Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Yo Cazador


Mi amigo Cesar Cadaval hace tres años estuvo de viaje por Africa y se hizo fotos en una reserva cinegética con algunas de las piezas cazadas por cazadores profesionales. Esas fotos han sido publicadas en las redes sociales Twiter y Facebook, al parecer con malas intenciones, puesto que desde entonces le han llamado de todo menos bonito, asesino, criminal, le desean la muerte y la ruina económica, insultan a su mujer y a sus hijos, lo amenazan constantemente… y todo en nombre de la “defensa de los animales” y de una supuesta “ecología” esgrimida por unos bestias que no tienen la menor idea de lo que hablan porque no se preocupan de informarse, tan solo disfrutan del insulto soez y de rebuznar consignas estrafalarias. Ellos mismos se convierten en depredadores feroces, en alimañas sedientas de sangre humana, en zombis cazadores de personas que buscan su minuto de gloria en 140 caracteres llenos de mierda y fetidez.

Estos insultadores mediáticos se retratan a sí mismos destilando odio y violencia, pero no aportan ni una sola razón que justifique su postura. Insultar está de moda y si es a un famoso pues mejor. Y si además me gano unos cuantos seguidores en las redes mejor aún. ¿Qué chuli, eh?

Pienso yo: ¿defienden con el mismo ahínco la vida humana que la de los leopardos?

Yo sí se de lo que hablo. Me declaro cazador desde que mi padre me enseñó siendo un niño.  Gracias a mi padre y a su afición desmedida por la caza he disfrutado del campo y de la naturaleza durante los años más importantes de la vida de una persona, la infancia, la adolescencia y la juventud. Lo recomiendo como parte de la educación social pues la caza enseña a disfrutar del campo abierto, de sus colores y olores, de sus sonidos de vida, de sus luces, sus sombras, sus solanas y sus umbrías, pero sobre todo a conocer las costumbres de los animales en libertad.

Aprendí del mejor cazador el uso y disfrute de las armas de fuego que me han acompañado desde entonces. He cazado zorzales, palomas, tórtolas, perdices, patos, conejos, liebres, zorros, jabalíes, ciervos… Gracias a la cacería hoy soy un amante de los animales, les tengo un gran respeto y soy su mayor defensor.

Los cotos de caza son explotaciones cinegéticas absolutamente legales y con unos rígidos controles de calidad en la conservación del equilibrio medio-ambiental. Los cazadores regulamos el número de especies para mantener el equilibrio correcto de aves, de conejos, de reses, para que no haya sobrecrecimiento potencialmente peligroso para la fauna de una región.

Y si esto es así en Andalucía, en Africa los controles son mucho más estrictos, los animales están protegidos en grandes áreas vigiladas constantemente, tan solo se permite la caza regulada de machos adultos de especies no amenazadas. Los permisos de caza se dan con cuentagotas. La caza furtiva e ilegal se paga con la cárcel, a veces con la vida del cazador furtivo si se enfrenta a los policías custodios de las reservas de caza.

Y porque mi amigo Cesar Cadaval, que es cazador legal y con todos los permisos en regla, se hace unas fotos con unos animales recién cazados, le estáis llamando asesino y deseándole la muerte a él y los que lo defendemos.

Son ustedes unos cobardes. Unos necios. Incultos voceros de los manejadores de masas aborregadas. Se os está poniendo cara de carceleros de campos de concentración, con tanta mala baba que destiláis. Nazis.

Y ya os digo que no voy a perder ni un solo segundo en defenderme de vuestros insultos y amenazas por una razón muy simple: No os tengo miedo.


Soy cazador.

2 comentarios:

  1. Carmen Otero Neira Si señor que bien habla este señor y con que razón!! Poco más que añadir. Mi apoyo incondicional a Cesar y a toda la familia Cadaval!!! Las insensateces, despropósitos, amenazas y falsedades que se han vertido estos dias son propias de los descerebrados, mala gente, desinformados y a la vez crueles "individuos" que no tienen... lo voy a decir ni puta idea y que vierten sus frustraciones sobre los demás porque tienen una vida muy pobre. Habría que denunciarlos!! Cesar Ramón Cadaval Pérez tú eres una gran persona y con un corazón tan grande que ninguno de estos "individuos desaprensivos" jamás podrán llegarte ni a la suela de los zapatos. Vuelvo a reiterar mi apoyo incondicional a ti y a los tuyos!!!

    ResponderEliminar
  2. Suscribo de pe a pa. Otro cazador.

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.