo has encontrado? Por supuesto que no lo tenía, ni conservo oblicuas de mi padre desgraciadamente. En esta debería tener 22 años, ya andaba ganado copas por todos los Tiros de España. ¿Como sabias que era él? ¿Has encontrado más? Muchas gracias de corazón.

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que te haya gustado.
    Como dije anteriormente soy un devora hemerotecas/filmotecas de absolutamente !todo¡ lo relacionado con Sevilla y un día buscando temas sobre el rugby sevillano, deporte que practique durante la carrera (Medicina Rugby), me entretuve en un articulo de ABC fechado el 27 de diciembre de 1950 referente a un partido entre el Atl. de Madrid y el Sevilla rugby club en el estadio del Nervión. Era el primer partido de rugby que se producía en Sevilla. Pues bien como de camino me leo ese ABC enterito, en la pagina 21 del mismo aparecía una nota sobre la Copa de Navidad de tiro pichón en el Carambolo y en ella salia el nombre de Celso Pareja Obregon. Al leer el articulo recordé una entrada que escribiste hace años en tu blog titulado "Escopetas" y eso me hizo realizar una búsqueda mas extensa sobre el tema llegando entre otros a otro articulo publicado en ABC de Madrid con fecha 31 de agosto de 1952 que en su pagina 44 hablaba del premio Cantabrico de Gudamendi y ademas me coincidió con un resultado en filmoteca Nodo que correspondía a ese mismo articulo. Visione la película y recordé la foto que ponías en tu entrada "Escopetas" y reconocí a la persona de la que tu decías que iba con "tiradora cómoda" y "cintilla al cuello" que era tu padre por lo que lo ensamble todo y cuando he podido te lo he enviado aunque sea a modo de comentario.
    Así de sencillo y de complicado a la vez. Si encuentro algo mas no dudes que te lo enviare.

    Fuerte abrazo compañero.

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.